ATG Capitulo 51 Semilla del Dios Maligno – Fuego (4)

Capitulo 51 : Semilla del Dios Maligno – Fuego (4)

Aunque oculto, Yun Che aún no se atrevía a ser imprudente y cuidadosamente se acercó a la cueva.

Después de caminar alrededor en un ángulo considerablemente grande, los pies de Yun Che pisaron el suelo color escarlata. Una ola de calor abrasador inmediatamente fue transmitida debajo de sus pies; luego rápidamente se impregnó en todo su cuerpo y rápidamente le dio la sensación de estar en llamas.

Este Dragón de Llama existió aquí por lo menos un siglo, y su poder sobre el fuego hace mucho tiempo había convertido este lugar en un mundo del elemento fuego. Su posición actual estaba solo a un kilómetro de la intensa lucha entre el Dragón de Fuego y el Clan Cielo Abrasador. Sin embargo, esta ya era una distancia extremadamente peligrosa, ya que las ondas residuales de su batalla podrían extenderse fácilmente hasta aquí.

Los pasos de Yun Che eran cuidadosos, pero su velocidad no disminuyó en lo más mínimo. Jazmín había dicho este Dragón de Fuego claramente estaba escondiendo su verdadera fuerza; si de repente liberara su verdadera fuerza y derrotara a los cinco del Clan Cielo Abrasador, sin mencionar de aprovecharse mientras tomaba ventaja de caos, él probablemente perdería su vida.

Qué alentador, sin embargo, fue el hecho de que el Dragón de Llama, evidentemente, no quería que su residencia sea dañada. No solo a propósito los empujo lejos, también trató de no dejar que su poder de ataque golpee tanto como sea posible. Después que Yun Che llego al lado Norte de la cueva, él preparó su mente y corrió a la entrada de la cueva con su máxima velocidad. A medida que la cueva esta cerca y más cerca, y después de algunas decenas de respiraciones después, él había avanzado hasta el punto donde solo había treinta y tres metros entre ellos. A lo largo del camino, solamente había un sentimiento intimidante, pero no peligro real.

Cuando el objetivo estaba cerca, una enorme ola de fuego repentinamente cayó del cielo y cubrió unos kilómetros cuadrados de tierra. Estas llamas no eran muy grandes, ni tenían mucho poder de ataque. Sin embargo, eran extremadamente concentradas, y una de las piezas cayó directamente sobre el cuerpo de Yun Che.

Inmediatamente, la camisa de Yun Che se encendió. A medida que él tomo un ataque, el efecto de la Píldora de la Estrella Oculta desapareció en el acto. Sin embargo, Yun Che había reaccionado rápido y esquivó detrás de la enorme roca a su izquierda en un instante. Después él pisoteó el fuego en sus ropas, con sus cejas completamente hundidas.

Maldición….

El efecto de la Píldora de la Estrella Oculta inmediatamente sería negado si fuera atacado o tocado por alguien más. No importa si él corría hacia la entrada de la cueva o se retiraba; si él salía detrás de la roca, sería fácilmente descubierto. Pero si sigue escondido aquí, él será descubierto inmediatamente de todos modos cuando la gente del Clan Cielo Abrasador regrese.

¡Esta vez, él casi había entrado en un reino de muerte segura!

¡¡Booom!!

Una bola de fuego con forma de dragón que venía del Dragón de Llama de repente cayó del cielo, aterrizando en un área a menos de cien metros delante de Yun Che. Con un fuerte golpe, la llama con forma de dragón explotó, trayendo una llamarada que llegaba a los cielos y una temperatura aterradoramente alta que podría incluso casi, derretir rocas.

En el momento que la llamarada explotó, el Yun Che detrás de la roca de repente amplió sus ojos….

¡¡Oportunidad!!

En el momento siguiente, Yun Che se disparó desde atrás de la roca como una flecha que acababa de salir del arco. Usando toda su energía profunda, él corrió hacia la entrada de la cueva con su máxima velocidad. El pilar de la llamarada que se elevó hacia el cielo bloqueó la línea de visión del Dragón de Fuego y la gente del Clan Cielo Abrasador. La enorme ola de energía era suficiente para ahogar su insignificante Energía Profunda, y además ellos no se atreverían a estar distraídos durante su intensa lucha.

Estas decenas de metros en este momento eran indudablemente una situación de vida o muerte para Yun Che. Él dio un vistazo a la llamarada disipándose con la esquina de su ojo y apretó sus dientes, deseando poder inyectar toda su fuerza de voluntad en sus piernas. Cuando estaba en peligro, el tiempo parecía haberse ralentizado de golpe, y la entrada de la cueva también se estaba acercando muy lentamente. En el último palmo de distancia, él respiró bruscamente, pateó el suelo con ambas piernas, y saltó hacia la entrada de la cueva con un clavado volador.

El instante en que entró en la cueva, la llamarada había desaparecido por completo. La feroz batalla entre el Dragón de Llama y las cinco personas del Profundo Reino Cielo también fueron limpiamente presentadas en su visión de nuevo.

De pie detrás de la roca caliente chisporroteando en el borde de la entrada de la cueva, Yun Che respiró pesadamente. Todo su cuerpo estaba empapado de sudor, y uno no podía decir si su rostro estaba rojo a causa del calor o la excitación.

“Uf…. Finalmente lo hice.” Yun Che tocó su pecho, y murmuró para sí mismo ya que el miedo aún persistía en su corazón. Después de calmar su mente por un rato, él caminó al interior de la cueva con pasos lentos.

Desde que el Dragón de Llama tenía una estructura enorme, naturalmente, la cueva en la que residía también era gigantesca. Yun Che agudizó su vigilancia y lentamente caminó hacia adelante. La temperatura en el interior era mucho más alta que lo que era fuera. Cada paso que Yun Che daba, un charco de sudor rociaba hacia abajo, evaporándose en una bruma blanca, el instante en que se encontraba con el suelo con un sonido *Sss Sss*.

La verdadera profundidad de esta cueva era desconocida, de modo que Yun Che fue más profundo, la luz también se volvió tenue y más tenue. Después de continuar hacia adelante por un centenar de pasos, una bruma de luminiscencia roja de repente emergió del área delante.

Los pasos de Yun Che se detuvieron por un momento, luego aceleró de nuevo a medida que él deprisa caminó hacia ello. A medida que vio la fuente de la luminiscencia de color rojo, sus ojos de repente irradiaron una luz ardiente.

“¡¡Hierba Espíritu de Fuego!!”

Una madura Hierba Espíritu de Fuego alrededor de siete pulgadas de alto con raíces sumamente superficiales, usualmente tenía nueve hojas, y resplandecía en la oscuridad. Era extremadamente rara y solamente crece en áreas con elementos de fuego concentrados. Al mismo tiempo, la velocidad de crecimiento de la Hierba Espíritu de Fuego era extremadamente lenta y usualmente le tomaba más de diez años para alcanzar la madurez, y como resultado, provocaba que el valor de la Hierba Espíritu de Fuego madura sea extraordinariamente alto. La Hierba Espíritu de Fuego podía ser refinada en una Píldora Espíritu de Fuego, y después de consumirla, uno sería capaz de resistir un gran grado de elementos de fuego por un cierto período de tiempo. También podía temporalmente cambiar la energía profunda de una persona, la cual residía en las Venas Profundas, en uno de los atributos de fuego, sin cualquier efecto secundario dañino de quemazón o hiriendo a uno mismo. Para practicantes profundos que practicaban las Artes Profundas del atributo fuego, los beneficios que traería eran inconmensurables.

Y esta difícil de encontrar y extremadamente valiosa Hierba Espíritu de Fuego, estaba en realidad creciendo aquí, con un increíble total de dos a trescientos cepas; además, casi un cuarto de ellas ya había alcanzado la madurez. También había un trozo de área detrás que solo tenia raíces sobrantes. Era obvio que estas cepas de la Hierba Espíritu de Fuego eran la comida del Dragón de Llama.

La otra razón de por qué la Hierba Espíritu de Fuego era valiosa, era debido al hecho que era extremadamente difícil de recolectar y almacenar. Incluso la más ligera cantidad de descuido puede provocar que el espíritu de fuego dentro de la hierba desaparezca. Sin embargo, para Yun Che, esta cuestión no planteaba ningún problema en absoluto. Él extendió su mano izquierda y agarró a las cepas maduras de la Hierba Espíritu de Fuego en un frenesí, fácilmente recolectándolas en la Perla de Veneno del Cielo.

Incluso una cepa aleatoria de la Hierba Espíritu de Fuego podría venderse por un precio muy alto afuera. Sin embargo en este momento, estaban siendo cosechadas en grandes cantidades por Yun Che, como si fueran coles ordinarias.

Muy pronto, más de cincuenta cepas maduras de la Hierba Espíritu de Fuego fueron todas reunidos en la Perla de Veneno del Cielo. Yun Che ni siquiera tocó una sola que no estaba madura. Él frotó sus palmas juntas como un grito vino desde dentro de lo más profundo de su corazón: ¡Soy rico!

¡Si éstas fueran vendidas al Clan Cielo Abrasador a través de un intermediario, cuanto beneficio tendría!

¡Él nunca tendría que preocuparse sobre no tener suficiente dinero para gastar nunca más!

Yun Che sacó una Hierba Espíritu de Fuego que recolectó, y rápidamente usó la Perla de Veneno del Cielo para refinarla. La Hierba Espíritu de Fuego rápidamente se arrugó bajo el procesamiento de la Perla de Veneno del Cielo, y al final se convirtió en un objeto muy pequeño como rubí. Yun Che ni siquiera se molestó en pensar antes de arrojarla en su boca.

Una sensación ardiente se deslizó por su interior, a lo largo de su cavidad bucal; seguido por la sensación de calor rápidamente dispersándose hacia fuera desde el interior de su cuerpo, en un abrir y  cerrar de ojo, se propagó a través de todo su cuerpo. Después, el calor abrasador lentamente se desvaneció…. Inmediatamente, incluso el espacio circundante de repente ya no era demasiado caliente. El sudor en el cuerpo de Yun Che ya no fluía y la sensación sofocante de calor seco completamente desapareció sin rastro.

El cuerpo de Yun Che se sintió considerablemente más relajado después. Sin embargo, él todavía no había llegado al final de la cueva, por lo que él aceleró sus pasos y caminó más adentro. No mucho después, un enorme cubil de rocas se hizo visible ante sus ojos. Considerando el tamaño y la forma, era obvio que este lugar era donde el Dragón de Fuego normalmente permanecía y dormía.

Para decepción de Yun Che, el cubil de este Dragón de Fuego estaba considerablemente limpio; aparte de las rocas ardientes que construyeron el cubil, no había nada más importante.

Rugido…

Un enorme rugido sonoro repentinamente vino desde el exterior. Incluso de pie en la parte más profunda de esta cueva, Yun Che todavía vagamente podía sentir una ola de calor precipitándose a su rostro. La voz pesada del Dragón de Llama derivó desde el exterior:

“¡Humanos ignorantes e insaciables, prepárense para recibir el castigo que se merecen!”

Justo después de eso, vinieron las voces de pánico del Clan Cielo Abrasador:

“¡¡Ah!! ¡Que esta sucediendo! Cómo es que su fuerza de repente…”

“Este…. ¡Este Dragón de Llama no es una Bestia Profunda Cielo en absoluto! ¡Es claramente una Bestia Profundo Emperador! ¡Él ha ocultado su verdadera fuerza todo este tiempo; solo para atraernos a este lugar!”

“¡Esto es malo! ¡La inteligencia fue incorrecta, retirémonos! ¡Retirémonos rápidamente!!”

Las palabras de Jazmín perfectamente se hicieron realidad. Bastante seguro, el Dragón de Llama ocultó su verdadera fuerza todo el tiempo, y en este momento, finalmente desencadenó su verdadero poder. Durante los gritos de pánico del Clan Cielo Abrasador, la tierra comenzó a temblar…. Incluso la totalidad de la Cordillera del Dragón Escarlata estaba ligeramente temblando. El corazón de Yun Che abruptamente se tornó frío. ¡Puesto que el Dragón de Llama había comenzado a mostrar su verdadero poder, también significaba que la batalla puede llegar de inmediato a su fin. ¡Si no se marcha ahora, puede que nunca tenga una oportunidad de escapar después de eso!

Cincuenta cepas maduras de la Hierba Espíritu de Fuego ya era un gran beneficio. Yun Che no dudó y rápidamente se precipitó hacia el exterior con pasos rápidos. Sin embargo, solo después avanzar tres pasos, su corazón ferozmente saltó de repente…. Sus pasos se detuvieron junto con ello.

“¿Por qué te estás deteniendo? ¡Si no te vas ahora, estás esperando que el Dragón de Llama te queme en cenizas!” Jazmín fríamente gritó.

Yun Che, sin embargo, no dio ninguna reacción a las palabras de Jazmín en absoluto. Él se dio la vuelta, y con sus manos en su pecho, él miró inexpresivo al cubil de roca vacía…. Es la misma sensación como antes, y esta vez está realmente cerca…

Exactamente que está llamándome…..

En vez de huir a toda velocidad, Yun Che caminó al cubil de roca, hasta que entró en el cubil una vez más. El ritmo de los latidos de su corazón también había repentinamente acelerado en este momento.

Yun Che congeló su mirada a medida que miraba alrededor, y al final, su mirada se fijó en la esquina derecha del cubil. Las rocas aquí habían existido durante incontables años, estaban endurecidas y viejas. Sin embargo, había una roca que en realidad parecía estar impoluto por siquiera una mota de polvo y parecía haber sido frecuentemente movido alrededor. Yun Che apresuradamente se acercó, presionó su mano en la roca, y ejerció su fuerza para moverla.

Acompañado por el sonido de la roca cayendo, un punto de luz roja-escarlata inmediatamente apareció en la línea de visión de Yun Che.

Esta era una perla muy pequeña y redonda, cerca del tamaño de una canica común. Tenía una translucidez chispeante de un rubí ordinario, pero el resplandor emitido era más rico y más vibrante que la de un rubí común. Mientras él miraba esta cuenta redonda de color rojo, el corazón de Yun Che de repente, sin razón, dio lugar a un intenso anhelo. Bajo el impulso de este anhelo, él extendió rápidamente sus manos para alcanzarlo.

“¡No lo toques! ¡Hay una impresión inflamatoria del Dragón de Llama en ella!”

La advertencia de Jazmín fue ligeramente tarde. Tan pronto como ella gritó, las manos de Yun Che ya habían agarrado la perla redonda.

Inmediatamente, como si despertara, la perla de repente descargó una luz roja incomparablemente intensa que era lo suficiente fuerte para envolver el cuerpo entero de Yun Che.

ATG Capitulo 50 Semilla del Dios Maligno - Fuego (3)
ATG Capitulo 52 Semilla del Dios Maligno - Fuego (5)