ATG Capitulo 72 La Batalla que Sacudió la Ciudad (9)

Capitulo 72 : La Batalla que Sacudió la Ciudad (9)

“¡Jaja, bueno! Para ser honesto, de repente siento que el Hermano Yun me derrotará. Dicho eso, ¡definitivamente no me contendré!”

A medida que Tie Hengjun soltó una fuerte carcajada, su mirada ya había recuperado su antiguo escalofrío. Él giró su lanza de plata a través y rugió: “Recibe esta lanza mía…. ¡¡Dragón del Sol Naciente!!”

Una enorme ola de presión se reunió encima de la lanza. A medida que la Lanza Nube Penetrante danzaba, las personas dentro del palacio oyeron en realidad los gritos débiles de un dragón, conforme el asombro emergía en sus rostros, uno tras otro. Y en este momento, la Lanza Nube Penetrante también había barrido horizontalmente hacia Yun Che… Este movimiento bien podría empujar o barrer; empujando perforaría todo, y barriendo podría sacudir miles. Puesto que Tie Hengjun eligió barrer, ello mostró claramente su entendimiento del poder de esta lanza; si hubiera elegido empujar, Yun Che podía ser gravemente herido si fuera incapaz de esquivar bajo la opresión de la imponente aura de la lanza; pero con una barrida, no sólo sería más fácil golpear a Yun Che, sino era también probable causar cualquier daño irreparable.

Al caer la lanza de plata, ello llevó un impulso sorprendente como la de un tsunami sísmico en los tiempos turbulentos de una furiosa tormenta. Este choque causado por esta lanza, sin duda superó cualquiera de los movimientos anteriores de Tie Hengjun.

Sin embargo, lo que conmocionó a Tie Hengjun, así como también a todos los demás, fue que cuando se enfrentó a esta aterradora fuerza, Yun Che eligió no esquivar usando su extraña habilidad de movimiento profundo en absoluto; sino en vez de ello permaneció en su lugar y levantó su brazo derecho para recibir la lanza Nube Penetrante que horizontalmente barrió en su dirección.

“¡Mierda! ¡¡Está loco!!” Un gran número de discípulos en el palacio exclamó en voz alta.

“¡¡Esquívalo rápido!!” Rugieron cuatro de los Dignatarios del Palacio de Luna Nueva. Como fuertes maestros que superaban de lejos a estos jóvenes, ellos obviamente podían ver cuán alarmante poder estaba detrás de esta lanza de Tie Hengjun.

Sin embargo, Yun Che no escuchó en absoluto; en cambio, su brazo avanzó rápidamente y colisionó violentamente en la lanza Nube Penetrante que cargaba un poder muy inmenso.

¡¡CLANG!!

Dentro del Palacio Principal, el sonido estridente del metal colisionando sonó.

El momento en el que el brazo de Yun Che se estrelló en la Lanza Nube Penetrante, Tie Hengjun había pensado que esta lanza sería capaz de mandarlo a volar unas docenas metros. Sin embargo, en ese instante, sus pupilas de repente se contrajeron al tamaño de una aguja; porque, sintió como si su lanza Nube Penetrante había barrido sobre una gruesa placa de acero indestructible e impecablemente, como una ola masiva de choque viajó de vuelta de la lanza…

Tie Hengjun repente sintió náuseas dentro de su pecho. Voló hacia atrás con una simple voltereta y sólo fue capaz de ponerse de pie tras retirarse otros cinco o seis pasos hacia atrás. Sus brazos que sostenían la lanza también se habían ligeramente entumecidos. Si no fuera por su control con la lanza que ya se había integrado todo el camino en sus médulas óseas, la onda de choque contraria de antes hubiera sido suficiente para desarmar la lanza de plata de sus manos.

Pero Yun Che, sólo tomó dos o tres pasos hacia atrás, para entonces ya estar de pie firmemente en su lugar. Sacudió sus brazos que también estaban algo entumecidos, y débilmente sonrió.

“Q… ¡¡Qué!!” El padre de Tie Hengjun, Maestro del Clan Lanza de Hierro, Tie Zhancang, abruptamente se puso de pie. ¡Uno de los Maestros de Clan de las siete sectas mayores, que podría sacudir Ciudad Luna Nueva, en realidad estaba bastante impresionado por esta escena para perder su compostura! Como Maestro del Clan Lanza de Hierro, él sabe cuán espantosamente poderoso era el movimiento ‘Dragón del Sol Naciente’ mejor que nadie. Incluso para los oponentes tres rangos por encima de Tie Hengjun en fuerza profunda, ellos no necesariamente serían capaces de recibirlo de frente.

Pero Yun Che, un simple primer nivel del Profundo Reino Naciente, en realidad…. ¡¡¡En realidad!!!

Ya que Tie Zhancang ya estaba así, había todavía menos de un punto a mencionar a nadie; las mandíbulas de los discípulos del Clan Lanza de Hierro sorprendentemente estaban abiertas hasta el punto de casi tocar el piso, y los globos oculares de los cuatro Dignatarios del Palacio Profundo Luna Nueva también estaban a punto de estallar fuera de sus cuencas. En este corto período de tiempo, Yun Che ya les había dado una sorpresa tras otra; y esta vez, estaban casi conmocionados hasta el punto de perder su integridad, solo así podían gritar en el lugar.

Tras defenderse contra esta lanza, la expresión de Yun Che se torno aún más calmada; porque sabía que esta batalla definitivamente terminaría con su victoria. Aunque ‘Alma Maligna’ estaba sólo en el primer y más débil reino de las Artes Secretas del Dios Maligno, el alcance de su terrorífico poder excedió todavía de lejos sus expectativas. Miró a Tie Hengjun que tenía una expresión anonadada, y habló mientras sonríe: “¡Hermano Tie, es mi turno para atacar ahora!”

Yun Che dio un paso adelante, y se acercó al cuerpo de Tie Hengjun en un abrir y cerrar de ojos, como un dragón sin rumbo. El estado mental de Tie Hengjun era como se esperaba; era incomparable a sus compañeros de la misma edad, porque inmediatamente se recuperó de su desconcierto. Levantó la Lanza Nube Penetrante como un relámpago, y barrió hacia Yun Che quien ya estaba cerca.

¡¡CLANG!!

A medida que la lanza Nube Penetrante golpeó en el puño derecho de Yun Che, el ruido del metal colisionando resonó de nuevo. El cuerpo de Tie Hengjun se inclinó hacia atrás, su mano entumecida y casi dejó caer su lanza. Él Incluso estaba sorprendido en su corazón…. Su fuerza profunda del cuarto nivel del Profundo Reino Naciente, junto con el poder de la lanza, fue en realidad tan fácilmente bloqueada por un simple puño; ¡¿cómo podría esta fuerza posiblemente pertenecen a un primer nivel del Profundo Reino Naciente?!

Bajo el asombro, Tie Hengjun ferozmente respiró y sin reserva liberó la energía profunda dentro de todo su cuerpo. Su control sobre la lanza fue mostrado a su límite; la Lanza Nube Penetrante se balanceó y creó imágenes residuales que cubrían el cielo, y enjauló todo el cuerpo de Yun Che dentro de ellos.

¡Clang!

¡Clang!

¡Clang!

¡Clang!

¡Clang!

La Lanza Nube Penetrante siguió chocando una docena de veces más con los puños de Yun Che, conforme emitía los increíblemente intensos sonidos de vibración del metal. En el último choque, la mirada de Yun Che se convirtió solemne; ambos puños se dispararon simultáneamente, y directamente se estrellaron sobre la Lanza Nube Penetrante.

¡¡¡CLANG!!!!

“¡Ugh!”

Tie Hengjun dejó escapar un gemido ahogado y tambaleando retrocedió como si estuviera bajo el asalto de una tormenta irresistible. Sólo después de retirarse más de una docena de pasos él finalmente, llego a un estancamiento; sus manos, que sostenían la Lanza Nube Penetrante, temblaron una y otra vez.

Yun Che bajó ambas manos y calmadamente miró en su dirección, pero no continuó su ataque.

Tie Hengjun dejó escapar un largo suspiro de alivio, a medida que retiraba la Lanza Nube Penetrante de nuevo en su Anillo Espacial. Tras erguir su cuerpo, él reveló una sonrisa agradecida a Yun Che y habló: “Hermano Yun, perdí, y estoy sinceramente convencido acerca de mi derrota.”

Otros no serían capaces de saber, pero Tie Hengjun había entendido claramente que la última colisión estaba completamente sobre su rango de tolerancia; fue suficiente para golpear la Lanza Nube Penetrante directamente fuera de sus manos. Sin embargo, justo antes de que su Lanza Nube Penetrante estuviera a punto de salir de sus manos, la energía profunda prepotente de repente se retractó… Ya que el Clan Lanza de Hierro incluso usaba ‘Lanza’ para su nombre, uno podría obviamente ver cuán importantemente veían la lanza. Antes de la batalla, Tie Hengjun también había mencionado a Yun Che que la Lanza Nube Penetrante era su compañera; ella era tan importante como su propia vida, y nunca había dejado su lado. Para este tipo de persona, ser desarmado de sus arma, era una tremenda humillación que sería aún más difícil de aceptar que la muerte.

“Si es posible, realmente quisiera convertirme en amigo del Hermano Yun.” Dijo Tie Hengjun.

“Con esas palabras tuyas, ya somos amigos.” Yun Che dijo mientras sonreía.

Tie Hengjun estaba perplejo para las palabras. Luego, tomó hizo un saludo con los puños hacia Yun Che mientras sonreía sinceramente, y casualmente bajó del escenario.

“Padre, he perdido; sinceramente perdí y cedí, pero también perdí muy felizmente.” Tie Hengjun declaró calmadamente cuando llegó junto a su padre, Tie Zhancang.

“Qué espléndido intercambio de consejos.” Tie Zhancang exclamó sinceramente: “Tu mejoría me hace estar asombrado y gratificado. Aunque perdiste, definitivamente no es porque eres débil; en cambio, tu progreso ya ha excedido mis expectativas. Sin embargo, este niño llamado Yun Che…” El miró a Yun Che con una mirada profunda: “Este niño, ciertamente se convertirá en un verdadero dragón entre las nubes en el futuro. Pero esta vez, provocó a casi todas las grandes sectas de Ciudad Luna Nueva al mismo tiempo; aun sabiendo qué tipo de calamidad puede sucederle, ¿estás todavía dispuesto ha convertirte en su amigo?”

Tie Hengjun ni siquiera pensó en ello, e inmediatamente asintió.

“¡Bien! Ahora eso es un hombre de verdad, ese es verdaderamente el hijo de este Tie Zhancang52.” Tie Zhangcang rió alegremente.

Rugidos de clamor estalló dentro el Palacio Principal.

“¡Él en realidad se impuso sobre ese Tie Hengjun! ¡Santos cielos! ¿En realidad estoy soñando sobre esto?

“¿Él en verdad está en el primer nivel del Profundo Reino Naciente? Sss~~~ ¡¿Cómo puede ser esto posible?! Demasiado aterrador…. ¡Demasiado aterrador!”

Tie Hengjun era un genio digno de su título…. ¡¡Pero este Yun Che, era simplemente solo un monstruo!!

52 Recuerden que casi siempre se llaman a sí mismos en tercera persona.

Para los Maestros de Secta de las siete sectas y Dignatarios, fue difícil para su atención no caer sobre el cuerpo de Yun Che en este momento. El Palacio Profundo Luna Nueva que ellos siempre habían menospreciado, inesperadamente trajo fuera a este tipo de personaje. Derrotando a Xuan Yu de la Secta Corazón Profundo, Yan Ming de la Secta Sol Nublado, Feng Guangyi del Palacio Profundo Tormentoso, e incluso al Joven Maestro del Clan Tie Hengjun del Clan Lanza de Hierro, con sólo una fuerza profunda del Primer nivel del Profundo Reino Naciente…. ¡Si uno no veía lo sucedido en persona, nunca lo creerían!

Su plan anterior de jugar rudo con el Jefe Palacio recién nombrado fue completamente perturbado por Yun Che, y en vez de ello se tornó en un espectáculo de solo un hombre. A su vez, también le permitió al Palacio Profundo Luna Nueva fanfarronear plenamente en su presencia, e incluso los abofeteó unas veces en el rostro.

“Cuñado…. ¿Es ese realmente mi cuñado?” Xia Yuanba abrió los ojos amplios a medida que observaba la figura imponente que atraía la mirada de todos en el centro del Palacio Principal. Fue incapaz de conectar esa cifra con el lisiado Yun Che, quien tuvo que sufrir todos tipos de burla y desprecio, quien también necesitaba su protección, juntos.

Cada uno de los discípulos del Palacio Profundo Luna Nueva fuertemente agarró sus puños, a medida que sus ojos brillaban con emoción, ya que no sabían cómo expresar sus actuales sentimientos. Y los ojos de las discípulas que miraban a Yun Che estaban ya llenos de estrellas. Especialmente Ye Hongling, quien había hablado con Yun Che antes; cuando pensaba sobre cómo ella en realidad le dijo a Yun Che ‘si tienes cualquier problema, esta Hermana Mayor te ayudará’ antes, ella no podía evitar sonrojarse por la vergüenza…. Solo cuan extralimitadas fueron esas grandes palabras.

Por supuesto, entre ellos, también estaban las personas que estaban envidiosos con odio celoso; tal como…. Murong Ye.

A medida que los discípulos alrededor animaban a Yun Che en sus corazones, él había resoplado continuamente y tuvo una sensación extremadamente desagradable en su corazón. Era porque esta vez, Yun Che se había bañado dentro del centro de atención por demasiado tiempo, e incluso permitió a todos los discípulos del Palacio Profundo Luna Nueva ponerse de pie audazmente53; uno podría imaginar cuán alta popularidad tendría Yun Che en el Palacio Profundo Luna Nueva de ahora en adelante…. Ello puede incluso superarlo por mucho a él, él quien siempre había sido el más popular dentro el Palacio Profundo Luna Nueva.

Cuando miró a Lan Xueruo, descubrió que ella estaba mirando sin pestañear a Yun Che con un realce anormal en sus ojos; uno que nunca le había revelado. Al instante, el fuego de los celos locamente explotó dentro su corazón, a medida que sus dientes también se apretaron fuertemente juntos… ¡Eres solo un mocoso salvaje en el primer nivel del Profundo Reino Naciente que viene de una remota ciudad pequeña! ¡Has robado el espectáculo lo suficiente; después de hoy, te haré entender quien es el verdadero jefe del Palacio Profundo Luna Nueva!

“Contando al Hermano Tie, eso hace cuatro…. ¿Quién será el siguiente?”

Yun Che estaba de pie en el medio del Palacio Principal, y encaró a las siete sectas a medida que él una vez más, emitió su desafío.

Derrotar a Feng Guangyi, ya había asustado al grupo de edad de dieciséis años lo suficiente para que nadie se atreviera a aceptar el desafío; ahora también había derrotado a Tie Hengjun, los de dieciséis aún más, no se atrevían hacer un sonido. Incluso después de casi medio minuto, nadie de las siete sectas había respondido al desafío. Y en este momento, una voz llena de desdén resonó:

“En la categoría de dieciséis años, ni el número ni la calidad de los discípulos que hemos traído son buenos. Para el grupo de edad de dieciséis años, esto contará como nuestra derrota. Jeje, ¿te atreves a permitir que los discípulos de tu Palacio Profundo de diecisiete y dieciocho años vengan e intercambien consejos con nosotros?”

A medida que estas palabras sonaron, ello de inmediato recibió respuestas positivas de las siete sectas. Sin embargo, Yun Che hizo una risa fría: “¿Quieren desafiar a nuestros discípulos del Palacio Profundo Luna Nueva que están por encima de los dieciséis años? Eso está bien; sin embargo, deben al menos derrotarme, quien solo tiene dieciséis años, ¿no? ¿Cómo de otra manera tendrían las calificaciones para desafiar a mis Hermanos y Hermanas Mayores?… Je, este hermano que habló, ¿parece ser de alrededor de dieciocho o diecinueve? ¿Qué tal si me desafías a mí, un discípulo de dieciséis años del Palacio Profundo Luna Nueva? Si ganas contra mí, puedes desafiar a cualquiera de mis Hermanos y Hermanas Mayores como desees. Sin embargo, si no puedes siquiera derrotar a uno de dieciséis años como yo, je…”

La multitud miró en la dirección de la persona que habló. Cuando levantó su cabeza, la mirada de todos de repente se puso rígida. Los discípulos que estaban a punto de gritar, al instante, todos se tornaron silenciosos, e incluso los Dignatarios del Palacio Profundo Luna Nueva exhibieron alarma en sus ojos.

Ésta persona…. Esta persona es….

Este joven de dieciocho o diecinueve años, tenía un rostro ligeramente pálido. Él miró apáticamente a Yun Che con su mirada indiferente que era como una piscina de agua muerta, y se rio con desprecio como si hubiera escuchado alguna broma vulgar y desinteresada: “¿Estás diciendo que… ¿quieres desafiarme?”

ATG Capitulo 71 La Batalla que Sacudió la Ciudad (8)
ATG Capitulo 73 Enfrentándose con Lu Zhannan