ATG Capitulo 189 Una Cacería sin Fin

Capitulo 189 : Una Cacería sin Fin

Cang Yue sonrió ligeramente, y dijo: “Agradezco al Joven Maestro Fen por su amabilidad. Todo está bien con mi persona, Joven Maestro Fen no necesita preocuparse. ¿No estoy segura por qué el Joven Maestro Fen nos visita esta vez?”

Aunque ella escuchó que Cang Shuo dijo que el único propósito de la visita de Fen Juecheng era encontrarse con ella, Cang Yue aparentó que no lo había escuchado en absoluto.

Fen Juecheng también sonrió ligeramente, y dijo con una actitud gentil y sencilla: “Escuché que Su Alteza estuvo entrenando continuamente en múltiples Palacios Profundos de la rama. Juecheng estaba preocupado por usted, y también respeto eso profundamente. Aunque deseaba ver a Su Alteza unas pocas veces más incluso en mis sueños, pensé que asustaría a Su Alteza así que siempre lo suprimí en mi corazón. Ahora que finalmente veo a Su Alteza, Juecheng1 está infinitamente feliz. En estos dos años, Su Alteza se ha puesto más hermosa y elegante que incluso si las Legendarias Diosas se convirtieran en mortales, no podrían compararse. En mí punto de vista, la belleza de Su Alteza es el tesoro de la Familia Imperial Viento Azul — No, es el tesoro celestial bendecido de todo el Imperio Viento Azul.”

Mientras hablaba, la adoración y amor ciego de Fen Juecheng fueron revelados completamente sin esconderlo en lo más mínimo. Sin embargo, la Princesa Cang Yue aparentó que no lo había notado en absoluto, y aun así retornó una débil sonrisa: “El Joven Maestro Fen está equivocado, Cang Yue no es digna.”

“Agradezco al Joven Maestro por sus halagos en nombre de mi Hermana Imperial. También creo intensamente que lo usted dijo de mi hermana siendo el tesoro de la Familia Imperial es verdad.” Cang Shuo dijo con una sonrisa radiante. Sus ojos se iluminaron mientras voltearon y daban un indicio al sirviente detrás de él. El sirviente comprendió de inmediato y dio un paso adelante justo después. Entonces, pretendió susurrar el oído de Cang Shuo.

“¿Oh?” Los ojos de Cang Shuo revelaron cierta impresión, entonces dijo disculpándose hacia Fen Juecheng: “Joven Maestro Fen, este príncipe recordó de repente que debe encargarse de algo inmediatamente, así que si me disculpa… Hermana Imperial, el Joven Maestro Fen no ha visitado el Palacio Imperial por bastante tiempo, ¿por qué no acompañas al Joven Maestro Fen en un recorrido por el palacio?”

“Por favor, disculpen mi negativa.” Justo después que Cang Shuo terminó de hablar, Cang Yue inmediatamente declinó. “No es porque no tenga la voluntad, sino que el Padre Imperial me ordenó ir a reunirme con él en sus aposentos en este momento para discutir un asunto importante. Cang Yue no atreve a ir contra las órdenes de Padre Imperial, y deseo que el Hermano Imperial y el Joven Maestro Fen no lo tomen como una ofensa. Cang Yue tiene que retirarse primero.”

Después que terminó de hablar, Cang Yue inclinó la cabeza ligeramente y caminó hacia afuera del Palacio Abrazo de Luna sin dudarlo.

Cang Shuo surcó sus cejas ampliamente, pero Juecheng sólo sonrió con calma. Tan pronto como Cang Yue se apartó de su lado, Juecheng dio la vuelta de repente. “Su Alteza, cuando vine al Palacio Imperial, sin querer escuché que usted parecía estar buscando una extraña flor llamada ‘Flor de Alma Ardiente’ con todo su ahínco. ¿Me pregunto si Su Alteza ha encontrado esta flor aún? Si no es así, sucede que yo sé dónde encontrar una Flor de Alma Ardiente”.

No sólo la llegada de Fen Juecheng perturbó a Cang Yue, también la hizo sentir incómoda y quería salir tan pronto como sea posible. Pero las palabras de Juecheng tensaron todo su cuerpo mientras que sus pasos de salida se detuvieron firmemente en su lugar. Ella dio la vuelta y dijo con la voz más calmada posible. “¿Joven Maestro Fen lo dice en serio? Efectivamente Cang Yue está buscando la Flor de Alma Ardiente. Si Joven Maestro Fen sabe donde encontrarla y es generoso en decírmelo, Cang Yue estará agradecida con usted para siempre.”

Fen Juecheng sonrió: “Naturalmente, no rechazaré la petición de la Princesa Cang Yue. Juecheng sabe que esta Flor de Alma Ardiente tiende a crecer en los campos de entrenamiento de nuestro Clan Cielo Abrasador… Dentro de la Región Cielo Solar Salvaje.”

El corazón de Cang Yue se agitó mientras suprimía su emoción: “Entonces, eso es maravilloso.¿Podría pedir si su honorable clan le daría esta Flor de Alma Ardiente a nuestra Familia Imperial? No importa el precio o las condiciones, su honorable clan puede hablar con confianza.”

Fen Juecheng estrechó sus ojos y ellos se posaron codiciosamente en la belleza perlada de Cang Yue, su tez extremadamente noble, y su figura. Él respondió ligeramente: “No tengo nada que decir sobre ese asunto. En la Región Cielo Solar Salvaje, sólo una Flor de Alma Ardiente madura una vez cada mil años. El clan entero la considera su tesoro más valioso. Es absolutamente imposible dárselo a otra persona, pero…”

Fen Juecheng hizo una pausa, y luego sonrió incluso más casualmente: “Si la persona que desea la Flor de Alma Ardiente es un miembro interior de mi clan quien la necesita urgentemente, con mi influencia, como el futuro Maestro del Clan, creo que mi Padre ni los Dignatarios mostrarán una actitud obstinada e inflexible, es más seguro que ellos estén complacientes.”

Aunque las palabras de Fen Juecheng sonaban gentiles y reservadas, en realidad contenían un rastro de abierta coerción. Para dejar que un extraño se convierta en miembro interior del clan, eso significaba que tendría que convertirse en discípulo o posiblemente casarse dentro del Clan Cielo Abrasador.

El pecho erguido de Cang Yue ligeramente subía y bajaba. Sin embargo, ella después sacudió débilmente su cabeza: “Dado que la Flor de Alma Ardiente es tan valiosa para su honorable clan, entonces no haré tal irrazonable pedido. Agradezco al Joven Maestro Fen por la información.

Adiós.”

La reacción firme y franca de Cang Yue estuvo fuera de las expectativas de Fen Juecheng. Su expresión se endureció, y observó la figura de Cang Yue saliendo, mientras que su frente también se hundió ligeramente.

“El temperamento de mi hermana es todavía tan áspero como siempre.” Cang Shuo dijo viendo directamente a Fen Juecheng. Sus palabras y acción en realidad cargaban una insinuación de respeto.

“Es más áspera que antes. Cuando me rechazó anteriormente, al menos fue considerada, pero ahora, ella es tan inflexible que pareciera estar diciéndome que deje de ilusionarme.” Fen Juecheng parecía burlarse de sí mismo y río resentidamente.

“Joven Maestro Fen, no necesita ser tan pesimista”, Cang Shuo lo consoló inmediatamente. “Con la fuerza, apariencia, e identidad del Joven Maestro Fen, ¿cómo podría cualquier joven talento del Imperio Viento Azul compararse con usted? Cang Yue es todavía joven ahora mismo, así que ella no es consciente de algunas cosas. Creo que no pasará mucho tiempo antes de que ella tome la iniciativa de lanzarse a sí misma al Joven Maestro Fen sin siquiera que usted necesite cortejarla.” Después de hablar hasta ahí, Cang Shuo dudó, pero luego continuó: “Es posible que sepa un poco sobre la razón de por qué Cang Yue se puso de repente tan determinada.

“¿Oh? Fen Juecheng desplazó su mirada.

Cang Shuo continuó: “De la información que he obtenido, Cang Yue no solo ha estado buscando por todas partes la Flor de Alma Ardiente estos días, ella igualmente está buscando a una persona también; una persona con la que ella personalmente regresó del Palacio Profundo Luna Nueva. Se me ha informado de que ella y la persona eran sumamente cercanos estos meses antes de que ella lo trajera aquí… Pero tenga la seguridad joven maestro Fen, esta persona ya ha desaparecido hace cinco meses; él parece haberse sobrestimado a sí mismo, entró en el Páramo de la Muerte, y nunca volvió a salir. Después de su desaparición, he oído de las sirvientas del palacio por el lado de Cang Yue que ella llora incontablemente y no puede comer en paz…”

“¿Cuál es el nombre de esa persona?”

“Yun Che… Él es todavía joven, y solo tiene diecisiete años. Sin embargo, su talento innato estaba fuera de lo ordinario así que tanto Cang Lin y yo intentamos jalarlo en nuestros bandos.”

“¡Hmph!” Las cejas de Fen Juecheng se apretaron firmemente a mediada que un aura siniestra sorprendentemente pesada surgía en su cuerpo. “Hay en realidad otra persona que intenta poner sus dedos en la mujer que este joven maestro fantasea… ¡Es mejor si está muerto, de lo contrario, lo conduciré en el sufrimiento absoluto que incluso si suplica por la vida, no vivirá, e incluso si suplica por la muerte, no morirá!”

El cuerpo de Fen Juechen de pronto liberó un aura siniestra y causó que Cang Shuo se estremezca por todas partes. Los ojos de los guardaespaldas en el lado de Cang Shuo estaban incluso más redondos conforme temblaban en miedo. Debido a que la profunda aura que emanaba del cuerpo de Fen Juecheng… ¡Estaba claramente ya en el Profundo Reino Tierra!

Reino de la Prueba del Dios Dragón, una llanura interminable. Cinco meses han pasado desde que Yun Che entró en este lugar.

Más adelante, estaba el sonido de un pequeño arroyo. El agua del arroyo era tan clara que uno podía ver su fondo. Dentro del agua clara del arroyo, estaban todos los diferentes tipos de peces pequeños que alegremente se movían alrededor.

Yun Che acostó a Chu Yuechan sobre la hierba junto al arroyo delicadamente, luego se agachó en el borde del arroyo. Mirando los peces nadando en medio del arroyo, él dijo de manera radiante: “Pequeña Hada, podemos beber sopa de pescado de nuevo… Hmm, ¿de qué sabor debe ser la sopa de pescado hoy?”

Justo como su voz aterrizó, la mano izquierda de Yun Che penetró la superficie del agua como un rayo, pescando un pez grande de casi un pie de largo. Y en este momento, una piedra de río a su derecha de repente tembló, y un enorme cangrejo, su cuerpo la mitad del tamaño del cuerpo de Yun Che, saltó por encima. Las tenazas muy negras del enorme cangrejo se abrieron, y se acercaron ferozmente al cuello de Yun Che… Las púas en las tenazas de este cangrejo brillaban fríamente, incluso el acero se quebraría al instante, aún menos el cuello de una persona.

Yun Che arrojó el pescado en sus manos sobre la hierba. Sin siquiera alzar su mano, su mano derecha se extendió como un rayo, y agarró el borde de las tenazas del cangrejo. Él agarró por la fuerza al Rey Cangrejo Asesino y súbitamente lo arrojó en una roca del río.

La fuerza del brazo de Yun Che no era solo aterradora. Con un fuerte ‘bang’ la roca del río se rompió en pedazos y el Rey Cangrejo Asesino quedó inconsciente. Este sonido era como despertar un nido de avispones. Decenas de Reyes Cangrejo Asesino se acercaron simultáneamente. Sus enormes tenazas se abrieron como guillotinas conforme cortaban a lo largo con un resplandor frío y brillante. Rápido como un rayo, Yun Che sacó a Dragon Fault. Desplazó su cuerpo una vez y tres siluetas ilusorias indistinguibles aparecieron en tres posiciones diferentes. Los cuatro mil kilogramos de Dragón Fault eran tan ligeros como una pluma grande. En pocos alientos de tiempo, una docena o más de ataques fueron hechos y cada golpe pesadamente atacó la espalda de cada Rey Cangrejo Asesino.

El Rey Cangrejo era una profunda bestia peligrosa en el segundo nivel del Profundo Reino Espíritu que poseía dos aterradoras tenazas, y su caparazón era todavía más incomparablemente duro.

Incluso para los practicantes Profundo Espíritu ordinarios, era difícil dañarlo. Sin embargo, bajo uno de los pesados golpes de Yun Che, después del estallido de trece sonidos consecutivos, las espaldas de trece Reyes Cangrejo fueron completamente rotas a medida que una profunda fuerza enloquecida inmediatamente cargó directamente a través y poderosamente quebró sus venas de vida en un instante.

Con un movimiento de su muñeca, Dragón Fault regresó a la espalda de Yun Che. Con el fin de adaptarse por completo al peso de Dragón Fault, tras cultivar la Sombra Rota del Dios de la Estrella a la segunda etapa, él constantemente cargaba a Dragón Fault en su espalda.

“Ochenta y tres mil novecientos cuarenta y siete.” Después de exterminar los trece Reyes Cangrejo Asesino, los números en la mente de Yun Che también se actualizaron. Después de ver el suelo cubierto con cangrejos muertos cuyas piernas se alzaban en el aire, Yun Che pellizcó su mentón y murmuró: “Me pregunto si podría hacer sopa de estos enormes cangrejos…”

Yun Che finalmente se rindió en este pensamiento tentador y regresó al lado de Chu Yuechan con el pescado en la mano. Luego, él preparó una olla y vertió el agua del arroyo junto con el pescado antes de hervirlo con fuego… Si la bestia divina, el Fénix, supiera que Yun Che había utilizado el fuego del Fénix principalmente para cocinar los alimentos después de obtener su sangre, no se sabe si él estaría bastante enojado como para quemar a Yun Che en una antorcha humana.

Una vez que el fuego fue suscitado, la molestia siguió poco después. El pastizal debajo de su pie se movió anormalmente. No esperando que la cosa bajo tierra emerja, Yun Che de repente empujó sus manos en la tierra y agarró por la fuerza a la Lombriz de Armadura de Plata Profundo Espíritu que estaba a punto de atacar. Dos o tres golpes después de que la había derrotado y la había hechos nudos apretados, fue arrojada lejos en la distancia… Fue triste que esta Lombriz de Armadura de Plata fuera solo una Profunda Bestia Espíritu de bajo nivel. Aunque su cuerpo era tan duro como el acero fino, en las manos de Yun Che, no era diferente de un cáñamo de cuerda ordinario. Aun cuando la profunda fuerza de Yun Che era inferior, su fuerza de brazo era algo que ni siquiera un practicante de alto nivel del Reino Profundo Espíritu podría igualar.

La Lombriz de Armadura de Plata que había sido enrollada en nudos apretados se retorció sobre la hierba. Pero después de perder demasiada sangre por un largo tiempo, ya no fue capaz de moverse.

“Ochenta y tres mil novecientos cuarenta y ocho.” Yun Che dijo alto en una voz baja. Justo después de que terminó de contar en voz alta, su brazo de repente se balanceó hacia arriba y la Llama del Fénix se disparó hacia fuera a los dos Feroces Halcones de Tormenta por lo alto que estaban a punto de sumergirse, haciéndolos caer después de una explosión.

Después de estos cinco meses de control exhaustivo, él ya no necesitaba la espada pesada para desencadenar el Phoenix Break, y también podía activarlo con un movimiento de su brazo, ya que incluso su brazo, podría ser tratado como una espada pesada.

Con el calor abrasador de la llama del fénix, ni siquiera tomó sesenta alientos de tiempo para que la sopa de pescado esté lista.

Después de servir la sopa de pescado con una cuchara, Yun Che la sopló con cuidado para entibiarla y llegó al lado de Pequeña Hada. Apoyando su cuerpo superior, él levantó el pequeño tazón contra sus labios: “Aquí, ya no está caliente.”

Chu Yuechan abrió sus hermosos ojos y separó sus suaves labios. Usando la pequeña fuerza que tenía, ella ligeramente bebió un sorbo y bebió la sopa de pescado. Justo cuando tragó su primer bocado de sopa, un grito sobrenatural vino desde arriba. Seis monstruosamente grandes aves de extremadamente larga cola verde oscuro se zambulleron hacia abajo desde seis direcciones diferentes a Yun Che.

Sin levantar su cabeza, Yun Che balanceó su mano izquierda hacia arriba y agarró a Dragón Fault entre sus dedos. Después de detectar las posiciones de los seis Grandes Aves Verdes, Yun Che balanceó continuamente a Dragón Fault seis veces en dos alientos de tiempo. En el tercer aliento, él ya había retirado a Dragón Fault y colocado de nuevo en su espalda.

Scree Scree Scree Scree…

Entre los caóticos gritos de Fénix, seis Phoenix Break se elevaron hacia el cielo, bombardeando con precisión sobre los Grandes Aves Verdes que estaban en medio de su ataque, e hicieron explosión sobre ellas una por una. Durante todo este proceso, ni una sola gota de la sopa de pescado en el pequeño tazón se derramó. Chu Yuechan también no se asustó, y sus labios níveos nunca dejaron el pequeño tazón. Cuando todos los seis Grandes Aves cayeron abajo, la mitad de la sopa de pescado en el pequeño tazón ya había sido acabada.

Desde que se habían encontrado este tipo de situación todos los días por los pasados cinco meses, ella hace mucho se había acostumbrado a ello, y era todavía más seguro que Yun Che podía resistirlos perfectamente.

En este período de cinco meses, ellos fueron sujetos de todo tipo de ataques de profundas bestias en casi cada momento. El período intermedio variaba, pero nunca se detuvo. El ‘nunca ser capaz de dormir sólidamente o comer en paz’ que el Primordial Dragón Azur había dicho no fue ni lo más mínimo exagerado o hecho con el fin de asustarlos.

El nivel de dificultad de esta etapa de la prueba era de diez veces más difícil que la primera. Lo que era de miedo, no era que el nivel de las profundas bestias era demasiado alto, ni era la cantidad impresionante de las profundas bestias. ¡Era más bien el incesantemente bombardeo de asaltos! Venían desde el suelo, bajo tierra, en el agua, desde los cielos, y cualquier profunda bestia podría atacar en cualquier momento. Si uno relajaba su mente por incluso un segundo, era posible para él perder su vida. En este tipo de situación, tal vez era probable persistir a través de dos días. Incluso tres o cuatro días podrían ser soportados, pero cuando el período de tiempo continuaba alargándose, incluso si el cuerpo de uno podía manejar la presión, el colapso de la mente de uno también era posible… Si otra persona con una profunda fuerza que fuera más fuerte que la de Yun Che por un pliegue era cambiada, era todavía casi imposible para ella seguir adelante.

Pero, solo para Yun Che, el nivel de dificultad de esta prueba no era mucho más alto que el de la primera etapa.

Debido a que en su vida pasada, él precisamente pasó su tiempo siendo cazado. ¡Ser cazado por profundas bestias en esta llanura interminable era indudablemente aterrador, pero en su vida pasada, él en realidad había sido sujeto de persecución por lo más supremo de las sectas, clanes, y los expertos más fuertes! Además, eso persistió por siete años enteros. Dentro de esos siete años, su estado de alerta, percepción, velocidad de reacción, y habilidades de contraataque también se refinaron a un nivel extremadamente aterrador.

Después de reencarnar, no hubo oportunidad para que esas habilidades salgan a la superficie. Pero ser cazado por esta cantidad interminable de profundas bestias en esta llanura interminable, hizo que sus habilidades despertaran de nuevo.

ATG Capitulo 188 Joven Maestro del Clan Cielo Abrasador
ATG Capitulo 190 Asesinado por Veneno