ATG Capitulo 76 ¡Te Destruiré Primero!

Capitulo 76 : ¡Te Destruiré Primero!

Xiao Luocheng de pronto poniéndose de pie, sin duda estaba en contra de las expectativas de todos. Aunque Yun Che había robado el show por derrotar continuamente a cinco personas y conmocionó a todo el público, su gloria, todavía era incomparable a la de Xiao Luocheng. Todo lo que Yun Che había exhibido, fue suficiente para que él camine en la mejor clase de talentos dentro la generación joven de Ciudad Luna Nueva; sin embargo, Xiao Luocheng estaba al nivel de súper genio que fue suficiente para entrar a una de las Cuatro Sectas Principales. Si Yun Che fuera de repente a desafiar a Xiao Luocheng, entonces ello aún no sería tan impresionante, y a lo mucho, sería considerado como la sobrestimación de sí mismo. Pero si Xiao Luocheng toma la iniciativa de ponerse de pie por sí mismo, sería demasiado pensar en provocarlo…

¿Podría ser que él quiera combatir con Yun Che? ¡De ninguna manera! Absolutamente imposible. Considerando el estatus de Xiao Luocheng, orgullo y fuerza, ¿por qué intencionadamente se rebajaría así mismo para luchar con un discípulo del Palacio Profundo Luna Nueva recién admitido? Pero si no fuera a hacer esto, entonces ¿Exactamente qué quiere hacer?

No sólo Xia Luocheng se acercó por su propia voluntad, su mirada también había permanecido en él todo el tiempo, lo cual también provocó alguna sospecha surja en el corazón de Yun Che. Él de inmediato puso una sonrisa y dijo: “Joven Maestro de la Secta Xiao debe estar bromeando. Soy solo un discípulo ordinario del Palacio Profundo Luna Nueva, así que soy definitivamente indigno de estar llevando el título de “Nueva Estrella”. En Ciudad Luna Nueva, el único que tiene las cualidades para ser llamado una estrella es usted; joven maestro de la Secta Xiao, solo usted es digno de ese título.”

“¡Jajajaja!” Xiao Luocheng comenzó a reír; la risa llevaba un aire de realeza que simplemente no parecía que viniera de la boca de un joven de dieciséis años: “Hermano Yun es demasiado modesto. Creo que después de la sesión de entrenamiento de hoy, el nombre del Hermano Yun indudablemente repercutirá a través de toda Ciudad Luna Nueva. En cuanto a tus logros futuros, definitivamente serán inconmensurables. El hecho de que yo, Xiao Luocheng pudiera venir en persona hoy, también puede ser contado como un golpe de gran fortuna.”

El rostro de Yun Che de pronto reveló una expresión de estar anonadado por la adulación. Él rápidamente dijo: “Las palabras del joven maestro Xiao son realmente demasiado halagadoras. Mi capacidad, en frente del joven maestro Xiao, es comparable a una pequeña luminiscencia en frente de la brillante luna; y no es digna de siquiera ser mencionada. ¿No sé si el joven maestro de la Secta Xiao tiene… ¿Algún consejo? Este Yun Che definitivamente escuachará con cuidado.”

“Jeje, el Hermano Yun no necesita ser tan modesto, así seas una pequeña luminiscencia o la brillante luna, cualquiera de los presentes naturalmente lo sabría en su corazón. La razón de por qué imprudentemente vine hacia aquí, fue para pedir al Hermano Yun un favor. Justo hace un momento, el Hermano Yun había admirablemente exhibido su fuerza, y consecutivamente derrotó a cinco grandes discípulos de las siete sectas mayores; aparte de mi asombro y admiración, mis manos han comenzado a picar, así que quería consultar con el Hermano Yun un poco. ¿No sé si el Hermano Yun está dispuesto?” Xiao Luocheng cortésmente preguntó mientras veía a Yun Che con un rostro sonriente.

Tan pronto como las palabras dejaron la boca de Xiao Luocheng, el salón principal estalló en murmullos, e incluso Yun Che estaba aturdirdo.

“Xiao Luocheng está activamente desafiando a Yun Che… Ah, no, no, ¿él está proponiendo activamente intercambiar consejos con Yun Che? Esto esto…. ¡Es irracional”

“Incluso si Yun Che es extremadamente asombroso, e incluso si uno lo llama el mejor discípulo del Palacio Profundo Luna Nueva en un siglo, todavía puedo creer eso. Pero Xiao Luocheng y Yun Che no son siquiera personas del mismo nivel; ¿cómo podría Xiao Luocheng proponer entrenar con él? No importa cómo piensen sobre ello, esto no tiene sentido.”

“¿Podría ser que la derrota de las siete sectas fue tan desagradable, que el joven maestro Xiao quiere recuperar el prestigio de las siete sectas, y al mismo tiempo, dejarle saber a Yun Che lo que es un verdadero genio?”

Yun Che no respondió de inmediato y se quedó allí aturdirdo, como si estuviera estupefacto por las palabras de Xiao Luocheng. Sin embargo, durante este tiempo, su visión nunca había dejado los ojos de Xiao Luocheng de principio a fin. En este momento, Xiao Luocheng estaba a cinco pasos de su posición; su actitud imponente y serena llevaba un alejamiento inocultable. Pero Yun Che podía sentir que bajo su apariencia exterior inofensiva, allí existía una gruesa energía profunda y una intangible fuerza. Su cuerpo entero era como una bestia feroz oculta en un profundo abismo que permanecía inmóvil; si se movía, quien sabe cuan atemorizante sería.

Pero esto no eran importantes; lo que era importante, fue que profundo dentro de sus ojos, Yun Che podía ver un aura siniestra gélida.

Él estaba demasiado familiarizado con este tipo de aura.

Este Xiao Luocheng, ¡quiere destruirme! Esta fue la respuesta a la que Yun Che llegó de inmediato a medida que su mente también al instante se enfrío.

¿Pero porque? Él y yo nunca hemos cruzado caminos antes, y además, no tenemos ningún conflicto de intereses; hoy también fue la primera vez que nos hemos encontrado. Él claramente no tiene alguna razón para actuar de esta manera.

¿Es simplemente para estrangular a un talento emergente, una ‘Nueva Estrella’, que puede convertirse en su futuro enemigo?

Lo cual significa, ¿que mi aparición hoy lo hizo más o menos, un poco temeroso?

Si eso es realmente verdad, entonces este aspecto inofensivo del joven maestro de Secta podría decirse tener la astucia y el corazón de un demonio.

Como él pensó hasta aquí, Yun Che de repente habló con una voz un tanto aterrorizada: “¿El joven maestro de la Secta Xiao quiere intercambiar consejos conmigo? Esto…. No es que yo, Yun Che, sea modesto; pero a pesar de que recientemente entré a Ciudad Luna Nueva, he oído que el joven maestro de la Secta Xiao ya tiene pisado medio pie en el Profundo Reino Verdadero a una edad tan joven. Comparada a mi minúscula cantidad de energía profunda, la verdadera fuerza de del joven maestro de la Secta Xiao está demasiado apartada; para ser capaz de intercambiar consejos con el joven maestro de la Secta Xiao, yo honestamente no puedo suprimir ese miedo.” Pero inmediatamente, su tono cambió y francamente dijo: “Sin embargo, puesto que el joven maestro de la Secta Xiao ve tanto en mí, yo, desde luego, no puedo negarme. Para ser capaz de entrenar con el joven maestro de la Secta Xiao, cuyo nombre puede incluso ser escuchado a quinientos kilómetros de lejos; esto sería mi, el honor más grande.”

“¡Genial!” “iao Luocheng asintió en satisfacción y dijo con una sonrisa: “Ya que estamos entrenando, entonces, obviamente tendremos la más justa de las condiciones como la premisa básica. Hermano Yun ya ha peleado cinco encuentros consecutivos, así que supongo que el agotamiento debe ser abrumador; además, estás herido del brazo izquierdo. Antes de que entrenemos, Hermano Yun debes descansar un rato. Cuando la energía profunda del hermano Yun se recupere, entonces tendremos una justa sesión de entrenamiento.”

“No, eso no es necesario.” Completamente fuera de las expectativas de todos, y en el rostro de la razonable sugerencia de Xiao Luocheng el cual también era beneficioso para él, Yun Che en realidad se negó, sin la más ligera pizca de vacilación: “Aunque agoté bastante energía, más o menos todavía conservo alguna energía de más, lo cual debería ser suficiente para entrenar con el joven maestro Xiao por un poco. En cuanto a la herida en mi brazo, es más una ligera herida que no debe ser demasiado grave. Además, sólo estamos entrenando; no es una batalla a muerte. Puesto que no importa si es justa o no, ¿por qué debemos desperdiciar el tiempo de todos porque yo, Yun Che agoté un poco de energía y tengo una herida menor?”

Las palabras que vinieron de Yun Che aturdieron completamente a todos dentro el salón. Porque, a menos que fuesen sordos, de las palabras de Yun Che, cualquiera podría escuchar una especie de…. ¡¡Extrema auto confianza y arrogancia!!

“¡Mierda! Este Yun Che… ¿Qué está tratando de hacer?”

“¡Qué es esto de ‘más o menos tiene algo de energía, lo cual debería ser suficiente para entrenar con el Joven Maestro Xiao por un poco’! ¿Quién se cree que es? ¿Quién cree es Xiao Luocheng?”

“Yun Che es en efecto un genio superior; uno no tiene más opción que reconocer esto. Pero para ser tan arrogante en frente de Xiao Luocheng, él prácticamente no conoce los límites de sus propias capacidades. ¡Él simplemente pide ser humillado! Si batalla contra Xiao Luocheng, un mero pie puede ser suficiente para aplastarlo dentro minutos.”

*Suspiro* “Olvídalo. Él mismo que acababa de llegar a Ciudad Luna Nueva, estimo que sólo había oído un poco de la fama de Xiao Luocheng, y simplemente no entiende cuan horroroso es él. Apostaría que si se quedara en Ciudad Luna Nueva por un mes, incluso si tuviera diez veces la cantidad de coraje, él no se atrevería a decir tales cosas.”

“Jeje, esto será interesante. Imagino que después de escuchar estas palabras, Xiao Luocheng también estaría enojado. Tal vez, él será derrotado del modo más miserable…. Jeje, esto será un buen espectáculo.”

“¡Hermano Menor Yun!” Lan Xueruo frunció sus finas cejas, e inmediatamente recordó ven voz baja: “Aunque este Xiao Luocheng es de la misma edad que tú, su fuerza es completamente diferente comparada a las personas con que luchaste antes; puedes decir que él está simplemente en otro nivel, no debes…”

“No te preocupes Hermana Mayor.” Yun Che en realidad la había interrumpido, y habló sin cuidado: “Mi estado actual no es tan malo como crees. Además, todo lo que estoy haciendo es intercambiar consejos con el joven maestro de la Secta Xiao; no importa el resultado, ello no sería tan malo.”

“Pero…..”

Lan Xueruo aún tenía más que decir, pero Yun Che le dio una mirada muy suave y reconfortante. Después de lo cual, él giró hacia Xiao Luocheng y dijo: “Joven maestro de la Secta Xiao, vamos a empezar ahora mismo. ¿Qué dices?”

De hecho, después de las palabras que Yun Che había dicho antes, él era ya incapaz de echarse para atrás. Lan Xueruo sólo podía suspirar en su corazón y en silencio sentarse con un corazón lleno de preocupación.

Xiao Luocheng sonrió, pero cualquiera podía ver que su sonrisa era un poco forzada. Esta era quizás la primera vez en toda la vida de Xiao Luocheng que se había encontrado con alguien que se atrevió a ser tan arrogante en su presencia. Él estrechó sus ojos y lentamente dijo: “Si esto es en lo que el Hermano Yun insiste, entonces, yo naturalmente respetaré la decisión del Hermano Yun. Únicamente, el estado actual del Hermano Yun es preocupante; cuando se lucha continuamente cinco encuentros y se agota tanta energía profunda, la energía protectora corporal sin duda será mucho más débil que antes. Tanto así que puede colapsar en cualquier momento. Si fueras a sufrir mi golpe en ese momento, hay la posibilidad de sufrir heridas severas. Si eso sucediera…”

“Jaja, joven maestro Xiao piensa demasiado.” Yun Che inconscientemente sonrió: “Cuando se entrena, una situación donde uno no puede contenerse es inevitable; sería normal que heridas leves o incluso serias aparezcan. Además, fui yo quien insistió en entrenar con el joven maestro de la Secta Xiao en mi condición actual. Incluso si en realidad fuera a sufrir serias heridas, el joven maestro de la Secta Xiao definitivamente no sería culpado. Sobre este punto, todos los presentes pueden actuar como testigos. Por lo tanto, el joven maestro Xiao no tiene por qué preocuparse sobre estar conteniéndose en lo absoluto. Por favor, deje que esta persona, nueva en Ciudad Luna Nueva, abra sus ojos y experimente la fuerza del más fuerte dentro la generación más joven.”

A medida que estas palabras vinieron de Yun Che, los dignatarios del Palacio Profundo Luna Nueva estaban tan sorprendidos que casi caen de sus asientos. En cuanto a aquellos del lado de las siete sectas, especialmente aquellos de la Secta Exterior de la Secta Xiao, había muchos que no podía dejar de reír en voz alta.

¡¡Este hijo de p*ta…… ¡Prácticamente está cavando su propia tumba!!

Xiao Luocheng miró profundamente a Yun Che. Esa expresión… Era como si estuviera mirando a un retardado.

“Pero ya que estamos hablando acerca de esto, si yo, Yun Che fuera a tener suerte… Y accidentalmente fuera a herir al joven maestro Xiao, entonces…”

Tan pronto como las palabras dejaron la boca de Yun Che, el lado de las siete sectas instantáneamente cayó en risa de nuevo. A pesar de la situación actual, algunas personas empezaron a reír salvajemente sin la más ligera restricción. Algunos incluso rieron tan duro que comenzaron a rodar en el suelo mientras sostenían sus estómagos; era como si hubieran oído el chiste más gracioso en el mundo. Pero nadie del lado del Palacio Profundo Luna Nueva podía reír, y la ansiedad fue escrita en cada uno de sus rostros… Si era posible, ellos tuvieron un deseo incomparable para hacer que Yun Che retire esas palabras que acababa de decir a Xiao Luocheng…. Por supuesto, con la excepción de Murong Ye. Él apretó fuertemente sus dientes a medida que sus dos mejillas temblaron, y era casi incapaz de controlar su risa varias veces ya.

¡Este retardado, en realidad cavó un agujero e intenta saltar en él! En realidad había alguien tan estúpido… ¡Xiao Luocheng, debes golpearlo hasta que esté lisiado, golpéalo hasta que esté medio muerto!

“¡Jajajaja!” Xiao Luocheng carcajeó en voz alta, y dijo: “Si soy herido por Yun Che, entonces se considerará mi falta de habilidad, y por supuesto, la culpa no caerá sobre la cabeza del Hermano Yun en lo más mínimo; todos aquí pueden también ser testigos.”

Justo después de que la voz de Xiao Luocheng se desvaneció, el Jefe Dignatario de la Secta Sol Nublado, Yan Zizai ya había gritado en voz alta: “Ambos pueden estar seguros, con muchas personas aquí hoy, y muchos ojos observando, naturalmente seremos sus testigos más sólidos. Si cualquiera de ustedes es bastante desafortunado para recibir severas heridas mientras entrenan, el oponente no debe ser culpado; de lo contrario, sería una persona despreciable que no puede mantener a su palabra.”

Después de estas palabras de Yan Zizai, cada secta inmediatamente estuvo de acuerdo una tras otra. Estas palabras, estaban obviamente dirigidas al Palacio Profundo Luna Nueva; porque simplemente no había quien creía que Yun Che podría incluso dañar a Xiao Luocheng.

Cuando se habla sobre Yun Che, quien mayormente había agotado su energía profunda y estaba incluso ligeramente herido, no había ni siquiera una oportunidad para que él pueda posiblemente salir victorioso.

Sikong Han reveló una mirada amarga, a medida que sus ojos suplicantes miraron a Qin Wuyou. Pero bajo la mirada de las siete sectas, Qin Wuyou asintió lentamente con su cabeza.

“¡Bien!” Dijo calmadamente Xiao Luocheng, “dado que este es el caso, espero recibir la orientación del Hermano Yun. También pido al Hermano Yun… Sea indulgente hacia mí.”

‘Sea indulgente hacia mí.’ Estas cuatro palabras que Xiao Luocheng había dicho eran extremadamente irritantes para el oído.

Yun Che débilmente sonrió y no respondió. Su respiración se volvió tranquila y concentró su mirada; ¡la primera puerta de las Venas Profundas se abrió de nuevo!

Según la advertencia de Jazmín, con la actual condición de su cuerpo, la primera puerta sólo podía estar abierta una última vez por una docena de segundos; de lo contrario, su cuerpo y Venas Profundas inevitablemente estarían sobrecargadas, y sufrirían daños imprevisibles.

Pero estas docenas de segundos… ¡¡Son más que suficiente!!

Desde la profundidad de los ojos de Yun Che, una luz extremadamente peligrosa destelló desde dentro……

No te molesté, no te provoqué. Y aun así deseas destruirme.

Puesto que es así…….

¡¡Te destruiré primero!!

ATG Capitulo 75 Xiao Luocheng
ATG Capitulo 77 Caída de la Luna Hundimiento de la Estrella