ATG Capítulo 1875

ATG Against the Gods Capítulo 1875: El Canto del Abismo

(iba a optar por ponerle el ruido del abismo pero por el momento lo dejaré tal cual , luego veran porque prefería ruido al leer el cap)

“¡Eh!” Yun Che rió por lo bajo y con frialdad, su mirada era indiferente: “¿Entonces has visto al diablo en mis ojos?”.

Cang Shuhe le miró directamente a las pupilas y susurró: “El diablo en los ojos del Maestro Diablo es oscuro y feroz, como si estuviera dispuesto a devorar a la gente. Sin embargo, parece que sólo aparece en las pupilas del Maestro Diablo, y no coexiste en su corazón y alma.”

Yun Che: “……”

Qianye Ying’er: “……”

“¡Tos, tos, tos!” Al notar que la expresión de Qianye Ying’er no era la adecuada, Cang Shitian se apresuró a intervenir: “Maestro Diablo, ¿cuál es el estado de Shuhe?”.

“……” Tras una profunda mirada a los suaves y acuosos ojos de Cang Shuhe, apareció una luz blanca en el cuerpo de Yun Che, que luego siguió a su palma, cubriendo lentamente todo el cuerpo de Cang Shuhe.

La sangre vital innata de Cang Shuhe estaba lisiada, y si no hubiera sido por un emperador dios del reino rey que no había escatimado en gastos para renovar su vida, nunca habría sobrevivido tanto tiempo.

En la luz blanca, todo el cuerpo de Cang Shuhe era como una cosecha marchita que recibe la lluvia, creciendo cada vez más fuerte a un ritmo extremadamente rápido.

Un hombre que había estado enfermo y débil toda su vida debió de sentirse abrumado y exultante ante semejante milagro. Sin embargo, la Cang Shuhe que percibió Yun Che era como las aguas tranquilas sin viento, con apenas una ondulación en su aura o alma.

Yun Che levantó las cejas y comprobó que Cang Shuhe seguía mirándole en silencio, con una tranquilidad y concentración difíciles de comprender.

Durante una hora, Yun Che mantuvo el mismo gesto y la misma postura, sin decir una palabra en todo el tiempo.

Finalmente, retiró su brazo, y la luz blanca permaneció en el cuerpo de Cang Shuhe. Bajo ella, una formación de luz creada por el milagro divino de la vida se desplegó lentamente.

La expresión de Cang Shitian, que había estado tensa, se movió dramáticamente mientras daba un paso adelante y decía: “Shuhe, ¿cómo te sientes ……?”

Cang Shuhe dijo: “Agradezco al maestro diablo su regalo”.

“Hmph, acepto tus agradecimientos”. Yun Che se dio la vuelta y dijo fríamente: “¡Pero no olvides nunca lo que debes usar para devolver este regalo!”

Cang Shuhe levantó los ojos y susurró: “El regalo del Maestro Diablo y el favor de la Reina Diablo, Shuhe estará a la altura durante el resto de su vida”.

“¡Más te vale!” Yun Che dijo: “Si te mantienes en la formación durante al menos seis horas al día, serás normal en un mes, y tu cultivo volverá a ser el máximo que alcanzaste entonces en dos meses. En ese momento, este maestro diablo volverá para dotarte del poder divino del Mar Profundo”.

Antes de esperar cualquier respuesta de Cang Shitian y Cang Shuhe, Yun Che ya había movido su figura y abandonado su cuerpo para salir del arca profunda: “Qianying, vamos”.

“¡Ah …… acompañaré al Maestro Diablo!” Cang Shitian ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar a nada, suprimió el fuerte pensamiento de comprobar el estado de Cang Shuhe y siguió rápidamente a Yun Che en un instante.

Qianye Ying’er se movió, y cuando estaba a punto de salir del arca profunda, se detuvo de repente y dijo con una mirada de reojo: “Ser elegido tan secamente por esa mujer Chi Wuyao, no sería la única razón que seas la hermana de Cang Shitian. Veré lo enferma que está la princesa, tan recluida que hasta yo casi la había olvidado”.

Cang Shuhe dijo con voz ligera: “Shuhe siempre ha vivido recluida, sin deseos ni pensamientos. Ahora que he renacido, es un gran regalo. Ya no tengo delirios de grandeza en esta vida, y es aún más difícil soportar las expectativas del  Emperador Dios Brahma”.

“Humph, ¿estás cuestionando la visión de la Reina Diablo?” Qianye Ying’er soltó una risa baja y fría: “Dejando de lado otras cosas, los ojos de esa mujer nunca han estado equivocados cuando se trata de personas”.

Cang Shuhe levantó la cabeza y se encontró de frente con los ojos dorados y mordaces de Qianye Ying’er.

“La sabiduría está destinada a herir, y el amor profundo no dura”. Cang Shuhe leyó en voz baja: “La primera mitad de la vida de Shuhe la pasó lejos para nutrir su corazón, y la segunda mitad de su vida la pasó sin tonterías ni ilusiones. Sólo puedo devolver el regalo del Maestro Diablo y la Reina Diablo con la paz de la Región del Sur”.

“¿Paz de la Región del Sur? ¿Tú?” Qianye Ying’er resopló: “Entonces será mejor que puedas hacerlo. No quiero desperdicios inútiles entre las mujeres que llevan el nombre de su concubina imperial, insultando el nombre del futuro emperador”.

“Por cierto, hay algo que podría decirte por adelantado”. Qianye Ying’er giró la cabeza y le dio la espalda a Cang Shuhe: “El precio de encajar a la fuerza en el poder divino del Mar Profundo es una vida corta”.

“Tal vez incluso más corta que la vida que habrías podido vivir de otra manera”.

Las frías palabras atravesaron su corazón, y la figura de Qianye Ying’er ya estaba muy lejos.

La expresión de Cang Shuhe permaneció intacta, pero Ruiyi, que estaba a su lado, tenía una mirada miserable.

“Señorita, lo que acaba de decir ……”

“Este asunto, no se lo digas a mi hermano”. Cang Shuhe cerró lentamente los ojos.

“Pero ……”

“No es posible resistirse a las órdenes”. Cang Shuhe dijo en voz baja: “El hermano me ha protegido durante media vida, y ahora que el cielo y la tierra han cambiado drásticamente, es hora de que me redima”.

“…… Sí.” Ruiyi colgó la cabeza y se mordió el labio con fuerza.

…………

Yun Che y Qianye Ying’er se dirigieron al norte, de vuelta a la Región Divina del Este.

Después de todo, ella seguía siendo la emperador dios del Cielo Brahma, y ahora el Reino de Dios del Cielo Brahma estaba en mal estado, por lo que tenía que volver para liderarlos.

Es curioso que ella, que se había pasado la vida como ” Emperador Dios del Cielo Brahma”, se vea ahora obligada por Yun Che a volver a ocuparse de la situación.

A través de un vasto reino estelar, Yun Che llegó a un lugar estéril. Había rastros de calamidad por todas partes, especialmente en la forma de una tierra fracturada que parece haber cortado todo el mundo, lo que sería impactante para cualquiera que lo viera.

Esto fue una vez el Reino del Dios de la Estrella.

Pronto, la visión de Yun Che reveló la pequeña figura de Caizhi.

Se mantuvo en silencio frente a una enorme lápida de piedra, con las manos cruzadas frente a su pecho. En la parte superior del monumento están grabados los nombres de seis dioses de la estrella.

Aunque este lugar ha sido destruido hace tiempo, es en definitiva el lugar de origen y gloria de los Dioses de la Estrella. Caizhi eligió enterrarlos aquí y se mantuvo durante mucho, mucho tiempo.

“Caizhi”. Yun Che se acercó a su lado y la llamó con una voz muy suave.

Miró el monumento de piedra que tenía delante y dijo en voz baja, como si estuviera soñando: “Todos estos años, los he odiado tanto …… pero ¿por qué?. Al final, murieron por mí”.

Yun Che agarró su pequeña mano y dijo: “Había que obedecer las órdenes del emperador dios, en aquel entonces no podían evitarlo. Murieron por ti, así que es una especie de expiación, y creo que todos deben haberse ido en paz y de buena gana”.

“Después de todo, mi Caizhi es tan encantadora que a quién le disgustaría”.

Caizhi pellizcó suavemente la palma de Yun Che con sus dedos y tarareó en voz baja: “Eso mismo le habrás dicho a la hermana”.

“……” Yun Che se lo pensó mucho durante un momento y dijo con cara seria: “Creo que realmente lo dije”.

Sin embargo, Caizhi no respondió, sino que de repente miró al frente sin comprender, con la vista gradualmente nublada: “Cuñado, quiero decirles que los he perdonado, ¿me escucharán ……?”

Aunque llevaba el poder divino del Lobo Celestial nacido del resentimiento, aunque su poder y su cuerpo habían caído profundamente en la oscuridad, la naturaleza suave más profunda de su alma nunca había cambiado realmente.

La sonrisa del rostro de Yun Che cayó mientras dejaba escapar un oscuro suspiro y sacaba la Rueda del Dios de la Estrella de la Perla del Veneno Celestial: “Si te arrepientes, entonces vuelve a encontrar un sucesor adecuado para su poder. De esta manera, será un renacimiento para ellos …… y un renacimiento para el Reino del Dios de la Estrella”.

Por encima de la Rueda del Dios de la Estrella, seis puntos de luz estelar parpadeaban lentamente …… y el poder de origen de los cuatro Dioses de la Estrella, Veneno Celestial, Origen Celestial, Tian Gang y Tian Kui, habían sido asesinados por él para siempre.

La aparición de la Rueda del Dios Estrella resonó con la energía divina del Lobo Celestial en el cuerpo de Caizhi. Extendió lentamente la mano y cogió la Rueda del Dios de la Estrella, congelándose de repente por un momento y murmurando: “¿Por qué no esta el poder de la hermana?”.

La voz de Yun Che era pesada mientras decía: “El caos primordial interior y exterior está completamente aislado, y el origen divino también está destinado a no volver”.

Caizhi permaneció atónita, y de repente levantó la mirada: “Cuñado, ¿sería posible que la hermana …… siguiera viva?”

“……” Yun Che se quedó allí, con los ojos tambaleantes, incapaz de responder durante mucho tiempo.

Ciazhi guardó la Rueda del Dios Estrella y se dio la vuelta: “Cuñado, me voy”.

“……” Yun Che volvió a sus sentidos, “¿A dónde?”

“Al Reino de Dios del Comienzo Absoluto, por supuesto”. Caizhi dijo: “Ya es hora de devolverlos”.

“Bien”. Yun Che sonrió: “Entonces vuelve pronto. El día que volvamos a la Estrella Polar Azul, quiero llevarte primero a ver a mis padres”.

Caizhi se congeló por un momento y giró la cara con un silbido, conteniendo los latidos de su corazón mucho más rápidos, “¡Hmph! Debes haber dicho eso a todas las mujeres, y no  voy a caer en eso”.

“¡Sólo a ti! Después de todo, ¡eres la única con la que estoy casado!” Yun Che frunció el ceño: “Y, como he dicho muchas veces, ¡no más cuñados! Soy tu marido”.

La punta de la nariz de Caizhi se inclinó hacia arriba: “¡No! Voy a seguir llamándote cuñado”.

Yun Che pareció sorprendido y una sonrisa malvada apareció de repente en su rostro: “Oh, así que es así. Realmente tienes este extraño fetiche”.

“¿Fetiche?” Caizhi pareció entender, y luego su rostro se enderezó: “¡Sólo quiero que todos sepan que eres un gran pervertido que obviamente tiene una hermana y aún se aprovecha de su cuñada!”

Yun Che: (⊙o⊙)…

“Y …… para que nunca olvides a la hermana, jejeje”.

Caizhi sacó su lengua rosada y su delicada figura se alejó ligeramente, dejando a Yun Che de pie durante mucho tiempo, aturdido.

Giró la cabeza y miró hacia el este.

“Cuñado, ¿sería posible que la hermana …… siga viva?”

Aquel suave murmullo de Caizhi resonaba en su mente una y otra vez ……. Miró hacia el este, inmóvil y en silencio durante mucho tiempo.

Pasaron varias horas hasta que finalmente retiró su mente y voló en dirección al Reino de la Luz Glaseada.

…………

Reino de Dios del Comienzo Absoluto, Abismo de la Nada.

Jun Wuming se sentó con las piernas cruzadas en el suelo, con sus viejos ojos cerrados. Una hoja marchita bajó volando de la nada, y antes de que se acercara a su cuerpo, fue rota uniformemente por la energía invisible de la espada.

Los viejos ojos de Jun Wuming se abrieron y miró las dos hojas marchitas esparcidas ……. Ya podía intuir con suficiente claridad que le quedaban menos de cinco años de vida.

Tal vez no podría presenciar el día en que Jun Xilei alcanzara el reino supremo del dao de la espada.

“Lei’er, has vuelto”. Habló con indiferencia, su voz como una niebla.

La figura de Jun Xilei cayó lentamente, arrodillándose respetuosamente en el suelo.

“Maestro, todo es verdad”. Jun Xilei dijo: “Long Bai está muerto, y el núcleo de todos los reinos de la Región del Oeste ha sido aniquilado, excepto los reinos del Dragón Azul y Qilin. Lo que es aún más extraño es que el Reino de Dios no ha caído en un completo caos como resultado, en cambio …… todos parecen haberse resignado a la llegada de Yun Che como Emperador”.

“……” Jun Wuming dejó escapar una larga exhalación, “El maestro lo elogió una vez como un verdadero orgullo del cielo. Resulta que nadie en el mundo es digno de evaluarlo en absoluto”.

“……” Pensando repentinamente en la Convención del Dios Profundo y en la batalla de Yun Che que amenazaba la vida, el corazón de Jun Xilei se complicó por un momento.

“Deja de lado los pensamientos que te distraen y concéntrate en la espada”. Jun Wuming dijo lentamente, y al mismo tiempo, dijo en su corazón: “No me queda mucho tiempo para pasar contigo, después de eso, realmente estarás …… sola.”

Lo bueno es que entonces se formó una delicada buena relación con Yun Che. En un mundo donde Yun Che es el gobernante, su futuro puede ser un poco más seguro.

“Sí”.

Frente a Jun Wuming, cuya aura restante estaba menguando, Jun Xilei ya era extremadamente sumisa, y mientras se sentaba, estaba a punto de concentrarse en su mente cuando su alma se agitó repentina e inexplicablemente.

Sus ojos claros que estaban cerrados se abrieron de nuevo y miraron en dirección al Abismo de la Nada.

“¿Por qué te distraes de repente?” Dijo Jun Wuming.

Las delgadas cejas de Jun Xilei se abrieron gradualmente mientras su mirada se dirigía directamente hacia donde estaba el Abismo de la Nada, pero durante mucho tiempo, esa agitación del alma no volvió.

“Maestro, ¿ha escuchado …… un ruido inusual?” Volvió los ojos y preguntó.

“Oh”, Jun Wuming dejó escapar un suave suspiro y dijo: “Los pensamientos distractores deben perturbar el alma, desde la batalla con Yun Che en aquel entonces, su sombra nunca se ha borrado realmente de tu corazón de espada”.

Jun Xilei entró en pánico, “Maestro, yo ……”

“Esto no es un error, ni un diablo del corazón”. Jun Wuming dijo suavemente: “Él es el gobernante del mundo , y para ti, la única manera de estar realmente cerca de él es ser lo suficientemente fuerte”.

“……” Jun Xilei quiso negar algo más, pero sus labios se abrieron y cerraron varias veces, pero no salió ningún sonido.

Sin saberlo, ya había hundido su corazón en la espada, y su cuerpo estaba turbulento e invisible …… hasta casi dejar sin aliento la intención de la espada se movía alrededor de su cuerpo.

No muy lejos, la niebla blanca flotaba en el abismo de la nada , de repente en un momento hubo viento y caos, y luego volvió a la paz.

(no estoy muy seguro de la ultima linea pero debería ser algo así xd)

Disfruten

 

Recuerden los caps se suben antes en patreon. Proximo cap el atg 1876

 

https://www.patreon.com/devilnovels

Bookmark(0)
ATG Capítulo 1874
ATG Capítulo 1876