ATG Capitulo 218 Una Batalla Rápida y Decisiva

Capitulo 218 : Una Batalla Rápida y Decisiva

A pesar que Mu Tianbei estaba ‘invitando’, su tono de voz estaba lleno de arrogancia y coerción, con una gran intención de que si él te invitaba a unirte a la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial era debido que se consideraba mejor y tú deberías aceptarlo gratamente con lágrimas en el rostro. Su desprecio hacia el Palacio Profundo Viento Azul era más que extremadamente intenso. Yun Che sintió la rabia emergiendo de Qin Wushang que estaba detrás de él, y respondió con una sonrisa leve: “Agradezco que el Maestro Mu piense altamente sobre mí, pero creo que el Maestro Mu ya debe saber, que yo, Yun Che, soy un discípulo del Palacio Profundo Viento Azul. No tengo la intención de abandonarlo por el momento, así que hacia la gentil invitación del Maestro Mu, sólo puedo rechazarla.”

Mu Tianbei respondió sin ningún cambio en su expresión: “Joven Maestro Yun, es obvio que su persistencia es admirable. Pero antes de tomar una decisión, debería reflexionar sobre esto, el Palacio Profundo Viento Azul no es nada más que un simple Territorio de Profunda Cultivación para gente ordinaria, y entre los grandes grupos de profundos practicantes, ni siquiera puede ser clasificado como promedio. Si no fuera por el prestigio de la Familia Imperial, ellos simplemente ni siquiera serían dignos de ser llamados lo peor. ¡Cuando se trata de patrimonio, recursos y profundas artes, la diferencia entre mi Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial y el Palacio Profundo Viento Azul, es tan abismal como la diferencia entre el Cielo y la Tierra! Sin mencionar que sería imposible que una perla brillante como usted pueda mejorar bastante dentro del simple Palacio Profundo Viento Azul. Al final, es probable que usted también será reducido a un mero ser ordinario como ellos.”

“¡Mu Tianbei, cuida tus palabras!” Qin Wushang habló con un tono furioso.

“Pero Jefe de Palacio Qin, ¿alguna de mis palabras está errada?” Mu Tianbei finalmente se tomó la molestia de mirar a Qin Wushang, y habló con una mueca de desprecio: “Después de todos estos años, ¿el Palacio Profundo Viento Azul alguna vez ha criado a un discípulo memorable clasificado entre los mejores? En cuenta al joven discípulo Yun, él debe haber aparecido de algún otro lado,

¿cierto? ¡La actuación del joven discípulo Yun es realmente impactante, pero por lástima, él no es algo que tu Palacio Profundo Viento Azul esté calificado a poseer! ¡Por el contrario, arruinarían y enterrarían a este genio que tiene el potencial para surgir como una prominencia en el futuro!

Pero, sería diferente si él viene a mi Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial. Nosotros podemos proveerle los mejores recursos y las mejores profundas artes heredadas. Dentro de tres años, yo, Mu Tianbei, tengo la confianza suficiente para hacerlo llegar a los Tres Mejores Puestos en el Torneo de Clasificación, y convertirlo en famoso en este mundo. Por último, Joven Maestro Yun, una persona vive su vida para sí mismo. No obstruya sus propias metas ni su futuro por la tal llamada ‘lealtad personal’. Tal insignificante Palacio Profundo Viento Azul, no es un lugar digno de permanecer para usted.”

La furia salvaje de Qin Wushang se incrementó. Él deseaba simplemente poder ignorar sus modales y entrar en una pelea de palabras groseras con Mu Tianbei. Pero al mismo tiempo, el interior de su corazón también latía con intensidad, asustado de que Yun Che sea arrebatado por ellos de esta forma. Debido a que Qin Wushang no podía negar que el poder de la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial superaba por mucho al Palacio Profundo Viento Azul. Para expresarlo más claro, el poder y las condiciones de ambos no estaban al mismo nivel en lo absoluto. Si Yun Che realmente fuera a la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial, no se sabría cuántas veces mejor sería la cultivación de su profunda fuerza.

Sin embargo, Cang Yue no tenía ese tipo de preocupación en lo absoluto. Ella sonrió con ligereza y dijo: “Pese a que Yun Che es un discípulo del Palacio Profundo Viento Azul, la intención original del establecimiento del Palacio Profundo Viento Azul es proveer un territorio de cultivación para innumerables jóvenes practicantes profundos del Imperio, y no interfiere con la libertad de los discípulos para irse o quedarse. Las palabras del Maestro Mu han sido lo suficientemente claras, si el corazón de Yun Che fue influenciado por eso, y está dispuesto a abandonar el Palacio Profundo Viento Azul para unirse a la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial, definitivamente no vamos a interferir.”

“¡Jajajaja!” Mu Tianbei rió en voz alta: “¡Bien! Como se esperaba de la legendaria Princesa Luna Azul. ¡No sólo es tan noble como los rumores dicen, también es bastante audaz! Joven Maestro Yun, lo escuchó claramente, ¿verdad? No importa si ellos no están de acuerdo, siempre que usted esté dispuesto a unirse a nuestra Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial, no me importaría lo que suceda, incluso si todo el Palacio Profundo Viento Azul entra en rabia para detenerlo.”

“Ja, no hay necesidad de que el Maestro Mu piense de esa forma.” Yun Che rio en voz baja y su mirada recorrió a Mu Tianbei: “El Palacio Profundo Viento Azul sólo permite que sus discípulos se queden hasta cumplir la edad de veinte, así que tendría que irme de ahí tarde o temprano. Pero incluso si el Palacio Profundo Viento Azul me expulsara ahora mismo, aún no me uniría a su Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial. Y no es debido a que crea que su Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial sea débil en poder. Sino, con un Maestro que ni siquiera conoce el respeto, ni tampoco comprende la forma de dirigirse de un Líder de Secta, pese a que su fuerza sea incluso más poderosa, todavía sería un lugar ordinario de tercera categoría lleno de palabras vacías. Es mejor para mí no ir.”

Una vez que esas palabras salieron, la atmósfera de congeló en un instante.

Cuando Qin Wushang, que originalmente estaba lleno de furia, escuchó eso, en lugar de ya no estar enojado y sentirse despreocupado, en realidad estaba asustado. Nunca hubiera imaginado que Yun Che se atrevería a hablar de esa forma cuando se dirigiera a Mu Tianbei, quien era reconocido por todo el Imperio. En cuanto a Cang Yue, ella sólo estaba ligeramente sorprendida debido a que ella entendía a Yun Che… ¡Debido a que él nunca tenía miedo de ofender a alguien! Sinceramente hablando, con lo rápido que esta satisfacción llegó, no era necesario soportarlo en silencio. Yun Che nunca se sometería ante la humillación.

Mu Tianbei pensó que había una posibilidad de que Yun Che lo rechazara, pero nunca imaginó que este insignificante joven cometería la impertinencia de hablarle con insolencia, e incluso trajo consigo tal humillación en sus palabras. Mu Tianbei arrugó ambas de sus cejas y su complexión se oscureció. “Joven Maestro Yun, ¿qué dijiste antes? Parece que no te escuché correctamente…”

“Dije, con un Maestro que ni siquiera conoce el respeto, ni tampoco comprende la forma de dirigirse de un Líder de Secta, pese a que su fuerza sea incluso más poderosa, todavía sería un lugar ordinario de tercera categoría lleno de palabras vacías. Es mejor para mí no ir.” Yun Che confrontó la mirada opresiva de Mu Tianbei con un rostro lleno de sonrisas, mientras disfrutaba su dulce momento para repetir sus palabras otra vez: “Estoy seguro que esta vez, Maestro Mu me escuchó correctamente.”

Como si hubiera un trozo de aire en su pecho que acababa de explotar, la furia de Mu Tianbei se elevó hasta la cima mientras sus músculos faciales se retorcieron. Pese a que la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial no podía compararse con las Cuatro Mayores Sectas, nadie se atrevería a provocarlos, y muchos ni siquiera podrían obtener el favor de ser reclutados por ellos.

¡Pero justo ahora, un insignificante joven en realidad se burló del Maestro Mu Tianbei frente a su presencia, sin ninguna restricción ni cambios en su expresión! Mu Tianbei dijo en voz baja con una mirada feroz: “Bien… Muy bien…”

“El sentimiento es mutuo.” Yun Che estaba incomparablemente calmado. “Ya que usted menospreció a mi Palacio Profundo Viento Azul, yo también guardo desprecio por su Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial. Esto sólo sucedió para igualar nuestros términos. Si Maestro Mu no tiene nada más que discutir, por favor regrese. El asunto de unirme a la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial, no debe mencionarlo en el futuro. A mis ojos, el Palacio Profundo Viento Azul es diez millones de veces mejor que la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial. Sin mencionar que su Maestro me lo pidió personalmente, incluso si la secta entera se arrodillara ante mí, todavía me negaría a su oferta.”

No había rastro de cortesía en las pocas y concisas palabras de Yun Che mientras devolvía el desprecio y la burla que Mu Tianbei tenía hacia el Palacio Profundo Viento Azul. Si hablamos de los sentimientos que Yun Che albergaba por el Palacio Profundo Viento Azul, en realidad no tenía tales sentimientos fuertes. Incluso si fuera expulsado, él no lo pensaría demasiado. Yun Che no hizo un contrataque intrépido por el Palacio Profundo Viento Azul, sino por Cang Yue.

Si esta no fuera la Villa Espada Celestial, un lugar donde no se puede atacar de forma deliberada, Mu Tianbei sin dudas hubiera asesinado inmediatamente a Yun Che. Estando demasiado enojado para sonreír, Mu Tianbei fijó firmemente su mirada en Yun Che: “Qué insignificante joven tan arrogante. ¡Realmente has abierto mis ojos! Al principio, sentí lástima por ti debido a tu talento y pensaba decirle a Yan’er que no sea duro contigo mañana. ¡Pero, parece que no te importa tu vida en lo absoluto! Cuando el momento llegue, me gustaría ver si aún tienes la fuerza para ser arrogante frente a mí… ¡¡Vámonos!!”

Mu Tianbei hizo un bufido fuerte antes de jalar su manga y girar para irse. Mu Xiongyi y Mu Xiongyan lo siguieron desde su espalda. Justo cuando estaban a punto de salir del recinto, Mu Xiongyan se dio la vuelta para mirar a Yun Che, y reveló una sonrisa siniestra.

La burla que devolvió Yun Che, naturalmente, disminuyó un poco la gran satisfacción de Qin Wushang. Él estaba bastante emocionado por Yun Che, pero su preocupación era mucho mayor que antes. Y suspiró levemente: “Yun Che, fuiste demasiado impulsivo hace poco. Podías rechazarlo directamente, pero no era necesario en absoluto que lo ofendieras. Ahora que esto sucedió, el encuentro de mañana será…*Suspiro*”

“No se preocupes, Jefe de Palacio Qin.” Yun Che río con indiferencia: “En este Torneo de Clasificación, sólo tengo un verdadero oponente. No hay forma de que pierda antes de encontrarme con ese verdadero oponente. Respecto al encuentro de mañana con Mu Xiongyan, olvídese de que me pondrá en riesgo, ni siquiera tiene las calificaciones para hacerme usar toda mi fuerza.”

Después que la noche pasó, un nuevo día comenzó. Los nuevos encuentros también eran inminentes. Era temprano en la mañana, pero la Arena del Debate de la Espada ya estaba abarrotada de personas que esperaban el comienzo de la ‘Ronda de los 16’. A partir de ahora, la progresión de los encuentros en este Torneo de Clasificación aún se ajustaría a las reglas. Si uno debía hablar de algo inusual que había ocurrido, ese sería Yun Che, el supremo Caballo Negro.

Respecto a los resultados finales del Torneo de Clasificación, ya estaban predestinados dentro de los corazones de todos hace mucho tiempo, desde la Ceremonia de Profunda Evaluación del primer día… El Primer Puesto pertenecería inevitablemente a Ling Yun. El Segundo, Tercer, y Cuarto Puesto, todavía sería una disputa entre la Nube Congelada Asgard, la Secta Xiao, y el Clan Cielo Abrasador. Cualquier otra secta simplemente no cumplía las calificaciones para entrar en esa rivalidad.

La Ronda de los 16 estaba destinada a ser mucho más emocionante y tensa que la Ronda de los 32 de ayer.

“Ronda de los 16, primer encuentro: Yun Che de la Familia Imperial Viento Azul, se enfrenta a, Mu Xiongyan de la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial.”

Antes de que Mu Xiongyan subiera a la arena, Mu Tianbei le ordenó en voz baja: “¡Yan’er, lísialo!” Una noche había pasado pero su furia aún no se había desvanecido. Desde que Mu Tianbei se convirtió en Maestro, Yun Che fue la primera persona que se atrevió a insultarlo en voz alta, y provocó que ese rencor penetrara hasta sus huesos.

“Esté seguro, Padre. No le permitiré siquiera pensar en levantarse otra vez.” Mu Xiongyan sonrió mientras decía eso casualmente.

En la Arena del Debate de la Espada, Yun Che y Mu Xiongyan se colocaron uno frente al otro. Mu Xiongyan estrechó sus ojos un poco, e hizo una mueca burlona con una postura ligeramente casual, como si el Yun Che frente a él, se tratara de una simple presa que ya estaba en las garras de sus manos. Por el contrario, Yun Che, era un campo de serenidad.

Anoche, Qin Wushang le explicó con lujo de detalles que la Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial estaba dividida en la Secta Lanza Celestial y la Secta Rayo Llameante. La Secta Rayo Llameante era capaz de convertir la profunda energía en Rayo Llameante, mientras que al mismo tiempo lo detonaba, provocando una letalidad demasiado aplastante. Simultáneamente, la Secta Rayo Llameante también heredó varios tipos diferentes de armas de fuego manufacturadas de alto nivel, así como habilidades de control. Más de una docena de diferentes tipos de armas de fuego peligrosas fueron camufladas en los cuerpos de cada discípulo de la Secta Rayo Llameante, es probable que incluso haya más de varias decenas de armas incomparablemente peligrosas del que uno no podría defenderse.

En lo que respecta a la transformación de profunda energía en Rayo Llameante, Yun Che realmente no se preocupaba por ello. Aunque, era incapaz de estimar cuán poderosas eran en realidad las armas de fuego dentro del cuerpo de Mu Xiongyan. Sus incontables experiencias de vida y muerte le enseñaron que si algo era imposible de reconocer, en especial aquellos de orígenes peligrosos, el movimiento más seguro que Yun Che podría tomar cuando enfrentara a Mu Xiongyan, sería exterminar cualquier cosa que podría tornarse peligrosa en el menor tiempo posible.

Así que para Yun Che, este encuentro estaba destinado a arrojar un resultado que se decidiría en un instante.

“¡¡El encuentro, comienza!!”

Tan pronto como cayó la voz de Ling Wugou, Mu Xiongyan levantó ambas manos y extendió todos sus diez dedos. Diez esferas de luz de color rojo violeta se condensaron al instante en la punta de sus dedos. El sonido de la descarga atronadora causaría que uno se estremezca de miedo. Mu Xiongyan miró a Yun Che con una sonrisa rencorosa: “¡¡Yun Che, prepárate para soltar un buen grito bajo el ataque de mi Rayo Llameante!! ¡¡Te haré recordar el precio de haber insultado a mi Fortaleza Rayo Llameante de la Lanza Celestial por toda tu vida!!”

Yun Che no respondió. Mientras sostenía firmemente la espada pesada, su silueta hizo un destello. Como una ráfaga de viento poderosa, Yun Che cargó directamente hacia Mu Xiongyan.

Mu Xiongyan movió ambas manos. Las diez esferas de Rayo Llameante de profunda energía condensada volaron hacia Yun Che en diferentes trayectorias. Sin embargo, Yun Che no esquivó ni huyó, sino atacó hacia adelante sin detenerse. Esta acción provocó que Mu Xiongyan se burle:

“Entonces, muere… ¡¡Explosión!!” BOOM… BOOM… BOOM…

Diez esferas de Rayo Llameante explotaron al mismo tiempo, y el resplandor del Rayo Llameante devastador empañó por un momento la silueta de Yun Che. Antes de que Mu Xiongyan comenzara a reír, él inesperadamente descubrió que en el instante que las esferas Rayo Llameante explotaron, la silueta de Yun Che había desaparecido del lugar.

‘¡¿Imagen residual?!’

Justo después de eso, Mu Xiongyan detectó de repente el brillo de una sombra desde la esquina de su ojo. Yun Che apareció sin previo aviso a ese lado, y no estaba a menos de dos pasos de Mu Xiongyan. Si otra persona fuera a cambiar lugares con Mu Xiongyan, incluso si pudieran reaccionar con rapidez para defenderse, inevitablemente caerían abatidos. Sin embargo, no sólo Mu Xiongyan no entró en pánico, por el contrario, rio con intensidad. Él no se movió en lo absoluto, mientras canalizó su energía profunda sin previo aviso. Tres flechas de color rojo violeta repentinamente se dispararon desde su hombro, volando directamente al rostro de Yun Che.

“¡¡Ah…!!”

Toda la Arena del Debate de la Espada estalló en gritos de alarma. Cang Yue estaba incluso más nerviosa mientras gritaba. El disparo de las tres flechas de Rayo Llameante fue a tan corta distancia, y también condujo a una colisión frontal que era completamente inesperada. Incluso si uno fuera inmortal, no estaba definido si era posible o no esquivar ese ataque.

*Zumbido*

Mientras todavía permanecía el resplandor de las esferas de Rayo Llameante, las tres flechas de Rayo Llameante ya habían cargado hacia Yun Che, y atravesaron su rostro por completo.

¡¡Se trataba de otra imagen residual!!

Mu Xiongyan de inmediato abrió grande sus ojos. Antes de que pudiera recuperarse de su asombro, una ola de calor abrasador atacó desde arriba…

“¡¡¡Danza Empírea del Ala de Fénix!!!”

¡¡BOOM!!

Al igual que un halcón feroz, Yun Che se precipitó desde el cielo y atacó sin piedad la espalda de Mu Xiongyan con un ataque abrasador en modo Berserker. Una enorme masa de fuego explotó con un ruido fuerte, empañando el cielo mientras cubría la tierra…

Hasta ahora, esta era la primera vez que Yun Che ejecutó la Sombra Rota del Dios de la Estrella. Se podría decir que la triple sombra en cadena de la Segunda Etapa, era completamente indetectable como los fantasmas y los Dioses. Así mismo, también era la primera vez que Yun Che utilizó una técnica de la Llama del Fénix… Ambas fueron empleadas para acabar la batalla en el menor tiempo posible y evitar cualquier factor inestable.

Dentro de la llamarada que se elevaba hasta el cielo, la defensa de profunda energía de Mu Xiongyan fue derretida como hielo fino. Él escupió una gran bocanada de sangre fresca y voló con violencia hacia el exterior. Entonces, impactó contra la barrera de profunda energía y rebotó de vuelta hacia el suelo. El fuego sobre su cuerpo no se extinguía. Por el contrario, continuó desencadenándose y quemando, quemando sus ropas, quemando su carne, y las varias decenas de armas de fuego escondidas dentro de su cuerpo…

BOOM… BOOM… BOOM… BOOM… BOOM… BOOM…

Cuando las llamas alcanzaron las armas de fuego, todas explotaron con violencia en el cuerpo de Mu Xiongyan, separando su piel y destrozando su carne, causando que su cuerpo mutilado sea difícil de reconocer. Sus gritos miserables eran como el chillido melancólico de las almas en pena. Yun Che retiró su espada pesada y observó a Mu Xiongyan con una mirada lamentable mientras murmuraba para sí mismo en secreto: ‘¡Esas armas de fuego que se suponían ser usadas contra mí, simplemente deberías disfrutarlas tú mismo!’

ATG Capitulo 217 Intimidación a un Grado Intolerable
ATG Capitulo 219 Soy un Experto en el Mismo Campo