ATG Capitulo 60 ​Palacio Profundo Luna Nueva, Sikong Han

Capitulo 60 : ​Palacio Profundo Luna Nueva, Sikong Han

Esta voz aturdió a Yun Che por un momento. Él giró y con desconcierto observó al imponente hombre en frente de él… Ah no, ¡era un joven! Cuando vio esta figura, nadie creería que era solo un joven de quince años. Con una altura de más de dos metros y veinticinco centímetros, todo su cuerpo era incluso más sorprendentemente rudo; bloques de músculos estaban acumulados, y solo por estar de pie ahí, él parecía una pequeña montaña…

“¡Yuanba! ¿Por qué estás aquí?” Yun Che dijo con un rostro completamente asombrado. Este joven asombrosamente rudo era en realidad el hermano menor de Xia Qingyue, y su único mejor amigo desde una joven edad – ¡Xia Yuanba!

“¡Cuñado, realmente eres tú!” Al ver el rostro de Yun Che, la voz de Xia Yuanba creció un tanto más fuerte a medida que se apresuró con un rostro rebosante con sorpresa y alegría. A medida que él corrió hacia él, incluso el suelo ligeramente se estremeció; si uno viera la postura de Xia Yuanba, parecía como si él podía estar viniendo para dar un abrazo de oso. Yun Che no pudo evitar sentir que su cuero cabelludo se adormecía, e inconscientemente tomó dos pasos hacia atrás… Si él lo abrazaba así, sufrir una fractura de hueso sería considerado como ligero.

“¡Alto-alto-alto-alto-alto-alto” Yun Che rápidamente balanceó sus manos, deteniendo al emocionado Xia Yuanba quien casi lo abrazó. Él entonces lo observó de pies a cabeza, y preguntó otra vez: “Yuanba, ¿por qué estás en este lugar?”

“Debo ser el único haciéndote esta pregunta cuñado.” El rostro de Xia Yuanba estaba ruborizado con emoción: “Hace medio año, escuché que fuiste expulsado de tu clan. Te busqué por muchos días pero fallé en encontrarte. Phew, es realmente bueno que estés bien. Pensé que algo te había pasado, y no pudo dormir pacíficamente durante los pasados seis meses.”

La sorpresa y preocupación de Xia Yuanba venían enteramente desde el fondo de su corazón. En este mundo, aparte de Xiao Lie y Xiao Lingxi, la única persona que tomaba importancia sobre su ser era su amigo de la infancia, Xia Yuanba. Con su corazón grandemente conmovido, Yun Che dio un paso hacia adelante y palmeó el robusto brazo de Xia Yuanba: “No te preocupes, mi vida es horriblemente dura, ¿cómo puede pasarme algo? Ser expulsado del clan Xiao fue en realidad una buena cosa; el mundo de afuera es mucho más maravilloso que Ciudad Nube Flotante, en donde pasamos más de diez años nuestras vidas. Estos pasados seis meses continuamente he estado caminando hacia el Oeste desde Ciudad Nube Flotante, y fue solo hoy que llegué a Ciudad Nube Flotante. Para que estés aquí… ¿No me digas?”

Yun Che observó a un costado y miró el llamativo y gran cartel del Palacio Profundo Luna Nueva.

“Jeje, mi cuñado es realmente inteligente. Actualmente entré al Palacio Profundo Luna Nueva.” A medida que él habló sobre el Palacio Profundo Luna Nueva, el rostro de Yuanba expresó un rastro de orgullo: “He estado aquí desde hace seis meses, y también entré a la Clase Uno del Departamento Profundo.”

“¿Clase Uno? ¿Es difícil de entrar en esta clase?” Al escuchar el tono de Xia Yuanba, esta ‘Clase Uno’ Parecía ser muy asombrosa.

“Por supuesto.” Xia Yuanba asintió y jactanciosamente dijo: “Clase Uno es enseñada por el Gran Dignatario del Departamento Profundo. Los requerimientos para entrar en la Clase Uno son los más altos; debes tener suficiente talento, o… Jeje, suficientes conexiones.”

Yun Che recordó que hace seis meses, Xia Yuanba estaba en el cuarto nivel del Profundo Reino Elemental. A esta edad, ese nivel solo puede ser considerado mediocre y ni siquiera un centavo de ‘talento suficientemente bueno’; los cual significa que solo puede ser lo último31. Yun Che preguntó con una mirada llena de sospecha: “¿Tu familia tiene una relación con el Palacio Profundo Luna Nueva?”

Xia Yuanba respondió con una risa de vergüenza: “Oh, como materia de hecho, cuando mi abuelo era joven, él a menudo visitaría Ciudad Luna Nueva e hizo un realmente buen amigo aquí. Ese amigo después se volvió uno de los Sub-Jefes del Palacio Profundo Luna Nueva. Por lo tanto, no solo no tomé la prueba para entrar en el Palacio Profundo Luna Nueva, sino también entré en la Clase Uno.”

No hablemos sobre esas cosas. Cuñado, ¿estás solo? ¿Aún no has encontrad un lugar para quedarte en Ciudad Luna Nueva? ¿Qué vas hacer de ahora en adelante?” Xia Yuanba preguntó en un tono un tanto ansioso; sus profundos sentimientos de preocupación fueron exhibidos a través de esta pregunta. Él entendió a Yun Che muy bien; su físico era solo más o menos, nunca había dado un paso fuera de Ciudad Nube Flotante antes de llegar a lo dieciséis años, y el punto más crucial era que, con sus venas profundas deshabilitadas, era fundamentalmente imposible para él tener la habilidad para defenderse a sí mismo. Era difícil no preocuparse por él.

Yun Che no respondió la pregunta de Xia Yuanba pero en lugar de eso preguntó a medida que levantó su cabeza: “El Gran Dignatario que mencionaste que supervisaba la Clase Uno, ¿se llama Sikong Han?” Su figura no era considerada pequeña pero de pie en frente de Xia Yuanba, él casi se sentía como que había salido de la Nación Liliputense.

“¿Eh? Es cierto. Ese es exactamente el Dignatario Sikong. Cuñado, ¿no acabas de llegar a Ciudad Luna Nueva? ¿Cómo sabes sobre el Dignatario Sikong?” Xia Yuanba preguntó mientras frotaba su cabeza.

“Él y mi abuelo tienen una relación; antes de dejar Ciudad Nube Flotante, el abuelo me dijo que venga a buscarlo.” Yun Che dijo.

Cuando escuchó lo que Yun Che había dicho los ojos de Xia Yuanba de inmediato brillaron, a medida que emocionadamente dijo: “¡Eso es genial! El prestigio del Dignatario Sikong es muy alto en Ciudad Luna Nueva, y él también trata a otros muy bien. Si él y el abuelo Xiao se conocen, tal vez él puede preparar un lugar para que te quedes… Mn, sería incluso mejor si él puede preparar un lugar dentro del Palacio Profundo Luna Nueva.”

Yun Che comenzó a sonreír: “Entonces, llévame a buscarlo.”

En realidad, Yun Che no intentaba quedarse en Ciudad Luna Nueva por mucho, debido a que debajo de los cielos, todo el mundo era su campo de entrenamiento. Solo, él estaba indispuesto a abandonar al deseo de su abuelo y también quería ver si él podía obtener algún tipo de oportunidad desde Sikong Han.

“Oh, está bien.” Xia Yuanba asintió. Luego, su expresión de repente pausó un poco a medida que extendió su mano para rascar sus orejas: “Pero, no es definitivo que seas capaz de verlo hoy. Debido que hoy solo para a ser el día del nombramiento del Nuevo Jefe del Palacio, y hay aún un festín de felicitación en la noche. Escuché que todas las Sectas bien conocidas de Ciudad Luna Nueva y clanes con influencia estarán ahí; Dignatario Sikong debe estar ocupado preparándose.”

Yun Che pensó un poco, y dijo: “Así que es eso… Igual vamos a visitarlo. Es mejor si podemos verlo, y si no nos la arreglamos para verlo, entonces pongamos el asunto para mañana.”

“Oh, está bien.”

De inmediato, Xia Yuanba llevó a Yun Che y caminó hacia la entrada principal del Palacio Profundo Luna Nueva. En la entrada principal, los dos fueron detenidos. El joven portero extendió su brazo en frente de Yun Che y lo bloqueó: “A los no discípulos del Palacio no se les permite entrar.”

Xia Yuanba rápidamente dijo: “Hermano mayor Zhan, él es mi cuñado, y tiene algunos asuntos con el Dignatario Sikong.”

Esa persona a la que Yuanba llamó ‘Hermano mayor Zhan’ tenía una expresión solemne, y respetuosamente dijo: “Usualmente, un discípulo del Palacio puede llevar una persona dentro, pero no hoy. Esta noche es el festón de felicitación por el nombramiento del nuevo Jefe del Palacio; los Dignatarios están actualmente ocupados con muchos asuntos, y es inconveniente para encontrarse con invitados. Si tienen algunos asuntos, vuelvan mañana.”

“Esto…” Xia Yuanba solo pudo observar a Yun Che con impotencia.

Yun Che deliberadamente sacó la tableta de madera que el abuelo le dio, y dijo: “¿Me pregunto si esta tableta de madera puede posiblemente dejarme entrar y ver al Dignatario Sikong ahora?”

El ‘Hermano mayor Zhan’ casualmente miró la tableta de madera. A punto de hablar, su mirada de repente se echó hacia atrás sobre la tableta de madera otra vez, y respondió mientras arrugaba sus cejas: “Esta es… ¿La séptima tableta Profunda del Dignatario Sikong? Oh, debe haber sacado eso antes, por favor entren.”

Cuando terminó de hablar, él retrocedió su brazo extendido, tomó un paso hacia atrás, y señaló a Yun Che y Xia Yuanba que pasaran.

Yun Che solo quería probar, pero no esperó que tuviera éxito. Después de entrar en el Palacio Profundo Luna Nueva, Xia Yuanba dijo con un rostro asombrado: “Cuñado, ¿cómo es que tienes la séptima tableta profunda del Dignatario Sikong? Solo las siete personas más cercanas a él tienen esto, y con esta tableta, puedes ser considerado una persona del Palacio Profundo Luna Nueva, y puedes libremente entrar también en el Palacio Profundo Luna Nueva.”

“Sikong Han se la dio al abuelo cuando eran jóvenes; tal vez es para ayudar al abuelo a encontrarlo con facilidad en el Palacio Profundo Luna Nueva.” Yun Che interpretó. Él luego pensó: Sikong Han dio tal tableta al abuelo, parece que en esos días, el abuelo no solo le dio alguna pequeña amabilidad.

Ahora, Xia Yuanba llevó a Yun Che y directamente caminó hacia el Salón del Dignatario en el Palacio Profundo Luna Nueva; en el camino él le presentó el Palacio y lo que había experimentado en los pasados seis meses a Yun Che.

En este momento, Yun Che de repente escuchó la un tanto peculiar voz de Jazmín en su menta: “Esta persona, ¿es tu amigo?”

“Sí. ¿Hay algún problema?” Para que Jazmín pregunte sobre Xia Yuanba, el corazón de Yun Che explotó con sorpresa.

“¿Cuántos años tiene?”

“Quince y medio.”

“Quince años y medio…” Jazmín pensó por un segundo, luego dijo con voz baja: “¡Esta persona, en realidad posee las Venas Divinas del Emperador Tiránico!”

“Venas Divinas… ¿Del Emperador Tiránico?” Los pasos de Yun Che pausaron, frunciendo el ceño: “¿Qué quieres decir?”

“Sus venas profundas son muy especiales, el ancho de sus venas son más que el doble de una persona ordinaria, e incluso la estructura es muy diferente. Estas venas profundas son conocidas como las Venas Divinas del Emperador Tiránico. Incluso en el… Divino… Bueno, en pocas palabras, son venas profundas extremadamente raras, si estuvieran en el lugar donde nací, las personas que tuvieran estas venas profundas inevitablemente dominarían una región, y serían nombrados emperadores. ¡Pero para que eso haya aparecido en este tipo de lugar, qué malgasto de venas! La razón de por qué sus venas son excesivamente grandes es también debido a sus Venas Divinas del Emperador Tiránico. Con estas venas, mientras no es obvio en el Profundo Reino Elemental, una vez que él dé un paso en el Profundo Reino Naciente y su poder profundo madure, ¡él tendría que poner al menos diez veces el esfuerzo de personas ordinarias para cada nivel! También, a través de toda su vida, él solo puede progresar hasta el Profundo Reino Naciente, y nunca serás capaz de progresar al Profundo Reino Verdad.”

Yun Che: “…”

“Cuñado, aquí estamos.”

A pesar que Yun Che quería continuar preguntando, Xia Yuanba ya lo había jalado en frente del Salón del Dignatario.

“Iré a ver si el Dignatario Sikong está aquí.”

A medida que Xia Yuanba estaba a punto de tocar, la puerta de repente se abrió, y un hombre que parecía ser de cuarenta y algo años, que vestía una túnica de color negro, salió. Cuando lo vio, Xia Yuanba rápidamente lo saludó: “Dignatario Sikong, usted realmente está aquí. Eso es maravilloso.”

Esta persona era exactamente el Sikong Han a quien Yun Che estaba buscando, a pesar que parecía un poco más joven que lo que Yun Che imaginó. Después de ver a Xia Yuanba, él sonrió con gentileza: “¿Oh? Yuanba, ¿necesitas algo de mí?”

“Este es mi cuñado, él tienen algunos asuntos con usted.” Xia Yuanba cambió su cuerpo, revelando a Yun Che, quien estaba completamente loqueado por su enorme cuerpo, a Sikong Han.

Yun Che caminó hacia adelante y con cortesía dijo: “Dignatario Sikong, este joven Yun Che vino desde Ciudad Nube Flotante en el Este. ¿Me pregunto si el Dignatario Sikong aún es capaz de recordar a un viejo amigo de Ciudad Nube Flotante llamado Xiao Lie?”

“¿Xiao Lie? ¿Dijiste Xiao Lie?”

Al escuchar este nombre, una reacción que excedió las expectativas de Yun Che vino desde Sikong Han. En un paso rápido él caminó hacia Yun Che y sostuvo sus hombros con ambas manos: “¿Dónde está él? ¿Puede ser que ha llegado a Ciudad Luna Nueva?

Yun Che negó con su cabeza: “No. Ahora, el abuelo está aún en Ciudad Nube Flotante. Estoy aquí para buscarlo a usted de acuerdo al deseo de mi abuelo.”

Después de terminar de hablar, Yun Che sacó la séptima tableta profunda, y la llevó al frente de los ojos de Sikong Han.

Sikong Han tomó la tableta y soltó un suave un triste suspiro: “Ya han pasado siete años; estos pasados años, siempre había querido visitarlo en Ciudad Nube Flotante pero nunca pude hacerlo. Espero que esta vez, pueda al menos ligeramente pagar de vuelta su pasada amabilidad.”

ATG Capitulo 59 ¿¡Cuñado!?
ATG Capitulo 61 Uniéndose al Palacio Profundo Luna Nueva