ATG Capitulo 66 La Batalla que Sacudió la Ciudad (3)

Capitulo 66 : La Batalla que Sacudió la Ciudad (3)

A medida que Li Hao, el más fuerte de dieciséis años en el Departamento Profundo fue fácilmente vencido por un oponente de la misma edad, Xia Yuanba vigorosamente apretó sus dientes en secreto. Él odió como su fuerza profunda era pobre; dejando solo recuperar el respeto de Li Hao y del Palacio Profundo Luna Nueva, él ni siquiera tenía las calificaciones para retar a Xuan Yu. Pero él nunca había pensado que Xuan Yu dirigiría la lanza hacia su cabeza. Observando las puntas de los dedos de Xuan Yu, los ojos de Xia Yuanba se ampliaron, e instantáneamente se volvieron estupefactos.

¡También, este Xuan Yu en realidad lo llamó ‘Hermano Mayor de Gran Tamaño’!

Todas las miradas se concentraron en el cuerpo de Yuanba. Todos los dignatarios en el Palacio Profundo Luna Nueva de repente arrugaron las cejas, y los discípulos estaban también estupefactos. ¡Ninguno había esperado que Xuan Yu retara a Xia Yuanba, quien tenía en realidad solo quince años, y solo venía a observar! A pesar que, con esa asombrosa figura, era realmente imposible para las personas quienes no eran familiares con él saber que solo tenía quince años. Incluso tomándolo como uno de dieciocho o diecinueve sería normal.

Sikong Han habló: “Este es el discípulo Xia Yuanba de mi Palacio. Sin embargo, no debes llamarlo Hermano Mayor. A pesar de su gran tamaño, solo tiene quince años, y es el más joven del Palacio.”

“Quince… ¿Años?” Muchas personas de las siete sectas casi escupieron su té de sus bocas. Xuan Yu también de inmediato se tornó estupefacto.

“Yuanba, ya que este disculpo de la Secta Corazón Profundo quiere entrenar contigo, debes calmadamente aceptar su reto.” Sikong Han giró y dijo: “Eres más joven en edad, así que no hay necesidad de estar avergonzado incluso si pierdes, solo has tu mejor esfuerzo.”

“Sí, Dignatario.” Xia Yuanba asintió y se puso de pie. A medida que el enorme cuerpo que se acercaba a los dos metros y treinta centímetros se puso de pie, muchas personas en el palacio estaban desconcertados. Yun Che lo palmeó una vez, y dijo en voz baja: “Ten cuidado, no te hagas daño.”

“Jeje, no te preocupes. A pesar que mi fuerza profunda no es buena, mi cuerpo aún es realmente duro.” Xia Yuanba palmeó su pecho con confianza y caminó hacia el centro del Palacio Principal. Él se puso de pie en frente de Xuan Yu y habló: “Mi nombre es Xia Yuanba, de la Clase Uno del Departamento Profundo, quince años, por favor dame tu guía.”

Xuan Yu claramente había querido retar a alguien de más edad para lucirse, pero no esperó que este ‘gigante’ que escogió que parecía de dieciocho, ¡tuviera en realidad solo quince años! Uno de dieciséis luchando contra uno de quince, no habría alguna gloria para hablar incluso si él ganaba. A medida que él arbitrariamente midió el poder profundo del oponente, la esquina de su boca instantáneamente comenzó a sacudirse un poco… ¡Solo el sexto nivel del Profundo Reino Elemental!  Escoger un oponente así, era virtualmente desgraciar su estatus social.

“¡Ese tonto! ¡Sabía que algo pasaría si él asistía a este banquete! Si dejamos saber que incluso alguien del sexto nivel del Profundo Reino Elemental puede entrar como un discípulo de élite, ¡¿no nos volveríamos el hazmerreír de la ciudad?! ¡Hmph, qué desgracia!”

“Un bajo bufido de desdén lleno con desprecio lentamente viajó hacia los oídos de Yun Che. La mirada de Yun Che giró hacia un lado, apáticamente mirando a Murong Ye, luego contrajo su mirada y la concentró sobre la figura de Xia Yuanba.

Murong Ye había que había acabado de cerrar su boca de repente sintió un escalofrío, y todo su cuerpo se agitó violentamente un poco. Él en pánico giró y comprobó los alrededores mientras su corazón palpitaba como loco… Justo un momento antes, ¿él sintió como si de repente había caído en un profundo agujero de hielo?, y también sintió como si una terrorífica víbora lo había fijado con sus ojos. Pero no importaba donde observara, no pudo encontrar alguna anormalidad en sus alrededores. El destello de ese espantoso sentimiento también comenzó a morir. Murong Ye tocó el sudor frío de su frente, que había sido formado quien sabe cuando, y genuinamente pensó que estaba siendo paranoico.

“¡JAAAA! ¡Cortando Montañas, Partiendo Rocas!”

Xia Yuanba golpeó primero; con ambas de sus manos apretadas en puños, su enorme cuerpo saltó hacia arriba y violentamente se lanzó hacia abajo. Agregando a su cuerpo esa intangible sensación de presión, eso realmente tenía algún tipo de remembranza a ‘Cortando Montañas, Partiendo Rocas’.

“Él realidad tuvo la decencia para lucir una Habilidad Profunda basura. Si Xuan Yu le deja usar más de tres movimientos antes de derrotarlo, ¡él nunca tendrá la cara para encontrarse con alguien otra vez!” Soltó un bufido un discípulo de la Secta Corazón Profundo.

Cuando se enfrentó con la enorme fuerza del ataque de Xia Yuanba, Xuan Yu no intentó esquivar en lo absoluto, y ni siquiera asumió la pose de una Habilidad Profunda. Él simplemente levantó su brazo derecho horizontalmente mientras estaba de pie en el lugar, y planamente bloqueó hacia el pesado golpe de Xia Yuanba que pareció ser extremadamente feroz. Las esquinas de sus labios revelaron una débil sonrisa de desdén…

Con un sonido apagado, ambos puños de Xia Yuanba violentamente se estrellaron sobre el brazo de Xuan Yu. El antebrazo de Xuan Yu se hundió un poco, luego de repente se movió hacia arriba como una serpiente que acababa de despertar, y de inmediato trabó los brazos robustos de Xia Yuanba entre su brazo y antebrazo. Luego, su energía profunda abruptamente estalló.

*¡¡Ka-Cha!!*

“¡¡UWAAAAAA!!”

“¡Yuanba!” Yun Che de inmediato se puso de pie.

En el despertar del grito de agonía de Xia Yuanba, ambos de sus brazos fueron dislocados en un instante. Xuan Yu barrió su brazo, y se las arregló para lanzar el cuerpo de Xia Yuanba que pesaba más de ciento setenta y cinco kilos hacia arriba, por sobre un metro.

Normalmente, un ‘combate de entrenamiento’ debe haber terminado aquí. La derrota de Xia Yuanba después de un solo movimiento, fue un resultado que no estaba fuera de las expectativas de los demás. Una poderosa fundación, artes profundas, y habilidades profundas, le permitieron a Xuan Yu derrotar a alguien que era solo un nivel más bajo con solo dos maniobras; sin mencionar a Xia Yuanba quien solo estaba en el sexto nivel del Profundo Reino Elemental. Sin embargo, cuando el cuerpo de Xia Yuanba estaba aún en medio del aire y estaba a punto de caer pesadamente al suelo, la esquina de la boca de Xuan Yu de repente formó una sonrisa sombría, a medida que su puño derecho destelló con una luz púrpura.

Yun Che de inmediato detectó el intento de Xuan Yu, y prontamente gritó: “¡¡Alto!!”

Pero como Xuan Yu lo escucharía; una desenfrenada Palma de Nube Púrpura violentamente se estrelló sobre el cuerpo de Xia Yuanba que estaba a punto de golpear el suelo.

El sonido de al menos tres costillas rompiéndose claramente resonó.

“¡¡¡Yuanba!!!”

No importándole sobre nada más, Yun Che saltó al costado del cuerpo de Yuanba con un solo brinco, y apoyó su cuerpo cayente. A medida que Xia Yuanba tocó el suelo, su complexión ya se había vuelto pálida fantasmal; sangre fluía desde la esquina de su boca, y su rostro estaba retorciéndose debido al intenso dolor. A pesar que el cuerpo de Xia Yuanba pareció robusto, su profunda energía protectora era aún débil; era imposible para él resistir el pesado golpe de Xuan Yu.

Yun Che observó a Xuan Yu; sus ojos llenos con ira a medida que él habló con un rostro animado: “Esta competición es solo una sesión de entrenamiento, el encuentro está terminando cuando el ganador es obvio. ¡El ganador fue claro hasta hace un momento, por qué aún lo golpearías tan pesadamente!”

“¡Je!” Xuan Yu hizo un bufido de desdén: “Es verdad que fue un combate de entrenamiento, pero las espadas no tienen ojos, y los puños son difíciles de frenar40; este es un principio que cualquier sabría.  Incluso hay ocasiones donde las vidas se pierden debido a la dificultad de contenerse durante los entrenamientos; es normal recibir unas pocas heridas. ¿Cómo pude saber que los discípulos de élite de tu Palacio Profundo Luna Nueva era tan frágiles; huesos rotos y escupir sangre de solo uno o dos movimientos. ¿Ustedes no están culpándose a sí mismos por su inutilidad, sino en lugar de eso criticándome?”

“Jaja, lo que el Hermano Menor Xuan Yu dijo es correcto.”

“Durante los entrenamientos entre aprendices, rompes unos pocos huesos es solo una ocurrencia común; eso es lo que tu puedes llamar un verdadero entrenamiento. El Palacio Profundo Luna Nueva no puede incluso manejar una pequeña herida; no me extraña que siempre sea tan incompetente, tsk tsk…”

“Si fuera a decirlo, el hermano menor Xuan Yu ya fue misericordioso. Si el hermano menor Xuan Yu hubiera usado toda su fuerza, con solo esa profunda energía defensiva del sexto nivel del Profundo Reino Elemental, ¿ese mocoso estaría vivo ahora?”

Voces que perforaban los oídos llenos de burla llegaron desde el lado de las siete sectas. Los dignatarios del Palacio Profundo Luna Nueva solo pudieron negar con la cabeza y suspirar con impotencia. La profunda ira de Yun Che hizo que él revelara una sonrisa; él llevó a Xia Yuanba al lado de Lan Xueruo quien estaba más cerca a él: “Hermana mayor Xueruo, ¿puedo darte problemas para que veas a Yuanba?”

“¡Okay!” Lan Xueruo rápidamente caminó hacia ellos, sacó una píldora medicinal blanco perla y se la dio a Xia Yuanba. A medida que ella levantó su cabeza, ella descubrió que Yun Che ya se había puesto de pie y caminaba hacia Xuan Yu.

“Qué genial ‘espadas no tienen ojos, y los puños son difíciles de frenar’.” Yun Che se puso de pie en frente de Xuan Yu, y su rostro ya se había vuelto impecablemente calmado. Él miró fijamente a esta persona que se atrevió a maliciosamente herir a Xia Yuanba en frente de él, y habló con un tono indiferente: “Tú mejor recuerdo la frase que acabas de decir… ¡Yo seré tu oponente! ¡Yun Che, Clase Uno Departamento Profundo, dieciséis años!”

“¿Quién es este joven? A pesar de solo tener dieciséis, ya está en el primer nivel del Profundo Reino Naciente, y la densidad de su energía profunda es incluso un poco más alta que la de Li Hao. ¿Por qué no lo he visto antes?”

“No hay necesidad de pensar mucho, él definitivamente es un discípulo de nuestro Departamento Profundo. Él es el nieto de mi viejo amigo, y acaba de unírsenos hoy al mediodía.” Sikong Han explicó a los otros dignatarios. Sin embargo su expresión estaba llena con intranquilidad. A pesar que la energía profunda de Yun Che era ligeramente más fuerte que la de Li Hao , fue solo un poco, y no haría mucha diferencia. Li Hao fue herido pesadamente enfrentando a Xuan Yu, lo cual significaba que no debería haber un resultado diferente con Yun Che; a lo mucho, él sería capaz de resistir unas pocas rondas más. SI él dejaba que Yun Che sea herido justo cuando se unió al Departamento Profundo, él no sería capaz de verle el rostro a Xiao Lie. Sin embargo, en este tipo de situación, la persona siendo retada debe aceptar el reto, y es incluso más difícil detener al retador que se ha puesto de pie. Él solo observó con los ojos abiertos, y oraba que Yun Che no sea herido de gravedad.

“Cuñado… ¡Ten cuidado! Él… Es muy fuerte…” Xia Yuanba dijo con un tono de dolor a medida que sostenía su pecho.

Xuan Yu se congeló por un poco cuando escuchó la declaración de Yun Che, y luego comenzó a reír como si hubiera escuchado la broma más graciosa en el mundo:” Jajajajaja, ¿no me digas que estás intentando amenazarme? ¿A mí? ¿Un ojo por ojo? Jaja… ¡JAJAJAJA! ¿Con solo tú? Jajajaja…”

A pesar que la risa de Xuan Yu era desenfrenada e imprudente al oído, no había nadie que sintió que su risa era presuntuosa y sin base. Solo después de reír por un largo tiempo, él finalmente dijo con desprecio: “Tsk tsk, no esperé que en los de dieciséis años del Palacio Profundo Luna Nueva, haya alguien que puede contender con Li Hao. Este tipo de nivel en Ciudad Luna Nueva es en realidad muy bueno, pero es muy malo que me hayas encontrado hoy. Ya que tienes las agallas para retarme, ¿qué hay si te doy una ventaja?”

Xuan Yu lentamente extendió cinco dedos y los agitó en frente de Yun Che: “¡Cinco movimientos! Si puedes aguantar cinco movimientos conmigo, serás considerado el ganador de este combate, ¿qué hay de eso?”

“Jajajaja, hermano menor Xuan Yu, estás pensando muy altamente de él.” Una ola de risas hizo erupción desde el lado de la Secta Corazón Profundo.

El asiento principal de este banquete, Qin Wuyou quien no habló desde que comenzó el ‘intercambio de consejos’ finalmente tuvo algunos cambios de expresión. Él silenciosamente observó la mirada de Yun Che que no vaciló en lo más mínimo bajo la risa y burla de Xuan Yu, y exclamó en su corazón: Este pequeño sujeto, no es simple.

“¿Terminaste con tus tonterías?” Yun Che habló fríamente.

“¡Oh! Tu nombre era… Uh, Yun Che, ¿cierto? No solo estés ahí; si quieres comenzar, entonces ven y atácame en cualquier momento, al menos atacaras una vez de esa forma. Si golpeo primero, ni siquiera tendrás la oportunidad de golpear.” Xuan Yu dijo con una sonrisa a medida que cruzó sus brazos en frente de su pecho.

“Je”, Yun Che también rio. Él no dijo una sola palabra más; de repente, su cuerpo se lanzó hacia adelante a medida que si brazo izquierdo se extendió hacia adelante, y se dirigió hacia el cuello de Xuan Yu.

“¿Qué? ¿No siquiera tienen alguna habilidad profunda?” La risa de Xuan Yu se tornó incluso más burlona. Sus ojos medio entrecerraron, y solo hasta que el brazo de Yun Che estaba a dos pies de distancia de su rostro, él comenzó a moverse, su mano derecha se disparó como un rayo, agarrando hacia la muñeca izquierda de Yun Che, y precisamente atrapó la mano izquierda de Yun Che en la palma de su mano…

Un rastro de una sonrisa sombría destelló en la esquina de la boca de Xuan Yu. Justo como él estaba a punto de canalizar su energía profunda para romper la muñeca de Yun Che, la palma de su mano que había claramente atrapado la muñeca de Yun Che se sintió vacía… ¡Sus cinco dedos pasaron a través de a muñeca de Yun Che, y ferozmente agarró el espacio vacío! A medida que el cuerpo de Yun Che, también desapareció, como si se hubiera vuelto humo.

Al mismo tiempo, una fuerte ráfaga de viento vino desde su lado derecho. Con su mente aún dudosa, como puede él incluso reaccionar…

“¡¡PAA!!”

Un incomparablemente fuerte sonido de una bofetada al rostro resonó a través de cada esquina del Palacio Principal. Todo el mundo claramente lo había escuchado; el sonido fue muy distintivo, fue como si su sus propios rostros hubieran sido abofeteados. La totalidad de Xuan Yu fue enviada a volar, y finalmente se estrelló pesadamente sobre el suelo después de girar mil cuatrocientos cuarenta grados en medio del aire.

Para esta bofetada, Yun Che no se contuvo una sola onza de fuerza. Él frotó la palma de su mano que se había vuelto un poco roja sobre sus ropas con disgusto, y habló con indiferencia: “Primer movimiento.”

Bookmark(0)
ATG Capitulo 65 La Batalla que Sacudió la Ciudad (2)
ATG Capitulo 67 La Batalla que Sacudió la Ciudad (4)