ATG Capitulo 75 Xiao Luocheng

Capitulo 75 : Xiao Luocheng

Lu Zhannan se levantó del suelo, maltratado y exhausto; su complexión estaba espantosamente blanca y un agujero ya había quemado a través de la ropa en su pecho, revelando su piel que estaba casi chamuscado. Bajo la protección de su energía profunda, la llama de Yun Che en realidad no lo dañó gravemente; sin embargo, el dolor que fue traído por el fuego que se encendió dentro de su cuerpo era suficiente para hacer que lo recuerde por una vida, y también imprimió una cicatriz muy profunda en las profundidades de su corazón. En este momento, su mirada hacia Yun Che estaba llenó con horror. Él bajó su cabeza, arrastró su espada, y se dirigió de nuevo hacia el Pabellón de las Siete Espada Mortales sin otra palabra.

Sabía que hoy, se había convertido por completo en la ‘piedra de paso’ de la que Yun Che había hablado. Recordando ahora, las diversas burlas y desdén que tuvo hacia Yun Che antes eran solo como un montón de chistes que él abofeteó en su propio rostro.

“Lu Zhannan… En realidad… ¡¡Perdió!!”

“¡Qué aterrador! ¿Qué clase de fuerza tiene Lu Zhannan? ¡Incluso él fue derrotado por Yun Che!”

“Dieciséis años… Un Primer Nivel del Profundo Reino Naciente, pero su fuerza profunda era tan alarmantemente profunda y gruesa; sus habilidades de movimiento fueron aún más extrañas e inconmensurables. Además, ¡él sabia de un arte profundo del atributo fuego de tal alto grado! El arte profundo del atributo fuego que mostró justo ahora, parece ser diferente de la Secta Sol Nublado y el Clan Cielo Abrasador, pero su nivel es tan alto que es atemorizante… ¡Él claramente sólo tiene dieciséis años!”

“¡Esta clase de talento, a pesar de que no puede ser igualado con Xiao Luocheng, la diferencia no es demasiada tampoco! ¡Tal vez, es suficiente para estar a la par con Fen Ziluan del Clan Cielo Abrasador! Entre la generación más joven dentro Ciudad Luna Nueva, su talento es suficiente para entrar en el top cinco… ¡No, los tres primeros!”

Desde los discípulos hasta los dignatarios, todo el mundo del Pabellón de las Siete Espada Mortales todos perdieron sus espíritus, debido a que ellos eran los que entendían mejor las habilidades de Lu Zhannan; pero con una fuerza como la suya, en realidad fue derrotado por un discípulo de dieciséis años del Palacio Profundo Luna Nueva. Este tipo de impacto espiritual era demasiado grande, tan grande que no podían creer la realidad que vieron.

Xuan Yu, Yan Ming, y Feng Guangyi, quienes fueron derrotados anteriormente por Yun Che miraron fijamente por un tiempo aún más largo, sus gargantas se tornaron secas… Cuando fueron derrotados por Yun Che, cada uno de ellos se negó a aceptarlo en sus corazones; pero ahora, ¡entendieron claramente que su pérdida estada lejos de ser injustificada! Cuando Yun Che había luchado con ellos, él claramente no desató toda su fuerza; ¡quizá él ni siquiera usó la mitad de su actual fuerza! De lo contrario, su pérdida habría sido incluso más rápida y más trágica. Pensando ahora, su arrogancia en frente de Yun Che antes… Fue simplemente como un perrito ignorante ladrando furiosamente a un cachorro de león.

“Este tipo de talento es extremadamente raro incluso en las siete sectas con su fuerte y sólido patrimonio, y semejante discípulo inesperadamente apareció en nuestro Palacio Profundo Luna Nueva! Tal vez, este Palacio Profundo Luna Nueva el cual había estado en silencio por todos estos años pueda alzarse a causa de él.” Sikong Han habló conforme suspiraba emocionalmente.

Los dos dignatarios a su lado también asintieron lentamente con sus cabezas, y profundamente estuvieron de acuerdo con él.

Por no querer decir que eran talentos necesitados en exceso, y nunca aparecerían en exceso tampoco. Siendo capaz de tener uno era suficiente para traer prestigio de una familia. Y con el Palacio Profundo Luna Nueva siendo el único Palacio Profundo que fue establecido en Ciudad Nueva Luna por la Familia Imperial, el cielo sabe cuántos años habían pasado desde que un genio de primer nivel que podría ser comparable a los talentosos de las siete sectas habían aparecido. Esta fue también la razón principal de por qué los del Palacio Profundo Luna Nueva siempre fueron incapaces de levantar su cabeza en frente de las siete sectas. Y esta “maldición”, quizás sería rota empezando con la aparición de Yun Che… ¡No! ¡Ya se ha roto! Esta vez, únicamente a causa de Yun Che, el Palacio Profundo Luna Nueva finalmente se había puesto de pie con orgullo y dejó salir su vapor hacia las siete sectas que vinieron a mostrar su fuerza. Esto también hizo que las miradas de los discípulos de las siete sectas, ya no contenga la arrogancia y desprecio que tuvieron cuando entraron por primera vez al Palacio Principal.

Mientras tanto, los discípulos del Palacio Profundo Luna Nueva estaban todavía en shock. ¡Enfrentando al poderoso Lu Zhannan, Yun Che, quien solo tenía dieciséis años había ganado una vez más! El shock que ellos recibieron que fue traído por este resultado era indescriptible con palabras. ¡Un primer nivel en el Profundo Reino Naciente derrotando a un séptimo nivel en el Profundo Reino Naciente; qué tipo de talento horripilante debe uno poseer para lograr esto! ¡Esta fue también la primera vez que supieron que un primer nivel en el Profundo Reino Naciente en realidad podría alcanzar tal terrorífico poder! Ronda tras ronda, casi cada encuentro fue una victoria que había excedido sus predicciones; ello era como si estuvieran dentro de un sueño.

“Siempre pensé que mi talento ya era considerado como un nivel de genio, pero comparado con el Hermano Menor Yun… *Suspiro* Ni siquiera vale la pena mirarlo.” Dentro de los asientos, bastantes discípulos del Palacio Profundo Luna Nueva suspiraron entre sí. Para ser capaces de asistir a este banquete de hoy, sin duda, la mayoría de ellos eran los discípulos élite del Palacio Profundo Luna Nueva, y naturalmente tendrían el orgullo clavado dentro de sus corazones. Sin embargo después de presenciar las cinco batallas seguidas de Yun Che, el orgullo dentro de sus corazones se había desvanecido sin dejar rastro; sus corazones estaban llenos de respeto y admiración a este hermano menor que se acababa de unir al Palacio Profundo.

“Es este… Realmente mi cuñado…” Quién sabe cuantas cientos de veces Xia Yuanba murmuró esto, sus ojos mirando bien abiertos desde el principio hasta el final.

Él y el Hermano menor Yun asimismo vienen de la misma pequeña Ciudad Nube Flotante localizada en el Este. En ese lugar, seguramente no habría ningún recurso de alto grado; y bajo tales condiciones, el Hermano Menor Yun en realidad pudo llegar a tal reino. Si hubiera nacido en una secta mayor, su logro ahora ciertamente sería aún más universalmente impresionante… Lan Xueruo silenciosamente pensó en su corazón.

Él… ¡No era él la persona que estaba buscando por todo este tiempo!

A medida que pensaba esto, los encantadores ojos de Lan Xueruo estaban en un tumulto violento y liberaron un resplandor incomparablemente conmovedor. Su mirada hacia Yun Che también sutilmente cambió de repente. Yun Che claramente había consumido una gran cantidad de energía después de luchar cinco batallas consecutivas; a pesar de que parecía estar tranquilo en el exterior, su frente ya se había cubierto de gotas de sudor y su respiración también obviamente se volvió más apresurada. En su brazo izquierdo, el corte sangriento era una vista horrible para ver, y la sangre que fluía ya había teñido la mitad de su manga a un rojo escarlata.

Lan Xueruo inmediatamente se levantó; sacó todos los diferentes tipos de ungüentos que llevaba, caminó rápidamente hacia Yun Che, y preguntó con preocupación: “Hermano Menor Yun, tu brazo está herido, ¿cuán severa es la herida?”

Yun Che sonrió y respondió: “Está bien, sólo es un rasguño que no alcanza el hueso. Además, ya se ha detenido el sangrado. Gracias Hermana Mayor por la preocupación.”

“Deja de actuar duro, ven, deja que esta Hermana Mayor eche un vistazo.” Lan Xueruo estiró sus manos parecidas al jade y levantó el brazo de Yun Che cuidadosamente a medida que comprobaba sus heridas. Siguiendo eso, su rostro reveló una expresión de asombro. Aunque la herida en el brazo de Yun Che era muy profunda, pero como había dicho él, en efecto no había alcanzado sus huesos. ¡Esa fue indudablemente una cortada de Lu Zhannan, pero sólo causó este tipo de herida que solo puede ser considerada una herida menor!

Sin mencionar el primer nivel del Profundo Reino Naciente, incluso si una persona similar en el séptimo nivel del Profundo Reino Naciente recibía un golpe de Lu Zhannan, definitivamente no habrían solamente recibido tal ligera herida! Como un primer nivel del Profundo Reino Naciente, cómo era posible para él poseer semejante energía profunda protectora.

A medida que vio el asombro en el rostro de Lan Xueruo, una orgullosa mirada apareció lentamente en el rostro de Yun Che: “¿Me crees ahora, Hermana Mayor? Mi cuerpo está hecho de hierro, sabes; ¿cómo podría yo posiblemente ser seriamente herido tan fácilmente?”

Lan Xueruo rió gentilmente: “¿Cómo está hecho tu cuerpo de hierro cuando pareces tan blanco y tierno? Pareces más como un chico de juguete estándar.”

“Eh… ¿Chico de juguete?” Yun Che levantó sus cejas por un momento, luego miró al rostro blanco parecido a la nieve de Lan Xueruo y felizmente rio: “Sólo los hombres que están siendo mantenidos y  provistos por una belleza pueden ser llamados un chico de juguete, y yo ni siquiera tengo una belleza para proveer de mí… ¿Hermana Mayor qué te parece si te quedas con mi ser?”

“Pff… Tu boca seguro es traviesa.” Una risa escapó de Lan Xueruo a medida que ella rodó sus ojos hacia él: “Soy todavía tu Hermana Mayor, está bien. Si te atreves a bromear conmigo más allá, ten cuidado de que esta Hermana Mayor difunda la palabra sobre tu matrimonio. Ni siquiera serías capaz de engañar a una simple chica después de eso.”

La expresión de Yun Che inmediatamente se torno tétrica.

Viendo a Lan Xueruo tomar la iniciativa de acercarse a Yun Che para mostrar su preocupación, y además, mientras conversan y ríen juntos, ambos aparentaban incluso mostrar una insinuación de coqueteo… El rostro de Murong Ye se volvió verde en un instante, sus dientes casi se rompen en piezas debido a apretarlos con mucha fuerza. Él y Lan Xueruo eran públicamente conocidos como la pareja dorada del Palacio Profundo Luna Nueva. Solo un paso más era necesario antes de que ellos se  convirtieran en una pareja reconocida por las masas. Sin embargo, sabia claramente cuán difícil era este paso; al menos, Lan Xueruo nunca lo había tratado de la manera que ella está actualmente tratando a Yun Che.

“¡Ese maldito mocoso!” La mirada de Murong Ye de repente se hizo más y más siniestra.

Como si hubiera sentido la mirada que estaba llenó con celos y odio, la cabeza de Yun Che ligeramente volvió en la dirección de Murong Ye; la esquina de sus labios se acurrucó en una curva imperceptible.

*¡Clap! ¡Clap! ¡Clap! ¡Clap!*

En este momento, un sonido agudo y claro de aplausos resonó en el Palacio Principal, y causó que todos miraran hacia el origen del sonido. La persona que estaba aplaudiendo lentamente se había levantado de su asiento.

“¡Maravilloso! ¡Verdaderamente brillante más allá de la comparación! Originalmente había venido en lugar de mi padre para felicitar al Jefe de Palacio Qin, pero inesperadamente, fui capaz de disfrutar una brillante batalla tras otra entre tigres y dragones. Estoy aún más en la suerte de ver otra brillante estrella elevarse en nuestra Ciudad Luna Nueva.”

Mientras el joven empezó a hablar, él también caminó hacia Yun Che a medida que alegremente sonreía de oreja a oreja. Parecía bastante joven, y tenía la apariencia de un joven de dieciséis o diecisiete años de edad. Sin embargo, no había ningún signo de inmadurez en su rostro; en cambio, llevaba un aura intangible, noble y orgullosa. Su voz era clara y suave, pero llevaba una presión que hacía sofocar.

Conforme vieron al joven que había caminado lentamente, el palacio inmediatamente quedó en completo silencio.

¡¡Xiao Luocheng!!

¡El innegable número uno de la generación más joven en Ciudad Luna Nueva!

Cuando Xiao Luocheng entró en el Palacio Principal, todas las miradas se centraron en él. Sin embargo, después de eso, no muchas personas mantuvieron su atención en él; incluso cuando Yun Che había declarado la guerra a todos los jóvenes de dieciséis años de las siete sectas y ninguna de las siete sectas respondió, nadie había pensado en él en absoluto… Esto fue porque el nivel de Xiao Luocheng ya había superado de lejos a esta pequeña Ciudad Luna Nueva; su terrorífico talento no era  algo que los discípulos de Ciudad Luna Nueva o las siete sectas podrían compararse. Tie Hengjun entró en el cuarto nivel del Profundo Reino Naciente a la edad de diecisiete, Lu Zhannan entró en el séptimo nivel del Profundo Reino Naciente a la edad de dieciocho; todos ellos eran famosos y genios de primera en Ciudad Luna Nueva.

Pero Xiao Luocheng… ¡A la edad de dieciséis, estaba en el décimo nivel del Profundo Reino Naciente!

Xiao Luocheng nunca había participado en las batallas entre los discípulos más jóvenes de las sectas de Ciudad Luna Nueva; porque dentro de la generación más joven de Ciudad Luna Nueva, nadie estaba calificado para ser su oponente, y ninguno era digno para que él mostrara su poder tampoco.

A pesar de que él era el joven maestro de secta de la Secta Rama de la Secta Xiao que estaba situada en Ciudad Luna Nueva, todos sabían que una vez que cumpla veinte años, sería impensable para él permanezca en Ciudad Luna Nueva; en cambio él regresaría a la sede principal de la Secta Xiao. Con su espantoso talento, él estaría en una posición decentemente alta incluso dentro de la secta principal. ¡La Secta Principal de la Secta Xiao; que era un coloso que Ciudad Luna Nueva ni siquiera tiene el derecho a mirar! Era una secta principal a la cual incluso la Familia Imperial de Viento Azul tuvo que ganarse el favor. Ahí era donde Xiao Luocheng debe pertenecer; pues Ciudad Luna Nueva era simplemente incapaz de contener a este excepcional genio conocido como Xiao Luocheng.

Sin embargo ahora, no sólo Xiao Luocheng personalmente se puso de pie, él incluso se acercó a Yun Che. El corazón de todo el mundo empezó a latir frenéticamente. Es posible que, él iba a…

ATG Capitulo 74 ¡Explosión!
ATG Capitulo 76 ¡Te Destruiré Primero!