ATG Capitulo 53 Semilla del Dios Maligno – Fuego (6)

Capitulo 53 : Semilla del Dios Maligno – Fuego (6)

“Jazmín… Jazmín…” Mientras llamaba el nombre de Jazmín, el corazón de Yun Che se sintió fuertemente apretado. El grado severo de propagación del veneno mortal esta vez fue más de diez veces más fuerte que la propagación de hace cuatro meses. Después de todo, la última vez, ella solo se encargó de dos del Profundo Reino Espiritual, y eso ya le hizo retorcerse en agonía. ¡Esta vez sin embargo, ella había despachado a un verdadero dragón del Reino Profundo Emperador, en un instante! La intensidad de la fuerza profunda que tuvo que utilizar era simplemente tan diferente como el cielo y la tierra.

Jazmín pudo no haber conocido el resultado de matar a este Dragón de Llama. Pero tuvo que atacar, porque si no, Yun Che habría muerto. Y si Yun Che muere, ella también, sin duda moriría.

El inmenso remordimiento hizo que Yun Che dentro de su corazón experimente una ola de dolor punzante…. Durante el proceso de escabullirse en la cueva del Dragón de Llama, Jazmín le había disuadido continuamente tres veces, y también le había advertido que el verdadero tesoro del dragón indudablemente tenía poder impreso sobre él sin excepción; significando que no eran tan fácil de conseguir. Sin embargo, él todavía siguió sin dudar…. Él de hecho tuvo el coraje y la audacia, pero él pudo haber inconscientemente olvidado una cosa; él ya no era el Che Yun cuya voz resonaba a lo largo del continente antes, sino que en vez era sólo un ser trivial que solo había alcanzado el cuarto nivel del Profundo Reino Elemental. Lo que él estaba enfrentando, no obstante, era un Bestia Profunda Emperador extremadamente horrible. Con siquiera la más ligera pizca de descuido, él perdería su vida y arrastraría a Jazmín junto con él.

Pero este tipo de resultado, todavía ocurrió al final.

“Lo siento Jazmín… Lo siento…. Lo siento…. Debería haberte escuchado, no debí haber sido tan imprudente….” A medida que sus manos sentían los cambios dentro el cuerpo de Jazmín, el corazón de Yun Che se apretó más y más. Él pidió perdón a Jazmín una y otra vez… Pero no importaba cuanto se disculpó y lamentó en este punto, simplemente no podía restaurar la situación actual.

Los labios de Jazmín se movieron ligeramente, pero el sonido que ella emitía era demasiado silencioso para escuchar.

Su cuerpo se volvió más y más frío, e inadvertidamente, ya había cambiado a un estado semitransparente.

A pesar el cuerpo de Jazmín era solo una forma semi-etérea que dependía de la fuerza vital de Yun Che, al final, era todavía el huésped del alma de Jazmín. Si este cuerpo desaparecía, entonces el alma de Jazmín que había perdido su huésped se dispersaría y desaparecería completamente bajo el devoramiento del veneno mortal.

“¡¡Jazmín!! ¡Jazmín!!”

Yun Che fuertemente apretó sus dientes a medida que su mano izquierda emitía desesperadamente el poder de purificación de la Perla de Veneno del Cielo. Su mano derecha enérgicamente sacudía su cuerpo, esperando ávidamente animar siquiera la insinuación más pequeña de su conciencia. Finalmente, él vio sus horribles labios blancos débilmente abrir y cerrarse de nuevo. Yun Che se congeló por un momento, luego apresuradamente puso sus oídos cerca de sus labios.

“Yo… No quiero… Morir…… Todavía no he… Vengado… A madre25… y hermano……. No he… matado… Todos ellos… No… Quiero… Morir…”

La voz de Jazmín era increíblemente débil y era casi imposible de oír claramente incluso desde tan cerca. Esta voz débil, no obstante, hizo que el interior del corazón de Yun Che se agitara violentamente.

Cuando Jazmín apareció oficialmente en frente de sus ojos hace cuatro meses, él había sentido una especie de inexplicable sensación de familiaridad de ella…. Una especie de sensación que era muy similar a sí mismo durante esos días… Ella era indudablemente joven y extravagantemente hermosa, e incluso se llamaba a sí misma una princesa; ella debe haber crecido bañada con el amor de decenas de miles de personas…. Sin embargo, sus hermosos ojos siempre rebosaban con frialdad y apatía. Cuando mataba personas, su rostro tierno no llevaba el más ligero atisbo de miedo y simpatía, sino en vez de eso poseía crueldad…. Y una indiferencia invariable.

Esta vez, él finalmente entendió qué era tan familiar en ella que se le parecía, durante sus días anteriores…

¡Era odio!

En el Continente Nube Azur, cuando tenía diecisiete años, había vivido bajo la sombra de su Maestro siendo perseguido hasta la muerte. Esa vez, únicamente el odio, un odio sin fondo, desbordaba desde el interior de su corazón…. Durante esos días, la expresión en sus ojos; su apatía, su crueldad… Tal vez, eran extremadamente similares a la Jazmín que estaba viendo ahora mismo.

Sin embargo, en aquel entonces él tenía diecisiete años y al menos podría ser considerado un adulto. Pero Jazmín…. solo tenía trece años este año. Él no pudo imaginar qué tipo de odio era lo que impulsa una niña, quien originalmente debería haber sido un ángel, en un demonio apático y cruel.

En su murmuro justo ahora, la forma en que ella se refería a sí misma había cambiado a ‘Yo’, en vez de ‘esta princesa’. Este descubrimiento también hizo el interior del corazón de Yun Che complicado. Fue porque Jazmín ahora mismo casi había perdido su conciencia, de modo que las palabras que ella dijo en este estado eran palabras que se originaron del alma. Esto significa que las dos palabras ‘esta princesa’ en realidad no eran como ella estaba acostumbrada a referirse a sí misma, sino era algo que ella había deliberadamente abordado para sí misma. Era como si usando estas palabras, ella estuviera recordándose continuamente acerca de algo.

Un sentimiento familiar, como si hubieran sufrido el mismo destino, nació desde lo más profundo del corazón de Yun Che, escalonado junto con sus inmensos sentimientos de culpa y remordimiento. Él comenzó a sacudir el cuerpo de Jazmín con aún más fuerza y en voz alta gritó: “¡Jazmín, despierta! ¡No debes perder la conciencia! ¿No hicimos un trato? Me diste un nuevo conjunto de Venas Profundas, pero yo no he cumplido lo que tengo que hacer para ti…. ¡¡Estás dispuesta a dejarlo así!! También… ¡Eres mi maestra, pero todavía no me has enseñado nada…! ¡Como mi maestra, no solo puedes actuar incompetente como esto! ¡¡Despierta, por favor despierta!!”

Pero no importa cuan desesperadamente Yun Che impulsó la Perla de Veneno del Cielo y la sacudió, Jazmín no respondió. Su pequeño rostro perdió su último toque de color, y su cuerpo se tornó más y más transparente. Aunque todavía era posible tocar la entidad que era su cuerpo, Yun Che podía ver casi claramente la arena que estaba abajo, en el suelo, a través de su pecho.

Una ola escalofriante derivó desde dentro del corazón de Yun Che, e incluso sus dientes estaban a punto de ser machacados por apretar demasiado fuerte. Él estrelló violentamente su puño en su frente, pero la sensación de dolor agudo no alivió el interior de su corazón siquiera un poco…. ¡Es tu culpa! ¿Por qué no escuchaste a Jazmín? Tu vida no era sola tuya, sino también la vida de Jazmín…. ¡Al final, incluso necesitabas a Jazmín para salvarte con su vida! ¡¡Tú eres el que la asesinó!!

Yun Che apretó sus dientes y amargamente se condenó. De la frente a flor de piel y sangrienta que fue golpeada por su puño, una gota de sangre lentamente chorreó abajo y cayó al suelo candente. A medida que observó la gota de sangre rápidamente secándose, Yun Che repentinamente se congeló: “Sangre… ¡¡Cierto, mi sangre!!”

¡Jazmín succionó su sangre para conectar su vida con la de Yun Che; el cuerpo semi-etéreo también nació de su sangre, y su fuerza vital! ¡Al mismo tiempo, su cuerpo fue fusionado con la Perla de Veneno del Cielo; a causa de esto, su sangre puede haber adquirido la característica de tener una resistencia extremadamente alta al veneno!

Inmediatamente pensando en ese rayo de esperanza, Yun Che no se atrevió a dudar ni un segundo. Extendió su brazo izquierdo y ferozmente lo cortó con las yemas del dedo de su mano derecha, y rompió una laceración larga y profunda que inmediatamente causó que la sangre salga a chorros. Inmediatamente, usó sus dedos para abrir cuidadosamente los labios de jazmín y sin el más ligero atisbo de color, y permitió que su propia sangre fluya en sus labios, gota a gota. Al mismo tiempo, utilizó su mano y enérgicamente apretó el hombro con el fin de hacer que la sangre fluya más rápido.

Jazmín, no dejaré que mueras…. ¡Definitivamente no!

Incluso si era solo por esa promesa que hice en el pasado, ese año….

La sangre fresca rápidamente fluyó abajo y cayó en los labios abiertos de Jazmín. Sin embargo, las gotas de sangre se desbordaron lentamente de la esquina de su boca justo después…. Jazmín estaba completamente inconsciente y era fundamentalmente incapaz de tragar por sí misma.

Yun Che fuertemente frunció el ceño. Después de un breve período de vacilación, él levantó su brazo izquierdo, un poco en la herida, y arduamente succionó. Después de que él había absorbido un poco menos de una bocanada, él bajó su cuerpo y de nuevo abrió suavemente los labios de Jazmín con su mano: “Si puedes despertar, entonces no importa cómo me castigues después, lo tomaré de buena gana.”

En medio de su silencioso murmullo, Yun Che bajó su cabeza, suavemente cubrió los labios de Jazmín con los suyos, y cuidadosamente permitió que la sangre en su boca cruce gradualmente, gota a gota, sobre la de ella. Usando una meticulosa respiración, él impulso su propia sangre, haciéndola fluir de su boca, a su cuerpo.

Aunque la boca de Jazmín estaba extremadamente pálida, todavía era impecablemente tierna y suave, lo cual le hizo a Yun Che tener una necesidad incontrolable de permanecer así por un rato más. Una vez que la bocanada llena de sangre fue transferida, los labios de Yun Che regresaron a la herida inmediatamente, y enérgicamente succionó de nuevo. Después de succionar otra bocanada, él de nuevo la transfirió cuidadosamente en la boca de Jazmín.

Después de repetir esto varias veces, la herida en su brazo comenzó a sanar, haciendo que su velocidad para succionar su sangre se vuelva mucho más lenta. Yun Che inmediatamente extendió su mano izquierda cortó otra profunda laceración justo al lado de la primera herida; y la sangre fresca una vez más, chorreaba como una corriente….

La sangre fue continuamente transferida en la boca de Jazmín. Cuando la quinta línea de la cicatriz apareció en el brazo de Yun Che, aproximadamente una quinta parte de la sangre en su cuerpo había fluido en el cuerpo de Jazmín. Una sensación sustancial de mareos surgió del cerebro de Yun Che. Sin embargo en este momento, él de repente descubrió que el cuerpo de Jazmín ya no estaba tornándose ilusorio, y había empezado a convertirse aparente poco a poco. La propagación del veneno mortal sentido por la Perla de Veneno del Cielo también había comenzado a decaer, como llamas siendo bañadas por la lluvia.

Éxito…. ¡¡Tuve éxito!!

Una ola de sorpresa agradable se extendió en el corazón de Yun Che. Sin la más ligera vacilación, él extendió su brazo de nuevo, y cortó la sexta laceración. Su brazo entero ya estaba entumecido, sin embargo, el interior de su corazón no obstante estaba lleno con una interminable alegría…. Si su sangre realmente era capaz de salvarla, entonces ¿por qué había que ser tacaño al respecto?

Si el cuerpo humano pierde más de una quinta parte de su volumen de sangre en un corto período de tiempo, ello conduciría a la falla de las funciones corporales; más de un tercio, conduciría a un shock; más de la mitad, conduciría a la muerte…

Yun Che, quien tenía una experiencia médica extremadamente alta, estaba claramente consciente de esto; pero sus movimientos, de principio a fin, no tenían la más ligera pizca de lentitud ni vacilación a medida que continuaba añadiendo más cortadas sobre su brazo, corte tras corte.

Cuando finalmente fue incapaz de resistir los pesados mareos en su cerebro, su visión se convirtió en un campo blanco a medida que se desmayó mientras cayó en la pared de la roca detrás de él….

En el medio de su conciencia confusa, la silueta de una chica que siempre había tratado de olvidar, apareció lentamente…

Durante los siete años que vivió en odio, con el fin de obtener más poder, él había entrenado desesperadamente cada día hasta que todo su cuerpo se volvió andrajoso y siempre estuvo cerca de la muerte un incontable número de veces…. Cada vez, ella siempre gentilmente trataría sus heridas, trayendo comida deliciosa para él, arreglando su vestimenta deteriorada, y haciendo la cama para él…. Y al día siguiente, ella silenciosamente lo vería marcharse….

Durante ese período de tiempo, ella era la única calidez, y el único refugio donde él sólidamente podía dormir.

Sin embargo, durante ese tiempo, únicamente había odio en su corazón. Aparte de luchar de nuevo cuando estaba todo cubierto con cortes y contusiones, él nunca le había dado ningún compañerismo, nunca le compró una sola pieza de adorno para el cabello, y nunca hizo ninguna promesa con ella; él incluso nunca le había mostrado una sola sonrisa….

Hasta ese día que ella lo dejó para siempre, mientras descansaba en sus brazos. En ese momento, la expresión de sus ojos y su voz, se convirtieron en un valor para toda la vida de inolvidable dolor que perforó su corazón….

“…. En mi corazón, hay muchas heridas…. Como las hay en tu cuerpo…. Pero… No me arrepiento…. Volviéndome la mujer que te acompañaba cuando estabas solo…. A pesar de que era doloroso…. También era muy feliz…”

“… Hermano mayor Yun Che…. Si después, cuando estás solo, hay una chica que está dispuesta a permanecer a tu lado…. Entonces ella…. Debe ser un ángel enviado a ti por los cielos… No dejes que sea lastimada de nuevo…. ¿Está bien…..?”

ATG Capitulo 52 Semilla del Dios Maligno - Fuego (5)
ATG Capitulo 54 Las Lágrimas de Jazmín