ATG Capítulo 1812

ATG Capítulo 1812: Desterrada de la Luna

(no estoy seguro del titulo, primero pense que era un nombre pero no lo sé, así que mas adelante lo cambiare , saludos)

Editado

Desde la destrucción del Reino de Dios del Mar del Sur y la invasión de los diablos de la Región Divina del Sur, el normalmente pacífico Reino de las Siete Estrellas se había vuelto lentamente más ilegal y violento.

A pesar de que los cielos estaban simplemente envueltos en oscuridad y una verdadera calamidad aún no había golpeado, el pánico había hecho que el lado feo de la naturaleza humana asomara una vez más.

Las personas que habían caído en la locura y el mal estaban desmantelando lentamente la ley y el orden en el reino. Como resultado, el pánico y el crimen comenzaron a extenderse por el mundo como una pandemia, haciendo que la sociedad se degradara aún más rápidamente … Eventualmente colapsaría si esto continuara.

Durante este período sombrío, siete criminales habían estado usando su fuerza para masacrar a todos los practicantes profundos débiles en esta área. Los habían cazado como siete lobos hambrientos de carne. Quizás estaban tratando de acumular suficientes recursos para huir a la lejana Región Divina del Oeste, o quizás simplemente estaban aprovechando el caos para dar rienda suelta a todos los deseos indescriptibles que se habían infectado en sus oscuros corazones.

Después de todo, incluso los reinos rey se habían arrodillado ante estos diablos, entonces, ¿por qué tenían que seguir manteniendo esta fachada de justicia y rectitud?

Sin embargo, esta banda de villanos había elegido el “objetivo” equivocado hoy.

Durante una noche que parecía mucho más desolada y tranquila que la mayoría de las noches, una mujer salió lentamente de la penumbra.

Iba vestida con una sencilla túnica de color cian claro y sus mangas estaban hechas de un material sedoso y translúcido que parecía revelar de manera burlona destellos tentadores de sus bellos y translúcidos brazos. El cinturón de tela de color aguamarina alrededor de su cintura crujió seductoramente mientras avanzaba con gracia.

Su rostro era tan hermoso que incluso la luna brillante y las estrellas palidecían en comparación con él. Su piel era tan blanca como la nieve, sus rasgos parecían tallados en el más fino jade y sus hermosos ojos eran tan claros como charcos de agua pura.

Su ropa sencilla, su apariencia nada amenazante y sin pretensiones, y los rastros de dolor y fragilidad en sus hermosos ojos la hacían parecer un objetivo perfecto. Sin embargo, había una nobleza inefable que irradiaba débilmente de ella a pesar de todas estas cosas … una nobleza que un pequeño reino estelar como este no podría producir.

Actualmente llevaba en sus delgados brazos a una niña que parecía tener unos ocho o nueve años. La niña se parecía a ella y su rostro de jade era extremadamente adorable. Se aferró con fuerza a la chica mayor y era casi como si estuviera acurrucada en su propio mundo.

Los siete lobos malvados que habían estado esperando en silencio a su presa cayeron en un largo período de silencio aturdido cuando esta doncella celestial sobrenatural, una belleza como la que solo había aparecido en sus sueños, descendió repentinamente a la tierra frente a ellos. Para cuando recuperaron el sentido y se apresuraron a rodearla, todos los pensamientos sobre cristales profundos habían sido desterrados de sus mentes. Solo quedaban sus deseos salvajes y malvados, y parecía que no podían esperar para violar y ensuciar la belleza efímera que tenían frente a ellos.

La joven no estaba nerviosa ni en pánico, simplemente movió sus dedos como jade suavemente en el aire. Los siete villanos gritaron suavemente mientras todos se desplomaban al suelo, pero ninguno había muerto. La hermosa doncella no estaba dispuesta a quitarles la vida frente a su hermana menor.

A pesar de que solo usó el más breve indicio de su fuerza en ese instante extremadamente corto, ¡lo que había surgido de sus dedos era el poder de un Maestro Divino!

“Hermana mayor, ¿por qué han aparecido tantos tipos malos últimamente?” preguntó la niña. No había un solo rastro de miedo en sus ojos y era obvio que esta no era la primera vez que se encontraba en una situación así.

La chica de túnica cian negó con la cabeza y respondió con voz suave: “Siempre ha habido mucha gente mala en este universo. Sin embargo, no hay necesidad de que Wei’er se preocupe, no hay nadie que pueda hacernos daño aquí “.

“¡Si!” La niña asintió con la cabeza vigorosamente mientras se giraba para mostrarle a su hermana la sonrisa más brillante. “No importa cuántos tipos malos haya, ¡no podrán vencer a la hermana mayor! ¡No estoy asustada!”

“Así es, ayer vi al abuelo preparando el arca profunda e incluso escuché a mi padre decir que íbamos a tomarnos unas vacaciones en los reinos inferiores por un tiempo. ¿Es eso cierto?”

“Oh, parece que ya lo has descubierto”, dijo la chica de túnica cian con voz suave. “Bueno, no te preocupes. No importa a dónde vayamos, siempre … ”

Todo se oscureció de repente.

La expresión en el rostro de la chica vestida de cian cambió dramáticamente cuando una gran cantidad de terror surgió en sus ojos abiertos. Le dio al Wei’er, a la que había estado agarrando, un fuerte empujón mientras gritaba de miedo: “Wei’er, date prisa y corre … ¡Date prisa y corre!”

La niña fue empujada muy lejos y cayó al suelo hasta que finalmente se detuvo. Se había girado para mirar a su hermana de rostro ceniciento con aturdida perplejidad cuando un hombre que irradiaba un aura fría y oscura apareció repentinamente frente a ellos. Una chica vestida de negro también había aparecido junto a él.

A medida que la luz continuaba desvaneciéndose, el mundo entero parecía encogerse y acurrucarse de miedo ante el aura asfixiante y espantosa de este hombre.

“Joven… Maestro… Yun…” La chica con túnica cian jadeó su nombre como si estuviera atrapada en un sueño… Quizás también fue una media pesadilla.

“Jin Yue”, dijo Yun Che el nombre de la chica vestida de cian con una voz fría y seca. La sonrisa más peligrosa de todo el universo apareció lentamente en su rostro, “Pensar que me encontraría contigo en un lugar así, y con buena salud también. Realmente es una sorpresa bastante agradable “.

Esas escalofriantes palabras la trajeron de vuelta a la fría y cruel realidad … El hombre frente a ella había dejado de ser el Joven Maestro Yun del pasado, cuyos gentiles ojos hicieron que su corazón se acelerara en secreto. Ahora era el Maestro Diablo del Norte, el hombre que había destruido todo el Reino Dios de la Luna y había esparcido a su familia por los vientos. El hombre que mató al Emperador Dios de la Luna y sumió a todo el Reino de Dios en el terror y la oscuridad.

Tanto sus ojos como su cuerpo temblaron incontrolablemente mientras corría frente a la aturdida chica que los miraba sin comprender. Envolvió sus brazos helados con fuerza alrededor de la niña mientras le rogaba a Yun Che con una voz desgarradora. “Maestro Diablo, ella es solo una niña. Por favor … por favor déjela irse. Ni siquiera tendrás que preocuparte por mí … porque me mataré una vez que ella se vaya “.

El borde de los labios de Yun Che se curvó en una sonrisa cruel y siniestra. Levantó la mano derecha y un grupo de niebla negra cobró vida en la palma de su mano. Después de eso, dijo una palabra fría y desgarradora. “Muere.”

Jin Yue, Lian Yue y Yao Yue habían sido las tres sirvientas personales del Emperador Dios de la Luna Xia Qingyue. Entre las tres, Jin Yue era la más cercana a ella.

Él personalmente había sido testigo de la destrucción de todo el Reino Dios de la Luna. El poder que lo había desgarrado era algo de lo que solo un Dios de la Luna podría huir, entonces, ¿cómo había logrado Jin Yue, un Maestro Divino en etapa intermedia, sobrevivir a eso?

¡A menos que ella no hubiera estado en el Reino Dios de la Luna en ese momento!

Sea lo que sea, ¡la razón ya no es importante! Ahora que la encontré, ¡solo necesito matarla!

Su odio hacia Xia Qingyue y el Reino Dios de la Luna no conocía límites, entonces, ¿cómo podría perdonar a Jin Yue, la persona que había recibido la mayor parte del amor de Xia Qingyue?

Incluso si esta chica le había dejado la mejor de las impresiones antes de su fatídica transformación.

“¡No! ¡No lo hagas! ” Jin Yue abrazó a su hermana aún más fuerte por el miedo mientras se arrodillaba y se inclinaba ante Yun Che. Una niebla brumosa llenó sus ojos cuando dijo: “El Maestro Diablo puede hacer lo que quiera con Jin Yue… pero le ruego que deje ir a mi hermana menor. Ella es solo una niña inocente que no sabe nada. Le ruego al Maestro Diablo … ”

“¿Inocente?”

La triste súplica de Jin Yue no disminuyó la malicia de Yun Che ni un ápice. Por el contrario, en realidad hizo que su rostro se deformara por el odio y la ira. Cuando volvió a hablar, su voz se había vuelto aún más oscura y fría. “¿Cómo te atreves a usar esa palabra frente a mí? Tu familia es inocente … pero mi familia … ¿¡merecía morir !? ”

Jin Yue se quedó completamente sin palabras por esas palabras.

En este momento, la niña en sus brazos de repente mostró una cantidad alarmante de fuerza mientras luchaba por liberarse del abrazo de Jin Yue y saltó frente a ella. Después de eso, abrió los brazos y bloqueó el camino de Yun Che mientras gritaba: “Chico malo … No lastimes a mi hermana … ¡¡No lastimes a mi hermana !!”

El cuerpo de la niña temblaba violentamente de miedo, pero sus ojos llenos de lágrimas estaban llenos de una determinación obstinada.

La emoción palpitó en el corazón de Yun Che por una fracción de segundo … pero solo duró ese diminuto instante.

¡Bang!

Un hábil golpe aterrizó en la parte posterior del cuello de la niña, causando que su visión se volviera completamente negra. Después de eso, se derrumbó silenciosamente de nuevo en los brazos de Jin Yue.

Mientras infundía silenciosa y cuidadosamente todo su poder en el cuerpo de la niña, Jin Yue hizo una última súplica. “Maestro Diablo, mientras estés dispuesto a perdonar a Wei’er, Jin Yue está dispuesta … a ser tu esclava durante toda mi vida …”

Yun Che ya no estaba dispuesto a escuchar estas palabras. En cambio, extendió la mano cuando la oscuridad comenzó a aullar a su alrededor.

Jin Yue era un Maestro Divino de nivel medio después de todo, por lo que Yun Che tendría que gastar un poco de energía para matarla.

“¡Hermano mayor Yun Che!”

La mano que había comenzado a brillar con una luz profunda negra fue repentinamente agarrada por Shui Meiyin. Yun Che miró hacia un lado y miró a los ojos brillantes de Shui Meiyin.

“¿Puedes perdonarlos? ¿Por favor?” preguntó con una voz suave y gentil.

“…” Yun Che vaciló por un breve momento antes de decir: “Sabes que tienes que arrancar los problemas de raíz para evitar que vuelvan a perseguirte en el futuro. Es más, ella no es una sobreviviente común del Reino Dios de la Luna “.

Jin Yue estaba atónita por este giro de los acontecimientos, apenas podía creer lo que estaba presenciando en este momento. No había ninguna razón para que Shui Meiyin interviniera en su nombre … Su padre Shui Qianheng había sido personalmente lisiado por el Emperador Dios de la Luna y ella misma había sido encarcelada en el fondo de la Prisión Lunar del Reino Dios de la Luna durante muchos años.

Ella también debería ser alguien que odiara profundamente al Emperador Dios de la Luna y al Reino Dios de la Luna.

“Lo sé.” La luz en los ojos acuosos de Shui Meiyin vaciló por un instante, y se agitaron como agua agitada por fuertes vientos. “Pero en verdad, la hermana mayor Jin Yue ya no es miembro del Reino Dios de la Luna. La razón por la que está completamente sana y salva a pesar de la destrucción del Reino Dios de la Luna es porque el Emperador Dios de la Luna la desterró del Reino Dios de la Luna “.

“Ella no solo fue desterrada del lado de Xia Qingyue, incluso todo su clan fue expulsado del Reino Dios de la Luna”.

“…” Jin Yue se giró para mirar a Shui Meiyin, con una expresión de asombro en su rostro.

¿Por qué ella … sabía sobre esto?

“¿Mmm? ¿De verdad sucedió algo así?” Las cejas de Yun Che se crisparon mientras lanzaba una mirada de reojo hacia Jin Yue. Él sonrió y dijo: “¿No te valoraba más el Emperador Dios de la Luna de todos sus súbditos? ¿Ella realmente desterraría a todo tu clan del Reino Dios de la Luna? Dime. ¿Qué clase de cosa deliciosa le hiciste para que respondiera de esa manera?”

Las palabras de Yun Che despertaron instantáneamente esos recuerdos más dolorosos en su corazón … Los ojos fríos y apáticos del Emperador Dios de la Luna, sus palabras frías y cortantes, y esa bofetada que la traspasó hasta el alma …

Ser la sirvienta personal de Xia Qingyue había sido el orgullo y la gloria de su vida. Durante esos años, su respeto y reverencia por Xia Qingyue incluso superó todas las demás convicciones en su corazón. Estaba dispuesta a servir a sus órdenes durante toda su vida y ni siquiera dudaría en sacrificar su vida en cualquier momento por ella.

Pero…

Mientras negaba con la cabeza por el dolor, Jin Yue susurró: “Fue un malentendido … No hice nada que pudiera decepcionar a la maestra … Nunca lo hice”.

Incluso ahora que había llegado a esto, su corazón simplemente no le permitiría hacer nada que pudiera dañar al Emperador Dios de la Luna.

“¿Un malentendido? Eso realmente suena como una lástima ”, dijo Yun Che con una risa fría. La luz oscura en su mano comenzó a reunirse nuevamente. “¡Ya que ese es el caso, entonces deberías ir al infierno para encontrarla y limpiar tu nombre!”

“¡Ah! ¡No lo hagas! ”

Shui Meiyin tomó su mano una vez más y negó con la cabeza con mucha fuerza. Un indicio de súplica se había infiltrado en sus ojos estrellados.

Para el actual Yun Che, la sincera súplica de Shui Meiyin era sin duda la única cosa en el mundo que no podía rechazar.

Yun Che respondió con una voz bastante desconcertada: “Meiyin, tu padre fue lisiado por Xia Qingyue y tú fuiste encarcelada en la Prisión Lunar del Reino Dios de la Luna durante tantos años. ¿Por qué te esfuerzas tanto por protegerla? ”

Shui Meiyin definitivamente no era alguien ingenua y poco versada en las costumbres del mundo. Ella tampoco era una especie de santa que rebosara misericordia. Por el contrario, era demasiado astuta e inteligente … razón por la cual sus acciones actuales habían asombrado absolutamente a Yun Che .

Shui Meiyin se mordió suavemente el labio inferior antes de mirarlo con esos ojos llorosos y decir: “Durante el tiempo que estuve encarcelado en el Reino Dios de la Luna, la hermana mayor Jin Yue siempre fue muy buena conmigo. Así que … realmente me gusta “.

“…” Yun Che le lanzó una mirada de incredulidad.

¿¡Solo por eso !?

Sin embargo, lo que Yun Che no sabía era que la conmoción en el corazón de Jin Yue excedía con creces la suya en este momento.

Cuando Shui Meiyin llegó al Reino Dios de la Luna, había sido encarcelada en la capa más baja de la Prisión Lunar y el primer día que llegó, Xia Qingyue había dado la severa orden de que nadie se acercara a Shui Meiyin sin su expreso permiso.

Como la persona más cercana a Xia Qingyue, Jin Yue solo había ido al fondo de la Prisión Lunar dos veces durante esos años y ambas veces habían estado bajo el mando de Xia Qingyue. Además, siempre había sido servilmente obediente a las órdenes de Xia Qingyue, por lo que no haría nada más que lo que se le ordenó explícitamente. Como tal, ni siquiera había hablado con Shui Meiyin una vez durante ninguna de esas visitas.

Por lo tanto, las palabras “ha sido muy buena con ella” no tenían base alguna en la realidad.

Solo podía agradecer en silencio y fervientemente la amable compasión de Shui Meiyin en su corazón.

“Además, ¿has olvidado una cosa, hermano mayor Yun Che? Mi  Alma Divina Inoxidable puede mirar en el alma de una persona hasta cierto punto y determinar si es buena o mala. Puedo garantizar que todos sus pensamientos están dirigidos hacia su familia en este momento. Definitivamente no se convertirá en un problema del que el hermano mayor Yun Che tendrá que preocuparse en el futuro “.

Los ojos estrellados de Shui Meiyin se curvaron ligeramente mientras se reía. “Una persona que puede desperdiciar su vida para proteger la de su hermana en cualquier momento, valorará la paz y la tranquilidad por encima de todo. ¿Cómo podría convertirse en una especie de “plaga” futura? Es más…”

Agarró con fuerza la mano de Yun Che antes de mirar a Jin Yue y dijo: “La hermana mayor Jin Yue es una persona muy amable y maravillosa. Creo que el hermano mayor Yun Che sabe esto mejor que la mayoría, ¿verdad? ”

A pesar de que la luz profunda negra en su mano no se había disipado, la intención asesina en sus ojos sí.

Ya no era la persona bondadosa y compasiva que alguna vez había sido. De hecho, tenía un odio y un resentimiento increíbles hacia su bondad y compasión anteriores.

Esto fue puramente el resultado de la ferviente súplica de Shui Meiyin.

“Bien.” Su intención asesina se había disipado por completo, pero continuó extendiendo la mano que brillaba con una luz negra profunda. “No te mataré hoy. Solo lisiaré tu fuerza profunda. ¡Deberías estar agradecida por eso! ”

“¡Detente! ¡Detente! ¡¡¡DETENTE!!!”

Shui Meiyin lo agarró del brazo una vez más. Sacudió ese brazo vigorosamente mientras decía con voz coqueta: “¡Ya que has decidido perdonarla, entonces deberías hacerlo hasta el final! ¡La hermana mayor Jin Yue es tan bonita! Si dejas lisiada su fuerza profunda, ¡será … intimidada donde quiera que vaya! ”

Para convertirse en el asistente personal del Emperador Dios de la Luna, una persona no solo necesitaba tener una fuerza y ​​un talento extremadamente altos, sino que también necesitaba ser lo suficientemente guapo como para derrocar una ciudad. Como tal, Jin Yue definitivamente era lo suficientemente hermosa como para volver locos a la mayoría de los reyes del reino.

Si fuera despojada del poder que le permitió reinar sobre la mayor parte de la creación, su belleza sobrenatural definitivamente se convertiría en una pesadilla para ella en el futuro.

“Suspiro.” Yun Che dio un suspiro deliberadamente pesado e indefenso. La luz oscura en sus ojos se había desvanecido por completo y de repente levantó una mano para pellizcar suavemente el rostro tierno y adorable de Shui Meiyin. “¿Por qué estás siendo tan obstinada hoy? ¿Estás haciendo esto a propósito? ”

“Entonces … ¿puede el Hermano Mayor Yunn Che permitirme ser caprichosa solo una vez más?” Dijo Shui Meiyin mientras se llevaba la otra mano a la cara. Su voz de hada tembló cuando sus ojos se empañaron.

“¿Que más puedo hacer?” Yun Che dijo con una risa impotente. “Si arruino el estado de ánimo de mi preciosa Meiyin solo por algunos desdichados que fueron expulsados ​​del Reino Dios de la Luna, ¿no estaría simplemente disparándome en el pie?”

“Heehee”. Los ojos de Shui Meiyin se entrecerraron de alegría cuando una risa musical escapó de su garganta. Su sonrisa era empalagosamente dulce y satisfecha e incluso había lágrimas brillando en sus ojos.

Él había sido tan frío y malicioso con Jin Yue, pero siempre fue tan amable y tierno con ella… Solo este momento la hizo desear poder fundirse con él por siempre jamás.

La conmoción y el miedo en los ojos de Jin Yue aún no se habían disipado, pero la tensión ya había comenzado a desangrarse de su delicado cuerpo. Apenas podía convencerse a sí misma de creer que en realidad sería capaz de irse sana y salva con Wei’er.

“¡Pero!” La voz de Yun Che de repente se volvió fría y oscura cuando se giró para mirar a Jin Yue. “No importa cuál sea su estado actual, no importa las circunstancias que haya tenido, no importa lo que esté pensando hoy, solía ser alguien que estaba al lado de Xia Qingyue, así que no hay forma de que la deje ir así como así.”

“¡Ella todavía … tiene que pagar!”

Cuando terminó de hablar, la mano de Yun Che de repente se arqueó en una garra mientras la empujaba hacia adelante. Un viento huracanado se disparó hacia Jin Yue.

“Aaaah …”

Jin Yue soltó un grito asustado, pero no se atrevió a resistirse. Ella solo logró alejar a su hermana menor a tiempo antes de que su cuerpo fuera atrapado por el viento y arrastrado hacia Yun Che.

Los dedos de Yun Che se curvaron ligeramente mientras agarraba cruelmente el cuello nevado de Jin Yue. Una vez que tuvo un agarre firme de su suave carne, el poder surgió de su mano …

¡Rip!

La ropa interior y exterior de Jin Yue se desintegró instantáneamente en polvo.

Su piel impecable y satinada, que era tan blanca como la nieve, estaba al descubierto para que todo el mundo la viera.

 

Bookmark(0)
ATG Capítulo 1811
ATG Capítulo 1813