ATG Capitulo 177 Doble Exterminación de Dragón

Capitulo 177 : Doble Exterminación de Dragón

Yun Che estaba muy claro sobre qué consecuencias serían si Jazmín atacara. También recordaba claramente la escena en el tiempo, donde el alma de Jazmín casi se había dispersado después de que atacó al Dragón de Llamas. Pero estos dos Dragones de la Inundación absolutamente no se podían comparar con el Dragón de Llamas, y con la purificación de la Perla Veneno del Cielo durante ese período de tiempo, el estado actual de Jazmín era mucho mejor que antes; arremeter y asesinar a esos Dragones de la Inundación puede causar que se pierda la purificación concretada de todo este tiempo, pero al menos no habría el peligro de la dispersión de su alma.

Y si ella no arremetiera en contra de los dragones, la vida de Pequeña Hada estará en peligro. Después que el Dominio Nube Congelada se desvaneciera, ella ya se había encontrado en una posición de clara desventaja.

Yun Che estaba a punto de continuar persuadiendo a Jazmín, cuando la voz del Dragón de la Inundación macho de repente sonó desde el cielo lejano: “Humano, tu fuerza se está debilitando. Parece que llegaste a tu límite en este momento; medio paso desde el Reino Profundo Emperador, es meramente esto.”

La voz del Dragón de la Inundación hembra también sonó con altivez: “Insignificante humano, no estás en forma de lidiar con nuestra raza dragón. ¡Tu vano intento de obtener una parte del tesoro del Dios Dragón sólo terminará en tu destrucción! ¡MUERE!”

Aunque el nivel de profunda fuerza de Pequeña Hada estaba en la mitad de un reino mayor que estos dos Dragones de la Inundación, en lo que respecta a la resistencia, ¿cómo podía compararse a los Dragones de la Inundación? Anteriormente, ella había volado sin descanso a máxima velocidad durante seis horas, y ahora que había pasado por una feroz batalla tan larga; su fuerza ya estaba empezando a mostrar claros signos de fatiga. Por otro lado, aunque varios cientos de las escamas del Dragón de la Inundación ya habían sido rotas y destrozadas, y la sangre brotaba sin cesar por debajo de algunos de sus escamas, su vigor no disminuyó en lo absoluto. Todas estas lesiones múltiples era igual a una lesión ligera; el Dragón de la Inundación hembra ni siquiera valía la pena mencionar. La fuerza contenida en sus cuerpos enormes parecía casi ilimitada.

Bajo el loco poder combinado de los dos Dragones de la Inundación, el contraataque de Pequeña Hada era cada vez más débil. Al final, sólo pudo dedicar toda su fuerza para defenderse, sin ningún tipo de energía para contraatacar. Su pequeño cuerpo se balanceaba como una gota de agua en la tormenta generada por los dos Dragones de la Inundación, con la oportunidad de ser aplastada en cualquier momento…

Al llegar a este tipo de circunstancias, una sensación profunda de ira comenzó a agregarse dentro de los bellos ojos de Pequeña Hada.

“No tenemos agravios anteriores, sin embargo, no sólo atacan sin razón, también quieren obligarme a utilizar mi última resistencia…”

La voz de Pequeña Hada era lenta y tranquila, y un profundo sentimiento de enojo se ocultó bajo esa frágil tranquilidad: “Ya que estoy destinada a morir en este lugar, ustedes deben también… Pagarlo muy caro…”

A partir de la voz de Pequeña Hada, Yun Che pudo escuchar un profundo resentimiento y una frialdad escalofriante… Hubo incluso una pista de una partida decisiva de muerte. En el momento en el que la última nota terminó, un resplandor azul profundo de repente fue emitido desde el cuerpo de Pequeña Hada y cargó hacia el cielo, disparado directamente a los cielos… Y al mismo tiempo, la temperatura circundante se desplomó a un ritmo incomparablemente más aterrador. La temperatura cayó por debajo de cero prácticamente en un instante, y luego continuó cayendo bruscamente, y una capa de engrosamiento de hielo comenzó el recubrimiento de todos los objetos debajo de ella.

Yun Che, que estaba a cinco kilómetros de distancia, sintió una escalofriante nube de aire cubierta de hielo ascender, causando que todo su cuerpo se estremeciera. Viendo el rayo de luz azul de cargando al cielo, él dijo en voz baja: “¿Qué… es eso?”

Jazmín: “…”

“Humano, ¿es esta tu última resistencia? ¡Es una lástima; con tu fuerza actual, simplemente puedes dañar nuestros cuerpos! ¡Sólo el exterminio total te espera!”

Bajo la luz azul, el rostro de Pequeña Hada estaba completamente tranquilo. Ella levantó lentamente la espada de hielo en la mano, sin embargo, ella no señaló al Dragón de la Inundación macho, que ya estaba plagado de cicatrices; más bien, señaló hacia el Dragón de la Inundación hembra que acababa de hablar. Sus labios se movían ligeramente cubiertos de nieve, y todas y cada una de sus palabras eran como el hielo: “Antes de morir… Voy a dejar que mueras…

¡¡Primero!!”

“¡¡Nube Congelada Técnica Prohibida – Aurora Cero!!” Ding…

Pequeña Hada apareció en el aire, y se disparó hacia el Dragón de la Inundación hembra como un relámpago azul. La velocidad que mostró en ese instante excedió el límite extremo de su velocidad por dos veces, y la espada de hielo, se revistió en luz azul, traspasando directamente al Dragón de la Inundación hembra, luego… En medio de un perforante sonido ensordecedor, penetró a través sus escamas, apuñalando profundamente en su cuerpo.

Si esta espada hubiera apuñalado por completo el cuerpo de un ser humano, efectivamente sería suficiente para reclamar la vida de la persona. Pero una espada de hielo de cinco pies, era simplemente demasiada minúscula frente al enorme cuerpo del dragón de inundación. Frente al Dragón de la Inundación, esta espada había atravesado su cuerpo como una sola aguja perforando el cuerpo de un ser humano.

Esta escena no llegó hacer que el dragón macho sienta pánico; más bien, se burló y dijo: “Que inmensa aura de fuerza, de hecho me impidió moverme por un momento. Pero, ¿realmente crees que serás capaz de dañar el cuerpo de nosotros los Dragones de la Inundación con esto? Para nosotros, este tipo de lesión no es siquiera digna para mencionar…”

El sonido de la voz del Dragón de la Inundación macho no se había disipado aun cuando de repente se oyó el Dragón de la Inundación hembra emitir un aullido angustioso, y su cuerpo comenzó a luchar con violencia… Pero las únicas partes de su cuerpo que luchaban eran las áreas de la cabeza y cola; el área que había sido traspasada por la espada de Pequeña hada parecía haberse congelado en su lugar, completamente incapaz de moverse.

Crack crack crack crack crack crack crack…

Una cadena de cristales de hielo condensados sonaron con un ruido ensordecedor, centrados en torno a la espada de hielo de Pequeña Hada. Los cristales gruesos se condensaron en el Dragón de la Inundación hembra a un ritmo alarmante, y se extendieron desde el centro del cuerpo del Dragón de la Inundación desde su cabeza y cola.

Los lúgubres aullidos del Dragón de la Inundación hembra se volvieron cada vez más y más dolorosos, ellos duraron hasta que se convirtieron en gritos roncos de desesperación; pero su lucha en realidad se debilitó gradualmente, debido a que los cristales de hielo comenzaron a cubrir cada vez más parte de su cuerpo… Por último, su lucha y gritos cesaron por completo, a medida que incluso sus zonas de cabeza y cola se habían vuelto completamente en cristales de hielo.

Todo este proceso apenas duró cinco respiraciones de tiempo… En sólo cinco respiraciones tiempo, el Dragón de la Inundación, que era de varias decenas de metros de longitud, se convirtió en una escultura de hielo desde la cabeza a la cola. Todo ocurrió tan rápido que el Dragón de la Inundación macho ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar.

La enorme escultura de hielo en forma de dragón se estancó en el aire por un instante, y luego comenzó a caer debido a la pesadez de la espada de hielo de Pequeña Hada. Ello se estrelló con fuerza contra el suelo helado, que había sido arrasado por la tormenta, y una caída tan pesada causó que numerosas grietas aparecieran en la escultura de hielo.

La luz azul en el cuerpo de Pequeña Hada se desvaneció; incluso su fuerza y su aura fueron casi completamente disipadas. Su rostro se puso pálido como la nieve mientras cerraba sus ojos con tranquilidad incomparable.

“Qu… ¡Qué hiciste!!”

La voz del Dragón de la Inundación macho se volvió incomparablemente enojada y frenética, y su aura de fuerza se hizo particularmente caótica. Esto fue debido a que el hielo en el cuerpo del Dragón de la Inundación hembra no era más que una sencilla formación de hielo. No se trataba sólo de su exterior; su cuerpo, su sangre, sus órganos, su vida, su fuerza, su alma… ¡Habían sido completamente sellados por el hielo! Esto hizo que de ninguna manera se pueda percibir cualquier aura de vida.

¡Había Muerto! Bajo esta formación de hielo incomparablemente espantosa, el Dragón de la Inundación hembra había muerto completamente. En la totalidad de su cuerpo, ni siquiera una sola parte tenía un rastro de vitalidad restante.

“¡¡¡¡¡¡AWOOOO!!!!!!”

Los rugidos de ira del Dragón de la Inundación macho resonaban a través de los cielos y la tierra y resonaban en la mayor parte del Páramo de la Muerte, agitando innumerables bestias profundas. Desde hace algún tiempo, miles de las bestias en la sección central del Páramo de la Muerte se alarmaron, huyendo en todas partes y creando un campo de caos.

“¡¡¡En realidad asesinaste a mi esposa, en realidad asesinaste a mi esposa!!!”

Fuertes vientos rodaron; incluso las nubes en los cielos fueron dispersadas por sus rugidos de ira. Pequeña Hada levantó lentamente la cabeza, y su rostro pálido reveló una sonrisa fría: “Solo estoy de paso, sin embargo, me forzaron a una esquina… ¡La muerte no puede acabar con sus pecados!”

“¡¡ROAR!! ¡Maligno humano, quiero que mueras! ¡¡Quiero que mueras del dolor de algún veneno tóxico que devore tu cuerpo!!”

A cinco kilómetros de distancia, Yun Che se quedó congelado en un estado de estupor. Él dijo en shock: “Ese Dragón de la Inundación, ¿murió?”

“Sí, está muerto.” Jazmín dijo con mucha calma: “En cuanto a esa mujer, ella está a punto de morir también.”

“¿Qué has dicho?” El corazón de Yun Che se saltó un latido.

“¡Hmph! La última parte de su energía se ha disipado, y esa fue claramente una técnica prohibida. Y esta técnica prohibida, sólo puede ser lanzada con el precio de la destrucción de las propias venas profundas. ¡Ahora que sus venas profundas han sido destruidas, y sus meridianos se han roto, ella es ya es una lisiada! ¡Una muerte segura es lo que le espera! Ella misma sabía que sería imposible escapar del asalto de estos dos Dragones de la Inundación, por lo que esta puede ser considerada la decisión que más valía la pena… Al menos ella arrastró a uno con ella.”

“Qu… ¿¡Qué!?

El cuerpo de Yun Che se levantó bruscamente; liberando toda su energía profunda, él cargó hacia Pequeña Hada como si estuviera loco.

“¿Qué estás tratando de hacer? ¡¡Te has vuelto loco!!” Sus acciones causaron que Jazmín palideciera de miedo.

“¡No me he vuelto loco!” Yun Che apretó los dientes y rugió: “¡No puedo dejar que muera! ¡Ella se topó con este desastre al intentar protegerme! Definitivamente… ¡Definitivamente no voy a dejarla morir! Jazmín, asesina rápidamente a ese Dragón de la Inundación macho… ¡Considera que estoy suplicándote; asesina rápidamente a ese Dragón de la Inundación macho! ¡¡Si realmente Pequeña Hada muere por la mano del Dragón de la Inundación masculino, no voy a estar en paz por el resto de mi vida!! ¡¡JAZMÍN!!”

Jazmín: “…”

“Si todavía no atacas, aunque Pequeña Hada muera, no voy a dejar de correr; Prefiero morir por la garra del Dragón de la Inundación con ella… ¡Definitivamente cumpliré lo que te he prometido!

¡Te lo ruego, sólo por esta vez, por favor, ayúdame!”

Mientras hablaba, la velocidad de Yun Che aumentó… Superando por completo la velocidad máxima que podía alcanzar antes.

Pequeña Hada, que había perdido toda su fuerza, comenzó a caer desde el aire. Ella cerró los ojos; su expresión era incomparablemente tranquila, debido a que ella tenía muy claro sobre cómo terminaría todo… Sus venas profundas se habían destrozado, sus meridianos se habían roto; ya era una lisiada, y ya no poseía ninguna voluntad de seguir viviendo.

Sólo, en el rabillo del ojo, una sola lágrima destellante rodo por su rostro.

“Muere… ¡¡¡MUEREEEEEEE!!!”

El Dragón de la Inundación macho abrió su boca, y un trozo de nube torbellino altamente tóxico se disparó hacia Pequeña Hada.

“¡¡Jazmín!!” Las acciones del Dragón de la Inundación macho causaron que Yun Che palideciera de miedo. El tornado del Dragón de la Inundación era extremadamente espantoso, y en ese momento, el cuerpo de Pequeña Hada estaba completamente desprovisto de profunda energía para defenderse. Si la tormenta la tocara, ella estaría hecha trizas al instante.

Justo cuando el torbellino aterrador estaba a tres pies de distancia de Pequeña Hada, una pequeña y escarlata silueta apareció de repente frente a la tormenta. Con un movimiento de su pequeña mano… Sólo un sonido ahogado se oyó. Entonces, la tormenta fue directamente golpeada de vuelta y rodó hacia el Dragón de la Inundación a una velocidad aún más rápida.

El Dragón de la Inundación macho elevado tras la tormenta violenta de repente giró hacia atrás. En cuanto a la pequeña silueta roja que había aparecido de repente en frente de él, una expresión de miedo brilló en sus ojos: “Qu… ¡Quién eres tú!

Sólo una palma casual, sin ningún tipo de fluctuaciones de energía, había repelido la tormenta tóxica. ¡Sólo este punto era suficiente para demostrar que la fuerza de esta pequeña chica humana en frente de él, lo superaba por al menos en tres grandes reinos! Y lo que realmente lo espantó fue la presión sin forma ejercida de ella. Durante toda su vida, nunca había experimentado una presión tan espantosa; frente a esta presión, se sentía como si él fuera una mota insignificante de polvo en frente de un vasto mar.

Jazmín no respondió, y su mirada cristalina se llenó con la intención de matar y la ira. Ella extendió un delicado y blanco dedo y apuntó al Dragón de la Inundación. Un brillo rojo tanto tenue se iluminó en la punta de su dedo: “Esto es seriamente molesto … Tal insignificante Dragón de la Inundación de bajo nivel en realidad obligó a esta princesa a perder un año de sus esfuerzos; si no estuviera infectada por este veneno tóxico, sin duda te rompería en mil pedazos… ¡¡MUERE!!”

Justo como su voz se redujo, Jazmín extendió un dedo y ligeramente dibujó un arco en el aire… RIP…

Al mismo tiempo, un delgado rayo de luz carmesí de repente apareció en lo alto del cuerpo del Dragón de la Inundación, y el cuerpo del Dragón de la Inundación se dividió junto con este rayo de luz roja parecida a un hilo. Los ojos del dragón se abrieron, para no moverse de nuevo…

Sin hacer ruido, sin ningún tipo de feroz batalla, sin ni siquiera un grito de muerte, el Dragón de la Inundación macho fue completamente exterminado.

Bookmark(0)
ATG Capitulo 176 Una Cruel Batalla
ATG Capitulo 178 Dragón Primordial Azure (1)