ATG Capitulo 166 Fantasía Destruida

Capitulo 166 : Fantasía Destruida

“¡Mocoso arrogante!” Después de haber recibido tal burla de un joven, el anciano de apellido Fang estalló por un momento.

“Tío Fang, no pierdas tus palabras en él, simplemente mátalo inmediatamente. ¡Si él no muere hoy, sin duda me matará en el futuro!” Feng Baiyi apoyó su cuerpo hacia arriba con un solo brazo mientras gritaba, con el rostro lleno de una mezcla de completo odio y miedo.

Con un resoplido, el anciano de apellido Fang de repente saltó en el aire. Él extendió su mano derecha, y llegó directamente a la garganta de Yun Che. Con el poder detrás de su agarre, sería suficiente para romper el cuello de Yun Che en un instante.

Yun Che se preparó para esquivar, pero el momento en que se trató de usar su profunda energía, un dolor insoportable se elevó desde su pecho. Su expresión se oscureció mientras miraba al anciano de apellido Fang a medida que se acercaba rápidamente con sus garras para tomar su vida, y gruñó en su corazón, “¡Jazmín, mátalo!”

Habían pasado varios meses desde que Jazmín había sufrido por la fuga del veneno cuando mató al dragón de llamas, por lo que su periodo de restricción de tres meses de no usar ninguna energía profunda había durado mucho tiempo. Actualmente, Jazmín podría utilizar su profunda energía durante un corto período de tiempo… Y con la poderosa fuerza que Jazmín poseía, podía asesinar a un dragón Profundo Emperador en un instante, sin hablar de alguien cuya fuerza estaba sólo en el Reino Profundo Tierra. Aunque el veneno en su cuerpo actuaría hasta cierto punto, cada vez que ella tomaba acción, no tenía más remedio que confiar en la fuerza de Jazmín en esta situación.

“¡No hay necesidad de que yo actúe!” Jazmín de hecho rechazó su solicitud: “Otra persona, naturalmente, te salvará.”

“¿Un?” Yun Che se sorprendió. En este momento, el anciano de apellido Fang estaba ni siquiera a tres metros de él, y sólo requeriría de un segundo de él para aplastar el cuello de Yun Che.

Y justo en este momento, los ojos del hombre de mediana edad de apellido Fang, que estaban llenos de intención asesina, de repente se abrieron, y abruptamente de obligó a detener su carga frontal. Dentro de su línea de visión, un toque de luz azul apareció desde arriba del cielo, voló a través de él, y apuñaló en el bache de hierba entre él y Yun Che.

Esta era una corta y fina daga, sin embargo, daba a conocer un fantástico color azul hielo. Y este toque de azul parecía suprimir todos los demás colores entre el cielo y la tierra por un instante, haciendo que parezca incomparablemente fantástico y deslumbrante.

Y si uno fuera a tomar una mirada cuidadosa a ello, uno se daría cuenta de que no era en realidad una daga corta, sino era una pieza de… Carámbano, en forma de una daga. Pero después de aterrizar en el suelo, el carámbano no tenía ningún signo de derretirse; más bien, se mantuvo apuñalado en diagonal dentro del suelo, a medida que liberó un brillo azul helado.

El anciano de apellido Fang que poseía una fuerza profunda en el Reino Profundo Tierra observó el resplandor azul, y sus ojos inesperadamente revelaron un toque de terror; incluso inconscientemente dio un paso atrás. El resplandor azul frente a él era incomparablemente precioso, sin embargo, un profundo sentimiento de miedo había brotado en su corazón. Y ese momento la luz azul que había descendido, sentía un escalofrío que perforaba el alma y penetraba a través de todo su cuerpo. Y era este frío que perforaba el alma, que había causado que se quede arraigado en su lugar, y ya no se atreviera a dar un paso más.

Yun Che también sintió claramente la presión aterradora emitida por la luz fría frente a él. Su corazón, que siempre permanecía calmado, empezó a palpitar de emoción… Podría… ¿Podría ser…?

“¿Este se pregunta cual Señor está presente, puede usted revelarse? El anciano de apellido de Fang tomó un profundo respiro, y saludó a su entorno; su tono llevaba una pizca de respeto. Al mismo tiempo, ya no se atrevió a actuar en contra de Yun Che… Él sospechaba que esta persona en las sombras, era más posiblemente, el guardián del joven frente a él. Además, la fuerza profunda de esa persona era más fuerte que la suya, la cual lo superaba por al menos un gran reino. Y para tener un guardián de tal fuerza, la identidad de este joven definitivamente no era normal. Su historial podría incluso superar a la del joven maestro de su casa, Feng Baiyi.

El cielo nocturno estaba tranquilo, e incluso mucho tiempo después de que él había gritado, no había ni siquiera una sola respuesta.

“Tío Fang.” Feng Baiyi gritó desde detrás de él, “ya he investigado a fondo sobre Yun Che. Simplemente viene de una pequeña ciudad llamada Ciudad Luna Nueva; Él no tiene ni siquiera un solo pariente, y mucho menos una familia. ¡Es básicamente imposible para él tener un guardián de cualquier tipo! Pero esta persona es muy complicada y astuta, ¡esa cosa azul debe ser una especie de truco de suyo! Tío Fang, no dejes que te intimide, ¡mátalo inmediatamente! ¡Si no lo matas ahora, habrá un día en el cual moriré por sus manos!”

El anciano de apellido Fang vaciló al oír las palabras de Feng Baiyi. Miró a la expresión de Yun Che, y se dio cuenta de que después de que Feng Baiyi había dicho esas palabras, Yun Che evidentemente reveló un rastro de pánico en su rostro… A pesar de que lo cubrió muy bien, todavía lo podía ver con sus viejos, y perspicaces ojos.

Aunque el brillo azul en el suelo todavía estaba soltando un frío intimidante, el anciano de apellido Fang, quien había ‘calculado todo’ no tenía siquiera un poco de miedo. Su expresión también se oscureció inmediatamente. “¡Joven, en realidad te atreviste a burlarte de este anciano! ¡Muere!”

Después de decir eso, extendió su brazo, al instante cruzó sobre el resplandor azul helado en el suelo, y sujetó hacia Yun Che una vez más…

Ding…

Un sonido extremadamente ligero débilmente sonó, como si una aguja fina de metal había caído al suelo. Y en el momento que sonó el débil sonido, el cuerpo del anciano de apellido Fang extrañamente se detuvo en el acto. Su mano derecha estirada estaba menos de un pie de distancia del cuello de Yun Che, sin embargo, era como si estuvieran separados por un abismo, no era capaz de dar ni medio paso hacia adelante.

Ambos ojos del anciano de apellido Fans se ampliaron extremadamente a medida que sus pupilas aparentemente se redujeron al tamaño de una aguja. Él abrió la boca, pero era incapaz de hacer un solo sonido. Un pequeño resplandor azul helado se extendió lentamente desde el centro de su cuerpo, que envolvió su cuerpo rápidamente y sus cuatro extremidades, cabeza, cabello pelo, y luego a su ropa…

Con tan sólo un lapso de tiempo de dos respiraciones, todo su cuerpo había sido envuelto por un resplandor azul helado, y se transformó en una escultura de hielo inamovible

Whoosh…

Una gentil brisa nocturna sopló por encima, pasando por las orejas de Yun Che, y ligeramente acarició el cuerpo del anciano de apellido Fang, que ya se había convertido en una escultura de hielo. El cuerpo del anciano de apellido de Fang de pronto se desintegró en polvo azul helado y se dispersó en el cielo lejano. De la cabeza a los pies, en un abrir y cerrar de ojos, desapareció por completo desde donde había estado, mientras que el cielo de la noche llegó a ser adornado con brillos azules helados de brillosas luces.

Yun Che se quedó estupefacto, y su garganta emitió un sonido difícil de ‘gulp’. En toda su vida, esta era la primera vez que había visto un método de matanza con tanta elegancia; era tan hermoso que podría llevar a alguien a contener la respiración, sin embargo, al mismo tiempo, que era cruel al extremo. Después de la muerte del anciano, sin mencionar un cadáver, ni siquiera un rastro de él se mantuvo.

Feng Baiyi, que estaba justo en frente de él, cayó lentamente al suelo. Todo su cuerpo temblaba furiosamente, y todo su rostro palideció del intenso terror. De repente, empezó a gritar.

Reuniendo la última gota de fuerza de quién sabe dónde, él se arrastró con fuerza desde el suelo. Mientras gritaba en horror, huyó por su vida, como si fuera un perro enloquecido cuyo valor se había roto por el miedo.

“¿Tratando de huir?”

Obviamente, Yun Che no le permitiría huir justo delante de sus ojos. Sin moverse un solo paso, él balanceó las manos violentamente. Llevando el pesado aullido del viento, su colosal Espada Overlord se disparó hacia Feng Baiyi; su gruesa punta desafilada fácilmente rompió a través de su cuerpo, y sin piedad clavó a Feng Baiyi al suelo.

Yun Che no recuperó su pesada espada de inmediato; más bien, él miró a su alrededor que le rodeaba, y gritó agitado, “¡Pequeña hada! ¡Pequeña hada!, ¿dónde estás? ¡Sé que eres tú! ¡¡Date prisa y muéstrate!! ¡Pequeña hada!”

Sin embargo, sus gritos fueron contestados por nadie.

En aquel entonces, Pequeña Hada le prometió que en dos meses después del acuerdo, lo protegería durante tres meses. En este momento, había sido exactamente dos meses desde que se había marchado, por lo tanto, ella regresó debido a la promesa que hizo, y lo había salvado de la situación que amenazaba su vida en ese momento.

“¡Pequeña Hada date prisa~ y~ muéstrate~ tú misma~! Por fin has vuelto, sin embargo, estás jugando al gato y al ratón… ¡Ya sé que eres tú, así que date prisa y sal de ahí! Al menos te voy a dar un agradecimiento adecuado…”

“¡Oye! ¡Pequeña Hada!” “……”

Después de que Yun Che gritó de forma continua durante un largo tiempo, la voz suave pero escalofriante que perforaba los huesos de Pequeña Hada por fin llegó desde el interior del cielo nocturno, “solo prometí protegerte durante tres meses, no prometí reunirme contigo, ni seguir tus órdenes, no tienes que desperdiciar más esfuerzos.”

Después de eso, no importa cómo gritó Yun Che, no hubo otra respuesta.

“Phew… Esta Pequeña Hada seguro que es orgullosa. Finalmente volvió, sin embargo, no está dispuesta a mostrarse a sí misma.” Yun Che suspiró, y luego murmuró para sí mismo. “Ya que no vas a mostrarte no importa cómo te llame, entonces, jeje… Voy a esperar a que tomes la iniciativa para aparecer.”

Con esto en mente, Yun Che sonrió. Ya no llamó a Pequeña Hada, él empezó a caminar hacia al lado del cadáver de Feng Baiyi. Sacó su colosal Espada Overlod de su cuerpo y luego utilizó su profunda energía para limpiar las manchas de sangre en la espada.

“Él podría haber disfrutado simplemente de una vida sin restricciones como un joven maestro, pero sólo tenía que cortejar su propia muerte.” Yun Che rió fríamente con un rastro de desprecio en su tono. Luego recuperó el anillo espacial de Feng Baiyi.

Había muchas y diversas cosas dentro del anillo de Feng Baiyi – Una Tarjeta Dorada Púrpura con ochocientas profundas monedas púrpuras almacenadas en el interior, una copia del arte de la lanza Dragón Azul, una copia hereditaria del Arte Profundo Dragón Colapsante de su casa, un montón de joyas y píldoras y unos pocos conjunto de su ropa, etc

Mientras buscaba a través de las pertenencias de Feng Baiyi, Yun Che llegó a comprender su identidad… El hijo del Gran General de la Llanura del Este.

Su padre rige las Llanuras del Este, mientras que el padre de Murong Yi rige el norte de la ciudad. Eran prácticamente uno junto al otro, y ambos celebraban el poder militar; no era de extrañar que fueran viejos amigos de la familia.

Yun Che lanzó sus llamas de fénix, quemando los cadáveres de Feng Baiyi y Xuelang junto con las huellas de los alrededores. Dentro de las llamas, Yun Che almacenó su pesada espada, lentamente se marchó. Sin embargo, no iba en dirección del Palacio Viento Azul; más bien se dirigió hacia el norte de la ciudad.

Feng Baiyi trayendo a Xuelang era para asesinarlo, estaba sin duda relacionado con Murong Yi.

“Puesto que has actuado en contra de mí, voy a responder del mismo modo… ¡Nunca he permitido que los que desean tomar mi vida, sigan viviendo en este mundo!”

Yun Che murmuró suavemente para sí mismo. Su lesión interna aún tenía que curar, por lo que no había planeado actuar hoy. Sin embargo, puesto que acababa de matar a Feng Baiyi, la ‘desaparición’ de Feng Baiyi sin duda sería encontrado para mañana, y él no era capaz de predecir cómo la situación progresaría después de eso. En una larga noche con mucha gente dormida, sería la mejor situación para las personas que deben morir, y morir tan pronto como sea posible… ¡Esta era una de las creencias de Yun Che de la vida!

Yun Che preguntó a una persona al azar acerca del paradero de la residencia del General de Campo del Norte, y su figura cruzó toda la pesada noche. Cuando llegó a la gran entrada a la residencia del General de Campo del Norte, ya se había cambiado en el conjunto de ropa de Feng Baiyi que había almacenado en su anillo. Incluso había cambiado su rostro para parecer exactamente como el de Feng Baiyi.

La expresión arrogante y comportamiento, así como sus piezas sueltas, no eran diferentes del verdadero Feng Baiyi.

Cuando el guardia de la entrada vio a ‘Feng Baiyi’, se apresuró y tomó la iniciativa para darle la bienvenida y respetuosamente lo saludó, “Joven Maestro Feng, usted llegó. ¿Está aquí para ver a nuestro joven maestro?”

“Mn.” Yun Che respondió con su nariz en el aire. Luego, extendió su brazo apuntando a él, “ya que estoy aquí tan tarde en la noche, naturalmente, tengo cosas importantes que discutir. Sígueme adentro. No hagas ninguna pregunta, y llévame a su habitación.”

Incluso si llegara a entrar en la mansión del General de Campo del Norte, él no sabría qué habitación era la habitación de Murong Yi. Por lo tanto, la única opción que tenía era hacer que un guardia lo lleve allí.

“¡Sí, sí!” El guardia no se atrevió a discrepar. “Joven Maestro Feng, por favor, sígame.”

ATG Capitulo 165 ¡Asesinato Inverso!
ATG Capitulo 167 Píldora de Sangre de Dragón