ATG Capitulo 64 La Batalla que Sacudió la Ciudad (1)

Capitulo 64 : La Batalla que Sacudió la Ciudad (1)

Conforme Yun Che y Xia Yuanba entraron en el salón principal se encontraron a Murong Ye. Él los miró y dijo de un modo antipático: “¿Qué están haciendo ustedes dos aquí? ¿Saben qué clase de banquete es este? ¡Márchense de una vez!”

“Fue el Dignatario Sikong quien nos permitió venir.” Xia Yuanba dijo mientras retenía su ira.

“¿El Dignatario Sikong? ¿Permitió a ustedes dos?” Murong Ye dijo con una risa desdeñosa: “¿Él les dejó venir para deshonrarnos? Esto no es un banquete ordinario; dentro de un rato, los discípulos de varias escuelas harán batalla. Ustedes dos piezas de basura ni siquiera son considerados nada bueno; ¿qué pueden hacer ustedes dos, ahora que han venido aquí? Mmm, bien. Puesto que el Dignatario ha permitido que ustedes vengan, entren. Seré franco; si hacen que nuestro Palacio Profundo Luna Nueva pierda prestigio, no me culpen por ser demasiado duro con su castigo.”

Él había seguido a Lan Xueruo detrás por toda la tarde. A pesar de que Lan Xueruo siempre sonrió y habló con una voz suave, ella no le había mirado directamente ni una vez. Esto le hizo almacenar un estómago entero lleno de desagrado. Cuando se encontró con Yun Che y Xia Yuanba, simplemente pasó que había encontrado una salida para su ira.

Incluso si Xia Yuanba tuvo un mejor temperamento, de repente siendo abusado verbalmente sin razón aparente aún agitaría su ira. Yun Che jaló de su brazo, y habló con un tono indiferente: “Entremos.”

Cuando entraron en el Palacio Principal, vieron a Sikong Han saludándoles, y les hizo sentarse en los asientos pre-establecidos. Sus asientos estaban colocados en la parte trasera, y muy fuera de la vista…. Sin embargo, aunque el lugar donde se sentaron no era muy notable, con la figura de Xia Yuanba plantado allí, era imposible no llamar la atención.

“Yun Che, Yuanba, si cualquiera de los duelos ocurre después, quiero que ustedes dos presten mucha atención. Sería mejor si los dos logran aprender algo del combate. Sólo ha pasado un tiempo desde que ustedes dos se unieron al Departamento Profundo, así que es improbable que alguien quisiera desafiarlos. Quédense atrás y observen con cuidado.” Sikong Han les advirtió.

“Entendido, Dignatario Sikong.” Xia Yuanba asintió, y luego se sentó obedientemente.

Yun Che también asintió lentamente, miró a su alrededor y notó que de treinta discípulos del Departamento Profundo estaban presentes. Como era de esperarse, cada uno de los treinta deben ser los discípulos élite del Palacio Profundo Luna Nueva. Fuera de los tres mil discípulos del Departamento Profundo, sólo treinta vinieron; cada uno de ellos, sin duda, eran lo mejor de lo mejor. Poco después, Yun Che se percató de Lan Xuerou. Ella asombrosamente se sentó en el centro de la primera fila de los discípulos; su asiento no sorprendió a Yun Che en lo más mínimo. De dieciocho años en el octavo nivel del Profundo Reino Naciente, e incluso era una chica; eso era considerado como un talento superior incluso en las sectas de nivel medio-superior.

En cuanto a Yun Che, él también llamó la atención de bastantes discípulos del Departamento Profundo. Todos aquellos fueron capaces de participar en esta reunión, eran las élites de sus sectas, y la competencia entre ellos sería feroz. Aquellos familiarizados con este tipo de reunión estaban muy sorprendidos por la participación de Xia Yuanba. Dado que la fortaleza de Xia Yuanba solo estaba en el sexto nivel del Profundo Reino Elemental, él era considerado como uno de los miembros más débiles dentro del Departamento Profundo y así, no tenía las cualificaciones para estar aquí. Y Yun Che que llegó junto con él, era un rostro completamente desconocido.

“¿Hmm? ¿Eres un nuevo discípulo aquí? ¿No creo que te haya visto antes?” Una chica en un atuendo rojo ardiente que estaba sentada en frente de Yun Che se dio la vuelta, y preguntó a medida que sus ojos parpadearon con curiosidad.

“Saludos Hermana Mayor. Mi nombre es Yun Che. Me acabo de unir al Palacio Profundo hoy.” Yun Che ligeramente asintió, a medida que su rostro despidió una sonrisa sumamente seductora y letal.

Por una fracción de segundo, la chica sintió como si estuviera conmocionada por una corriente eléctrica. Sus mejillas se enrojecieron un poco, y ella ligeramente gritó: “¡Wow! Ya has roto en el Profundo Reino Naciente a una edad tan joven, no es de sorprenderse por que te han permitido asistir a este banquete en el primer día que has sido admitido.”

“¡Él es mi cuñado, por supuesto que sería increíble!” Xia Yuanba anunció orgullosamente. Parecía estar más feliz cuando otros elogiaban a Yun Che en lugar de sí mismo.

“¿Ah? ¿Cuñado? ¿Ya estás casado?” Preguntó la chica con los labios rosados a medida que sus ojos mostraron una obvia decepción.

Con gran dificultad, Yun Che logró contenerse de estrangular a Xia Yuanba, y respondió con una expresión tranquila: “Eso es correcto. La Hermana Mayor siendo tan hermosa, seguro que también ya debe estar casada, ¿no?”

“Mmm, definitivamente no seré desposada tan pronto. Ah. Cierto, mi nombre es Ye Hongling, del Departamento Profundo Clase Uno, diecisiete años. ¡Si tienes cualquier problema en el futuro, sólo ven buscarme!” La chica dijo con un aire de honor.

“… El placer es mío, Hermana Mayor.”

Sabiendo que cometió un error, Xia Yuanba bajó su cabeza, se encogió, y no se atrevió a hablarle a Yun Che por un largo tiempo.

En este momento, el actor principal del evento, el Jefe del Palacio recién nombrado del Palacio Profundo Luna Nueva, Qin Wuyou, finalmente había llegado.

Qin Wuyou parecía tener unos sesenta años; su rostro tenía una expresión de una calma apacible e impávida, y una profunda sabiduría podía verse en sus ojos claros. Él emanaba un aura extraordinaria. Qin Wuyou fue originalmente uno de los Dignatario del Palacio Profundo de la Capital Imperial; fue especialmente asignado al Palacio Profundo Luna Nueva como el Jefe del Palacio, y su verdadera fuerza era profunda e insondable.

Qin Wuyou ya había llegado al Palacio Profundo Luna Nueva hace un mes, y hoy era meramente el día oficial del banquete del recientemente nombrado. En este corto mes, él ya se había presentado ante cada dignatario y discípulo, y recibió sus respetos más profundos. Después de tomar el asiento para el Jefe del Palacio, todos los representantes de las grandes sectas lo siguieron, como si lo hubieran planeado de antemano.

“Jajajaja, Tie Zhancang del Clan Lanza de Hierro, trae a su hijo, Hengjun, para felicitar respetuosamente al Jefe del Palacio Qin por su nombramiento.”

Siguiendo la voz de la risa clara y jovial, se podía ver a un hombre de mediana edad y siete discípulos caminando a paso largo.

“Ese es el actual Maestro del Clan del Clan Lanza de Hierro.” Xia Yuanba le susurró a Yun Che: “El que le sigue detrás es su hijo más joven, Tie Hengjun. Aunque es joven, es también increíblemente talentoso. Según los rumores, él es el principal candidato que se convertiría en el futuro Maestro del clan del Clan Lanza de Hierro.”

“Jefe de Palacio Qin, confío en que ha estado bien desde la última vez que nos encontramos. Cuando lo encontré por casualidad hace medio mes, el porte del Jefe de Palacio Qin realmente había hecho una profunda impresión en mí. Hoy especialmente he traído a mi hijo para venir ante usted… Esto es un pequeño regalo, para mostrar mi respeto hacia usted.”

Qin Wuyou personalmente se levantó de su asiento y aceptó el regalo: “Maestro de Clan del Clan Lanza de Hierro es realmente demasiado cortés. Vino personalmente para darle prestigio a este anciano, así que no debería preocuparse por traer ningún regalo. Su estimado hijo es extraordinariamente talentoso, y la forma en que se precede está fuera de lo ordinario. En el futuro, él definitivamente será un dragón entre hombres, y quizás, pueda incluso superarlo a usted. Jajajaja…. Venga, por favor toma asiento.”

“Yuanba, esta situación parece ser demasiado armoniosa, no puedo sentir ningún tipo de rivalidad feroz en lo más mínimo.” Yun Che dijo a medida que se frotaba su mentón.

“Err… Esto, la reputación del Clan Lanza de Hierro siempre ha sido buena; a pesar de su fuerza completa e influencia supera a nuestro Palacio Profundo, su relación con nosotros puede ser considerada como no malo. Los otros clanes, sin embargo…”

Antes de que terminara oración, los miembros de la Secta Sol Nublado llegaron.

“Jefe Dignatario de la Secta Sol Nublado Yan Zizai, felicitaciones Jefe de Palacio Qin por su nombramiento.”

La Secta Corazón Profundo, Pabellón de las Siete Espadas Mortales, y Palacio Profundo Tormentoso, todos vinieron uno tras otro, en pos de la Secta Sol Nublado. Cada clan trajo consigo siete u ocho discípulos, y Qin Wuyou personalmente les dio la bienvenida. Sólo hasta que el banquete estaba a punto de comenzar oficialmente, el Clan Cielo Abrasador llegó lentamente.

“Sexto Dignatario del Clan Cielo Abrasador, Fen Hanyan, felicitaciones Jefe de Palacio Qin por su nombramiento.”

Clan Cielo Abrasador…. O para ser más precisos, secta exterior del Clan Cielo Abrasador ubicado en Ciudad Luna Nueva. El que estaba en la cabeza era un anciano revestido completamente en rojo; su túnica estaba completamente bordada en un patrón de llamas rojo carmesí. Al entrar en el Palacio Principal, todo el mundo podía sentir claramente una ráfaga de calor volar contra sus rostros.

Tras la secta exterior del Clan Cielo Abrasador, llegó Secta Rama de la Secta Xiao, y fueron los últimos en llegar. ¡En el frente guiando el camino estaba un joven que no parecía ser mayor de diecisiete años! Detrás de él, estaba solo un hombre de mediana edad que parecía tener unos cuarenta, y seis discípulos no mayores de veinte años.

“Joven Xiao Luocheng de la Secta Xiao, se reúne con el Jefe de Palacio Qin.” A medida que entró en el Palacio Principal, el joven serenamente se dirigió hacia Qin Wuyou y siguió la etiqueta adecuada para un joven de una manera serena y refinada. Tampoco era servil ni prepotente…. No obstante como joven que vino a pagar sus respetos a la parte opuesta que era un Jefe de Palacio del Palacio Profundo de la Familia Imperial, no humillándose ya era un tipo de arrogancia.

“¡Es Xiao Luocheng!” Xia Yuanba respiró fuerte y de inmediato le susurró al oído de Yun Che: “¡Nunca pensé que él vendría! El primer día que llegué a Ciudad Nueva Luna, ya había oído su nombre varias veces. Él también tiene dieciséis, la misma edad como tú, cuñado, pero él ya es el Joven Maestro de la Secta Rama de la Secta Xiao. No sólo eso, ¡también es reconocido públicamente como el número uno de la joven generación de Ciudad Luna Nueva!”

“¿El número uno?” Yun Che miró rápidamente un par de veces más a Xiao Luocheng. De hecho, él parecía bastante joven, pero había una prominente madurez en su conducta, y el lugar entre sus cejas estaba lleno de honor y el orgullo indisimulado. Aquellos que lo vieron se llenaron con sentimientos peculiares…. Ya sea de asombro, admiración, envidia celosa, o tal vez incluso un sentido vergonzoso de inferioridad.

“Correcto. ¡En cuanto a talento innato, él es sin duda, el número uno! ¡Sólo tiene dieciséis años, pero ya ha llegado al décimo nivel del Profundo Reino Naciente! He oído que no está lejos de atravesar en el Profunda Reino Verdadero también. Cuñado, ¿crees que?”

Dieciséis años…. ¿¡Décimo nivel del Profundo Reino Naciente!?

El rostro de Yun Che era un nido de emociones. Inconscientemente miró a Lan Xueruo, y descubrió que una capa profunda de seriedad había cubierto su rostro.

“Je, je, ¿Xiao Luocheng? Este anciano ha oído de este nombre bien conocido. No esperaba que hubiera una oportunidad para encontrarme con el número uno de la generación joven de Ciudad Luna Nueva. ¿Tu estimado padre no vino hoy?” Qin Wuyou preguntó mientras reía sin preocupación.

“El elogio del Jefe de Palacio Qin es demasiado. Aunque mi padre había querido mucho venir en persona para felicitar al Jefe de Palacio Qin por su nombramiento, él está indispuesto y no puede asistir hoy; por esto, este joven está actuando como su sustituto. Por favor no tome ofensa a esto.” El rostro de Xiao Luocheng estaba sonriente a medida que hablaba con cálidas palabras.

Qing Wuyou era uno de los líderes del Palacio Profundo Luna Nueva, así que en este banquete de nombramiento, cada uno de los líderes de las mayores sectas debió haber aparecido en persona para mostrar la cantidad apropiada de respeto. Si no, ellos por lo menos deberían enviar un Jefe Dignatario. De las siete sectas mayores presentes, el Clan Lanza de Hierro, Pabellón de las Siete Espadas Mortales, y Palacio Tormentoso Profundo, todos los Maestros habían llegado personalmente. En cuanto a la Secta Corazón Profundo y Secta Sol Nublado, ellos llegaron con un Jefe Dignatario. Aunque la secta exterior del Clan Cielo Abrasador era arrogante, todavía habían enviado a un Sexto Dignatario.

¡Sin embargo esta Secta Rama de la Secta Xiao, en realidad había enviado un grupo de jóvenes!

Aunque Xiao Luocheng era extremadamente cortés, siempre y cuando uno no fuera un tonto o ciego, podían ver que esto obviamente era una especie de desprecio desnudo.

“Jajajaja”, Qin Wuyou soltó una fuerte carcajada, como si no le importara en absoluto: “Joven Maestro de la Secta Xiao, ¿qué está diciendo? He oído muchas cosas sobre los elegantes modales del Joven Maestro a diario. Finalmente ser capaz de encontrarte hoy ya ha concedido un deseo mío, así que estoy feliz más allá de las palabras. Estimados invitados de la Secta Xiao, por favor tomen asiento.”

En este punto, todos los invitados que fueron invitados ya habían llegado. La Secta Rama de la Secta Xiao y la secta exterior del Clan Cielo Abrasador estaban naturalmente sentadas en la parte superior. Ellos fueron seguidos por las otras cinco sectas mayores, y fue otra vez seguido por el asiento del Gobernador de Ciudad Luna Nueva Murong Hang; sin embargo, él ni siquiera estaba un poco descontento sobre el arreglo. La familia Murong puede suscitar cualquier cantidad de problemas que querían en Ciudad Luna Nueva, pero eso era sólo en el rostro de las pequeñas sectas comunes. Incluso si era el gobernador de Ciudad Luna Nueva, en la presencia de estas siete sectas mayores, él tuvo que doblar obedientemente su cola entre sus piernas y no se atrevió siquiera a ofenderlos en lo más mínimo.

En cuanto a esos clanes de tamaño medio que fueron invitados, estaban aún más, temblorosos de miedo y temor; muy raramente ven una reunión de las siete sectas mayores, y aún menos se atreven a ofender a cualquiera de ellos.

Bookmark(0)
ATG Capitulo 63 Palacio Principal
ATG Capitulo 65 La Batalla que Sacudió la Ciudad (2)