ATG Capitulo 158 “Medico Santo”

Capitulo 158 : “Medico Santo”

La mañana del segundo día, Yun Che siguió a Lan Xueruo al Palacio Imperial Viento Azul.

Esta era la primera vez que él entraba en el palacio imperial en esta vida. Yun Che, más o menos, tenía una sensación de estar abrumado por lo lujoso de los alrededores. La arquitectura del palacio imperial era naturalmente lujosa; azulejos color dorado brillaban bajo el brillo del sol en cada dirección y deslumbraba directamente los ojos de Yun Che.

Lan Xueruo estaba aun planamente vestida. Ella no sería reconocida por otros afuera, pero dentro del palacio imperial, quién no estaría familiarizada con la única princesa de la familia imperial. En todas partes que iban, cada escolta y sirvienta del palacio todos apresuradamente harían una reverencia tan pronto como vieran a Lan Xueruo, llamándola respetuosamente ‘Princesa Cang Yue’. Al seguir junto a Lan Xueruo, Yun Che no tenía que disfrazarse en lo más mínimo. El príncipe heredero y el tercer príncipe tenían muchos ojos dentro del palacio imperial; este incidente de él siguiendo a Lan Xueruo para entrar en el palacio imperial definitivamente sería conocido por el príncipe heredero y tercer príncipe pronto, pero Yun Che no se preocupaba por este asunto. Por el contrario, si él se disfrazaba, y las noticias de que la princesa Cang Yue trajo una persona desconocida al palacio imperial para ver al Emperador, y el príncipe heredero y el tercer príncipe no podían investigar a esta persona, ello podría ser potencialmente una inconveniencia para Lan Xueruo.

El palacio imperial era enorme. Conforme Lan Xueruo caminaba, ella también le dio a conocer las estructuras importantes del palacio imperial a Yun Che. Sin querer, ellos ya habían llegado delante de un palacio grande e imponente.

“Aquí están las cámaras de mi padre.” Lan Xueruo dijo con una expresión ligeramente nerviosa. Era como si ella fuera una chica normal trayendo a su amado a sus padres, y estaba nerviosa de que podría no obtener la aprobación de sus padres.

El pasaje que conduce al palacio tenía un estanque grande en cada lado; las flores de loto en los estanques estaban en eclosión conforme su agua clara ondulaba en ondas. Los sauces verdes peinaban a lo largo del agua y las hojas de los lotos ligeramente caían a medida que enfrentaban el viento, impregnando el aire con una débil dulzura.

“Mn, vamos a entrar.” Comparado a Lan Xueruo, Yun Che estaba inesperadamente muy tranquilo.

Con Lan Xueruo al frente, ella trajo a Yun Che hacia las cámaras del Emperador. Tan pronto como pisaron a través de la puerta, ellos vieron a un hombre de edad avanzada en una túnica gris, que tenía una barba que colgaba hasta su pecho, caminar hacia ellos. Aunque este hombre anciano era claramente muy viejo, su cabello y barba eran muy negros; era evidente que él era un experto en la conservación de una buena salud. Aunque lejos de él, Yun Che era capaz de oler ligeramente el aroma de la medicina.

Detrás del hombre anciano seguían dos asistentes; aunque eran solo asistentes, dentro de las partes más profundas de sus ojos, su arrogancia era claramente visible— A pesar de que estaban en el palacio imperial.

Viendo a esta persona de edad avanzada, los pasos de Lan Xueruo se detuvieron, apresuradamente se adelantó para encontrarse con ellos, y humildemente saludó con respeto, “Maestro Gu, usted vino. ¿Cómo está la condición de mi padre?”

Las acciones de Lan Xueruo causaron que Yun Che estalle en asombro. A partir de la forma que este hombre anciano vestía, él claramente no era una persona de la familia imperial, pero con su gran identidad como la princesa, ella inesperadamente tomó la iniciativa de saludarle, e incluso hizo un simple saludo… Tan pronto como Lan Xueruo dijo las dos palabras ‘Maestro Gu’, las cejas de Yun Che se movieron ligeramente; él inmediatamente recordó a alguien.

“Así que era su alteza la princesa.” El hombre de edad avanzada saludó a su vez con una risita y un rostro muy amable, “esta mañana, recibí la llamada del Emperador así que vine a echar un vistazo. Anoche, el aire de la noche estaba frío y causó que el Emperador sufra un poco de escalofríos; ello ya no es un problema. En cuanto al asunto de las venas de vida del Emperador…

*suspiro*, por favor perdone a este viejo por su incompetencia, todavía no he encontrado una manera para tratar con ello.”

“Maestro Gu, por favor, no hable de esa manera, las venas de vida de mi padre ya estaban dañadas más allá de la reparación, y no hay cura en este mundo. Si mi padre no estuviera bajo el cuidado del Maestro Gu estos años, me temo que… En pocas palabras, Maestro Gu no debe culparse a sí mismo. Cang Yue otra vez le agradece al Maestro Gu por esta bondad.” Lan Xueruo dijo con gratitud.

“Cuando la princesa Cang Yue lo dice en esa manera, realmente está elogiando demasiado a este. Su alteza, por favor esté a gusto, este viejo definitivamente hará su mejor esfuerzo para garantizar la salud del Emperador… El emperador está a punto de retirarse a la cama ahora, así que si su alteza desea ver al Emperador, entonces, entre rápido, este viejo debe retirarse.”

“Cuídese, Maestro Gu.”

El hombre de edad avanzada llevaba un botiquín y se alejó con sus asistentes. Lan Xueruo lo siguió con sus ojos hasta que se fue; uno podía ver el respeto que ella tenía hacia esta persona

mayor. Fue solo cuando el hombre de edad avanzada estaba muy lejos que ella giró su mirada de vuelta a Yun Che. Ella explicó. “Él es el Maestro Gu que mencioné antes; en este par de años, la enfermedad de mi padre estaba siendo tratada por él. Fue solo por el Maestro Gu que mi padre había sido capaz de batallar contra la muerte hasta ahora.”

“¿Es su experiencia médica tan fuerte?” Sosteniendo su mentón en su mano, Yun Che preguntó casualmente.

“El Maestro Gu Qiuhong tiene ya ciento sesenta años. Posee el título de ‘Médico Santo’, su experiencia médica es la más completa en el Imperio Viento Azul. Él es públicamente reconocido como el médico genio número uno. Además, no solamente la experiencia médica del Maestro Gu es muy alta, él también sabe el arte de abrir las profundas entradas; él es capaz de ayudar a los profundos practicantes posteriormente a abrir las tres profundas entradas del Rocío de Girasol, Semilla Vacante y Puerta del Corazón. Que el Maestro Gu abra las profundas entradas de uno es prácticamente el sueño de cada profundo practicante en el Imperio Viento Azul. Incluso las cuatro sectas mayores siempre han tratado al Maestro Gu como un prestigioso invitado a causa de eso. Cada año, ellos respetuosamente solicitarían que el Maestro Gu abra las profundas entradas para los discípulos principales de su secta. Por lo tanto, el Maestro Gu es extremadamente reconocido en Ciudad Imperial Viento Azul. El número de personas que lo solicitan, le deben sus vidas, y los que le deben favores, son incontable. De esa manera, nunca ha habido nadie que se atreviera a ofender al Maestro Gu. De lo contrario, habría una cantidad incontable de personas que tomarían la iniciativa de ponerse de pie en frente del Maestro Gu… Incluyendo las cuatro sectas mayores: Villa Espada Celestial, Nube Congelada Asgard, Secta Xiao, y el Clan Cielo Abrasador.

Mientras decía esto, Lan Xueruo tenía un rostro lleno de reverencia; ella claramente tenía alguna admiración dentro del respeto que tenía hacia este Maestro Gu.

“¿Médico Santo?” Las esquinas de la boca de Yun Che retrocedieron, revelando un ceño fruncido ligeramente desdeñoso… Médico Santo, era el título de su maestro. Y en su corazón, desde que su maestro fue un médico santo, ¡no había nadie más en el mundo que se encaje al título de Médico Santo!

“¿Cómo es este Maestro Gu?” Yun Che preguntó intencionalmente.

Lan Xueruo dijo: “No solo las artes de curación del Maestro Gu son altas, él también tiene una naturaleza compasiva y benevolente. Él nunca usó su estatus de médico genio número uno para ser altanero, nunca trató a nadie basado en su estatus, y ofrece tratamiento médico a las familias empobrecidas sin recibir pago la mayoría de las veces. Así que la opinión pública del Maestro Gu dentro de la Familia Imperial Viento Azul es muy buena; todos lo alaban y admiran. Pero, se ha dicho que él tiene un mal temperamento a veces; cualquiera que lo ofenda, o cualquier paciente que no le guste por cualquier otra razón, incluso si uno fuera a dar diez mil piezas de oro, él definitivamente no lo curaría.”

“Oh, es eso así…” Yun Che asintió, “vámonos, entremos y echemos un vistazo a tu padre.”

Cuando se compara la capacidad para observar a la gente, diez Lan Xueruos aún no se podían comparar a Yun Che. El primer instante que Yun Che vio a Gu Qiuhong, él podía concluir inmediatamente que… ¡Esta persona mayor, definitivamente no era una buena persona!

No había ninguna clase de razón especial, y era simplemente a causa de un tipo de sentimiento; el tipo de sentimiento que fue criado después de experimentar una cantidad innumerable de personas intentando matarlo, conocimiento de cada tipo de mal, y estar en el borde de la muerte una cantidad desconocida de veces.

Al entrar a las cámaras, el eunuco de mediana edad del Emperador de inmediato fue adelante a reportar.

“Desde hace tres años cuando mi padre de repente se enfermó, él comenzó a pasar una gran parte de su tiempo dentro de sus cámaras y pocas veces sale. Debido a que la salud de Padre era demasiado pobre, él era incapaz de soportar la más ligera pizca de viento frío. Incluso si fuera a atrapar alguna enfermedad menor, todavía sería posible que ello sea un peligro para su vida.” Lan Xueruo dijo tristemente: “Con la condición en la que mi Padre estaba, él ya no era capaz de administrar los asuntos de la nación, pero mi hermano imperial mayor y tercer hermano imperial comenzaron a actuar imprudentemente y han traído los lobos dentro la casa. Después, no solo eran irrespetuosos hacia Padre, ellos también ocasionalmente intentaban persuadir a Padre, lo cual hizo imposible que Padre pase el trono a cualquiera de ellos; él no tuvo otra opción más que usar su vida para detenerlos día a día…”

“No te preocupes.” Yun Che ligeramente agarró la mano de Lan Xueruo y la consoló, “ya he dicho esto antes, no importa qué enfermedad, siempre y cuando es una enfermedad, yo definitivamente tendré una manera de curarlo.”

Estas palabras no eran una manera loca de hablar de Yun Che. Él era el sucesor del médico santo;

¡él sin duda no se permitiría ensuciar el nombre de su maestro! “Te creo.” Lan Xueruo respondió suavemente.

“Su alteza, así como este joven compañero, el Emperador está esperando por ustedes dentro. Por favor entren.” El eunuco de mediana edad estaba de pie en la puerta inclinado por la cintura y respetuosamente saludando.

Después de entrar a las cámaras del Emperador, Yun Che vio una persona de edad avanzada en una cama imperial a primera vista. Lan Xueruo tenía diecinueve años, el príncipe heredero tendría treinta y tres en ocho días. Lógicamente, el Emperador debería tener alrededor de cincuenta o sesenta años. Habiendo vivido en la falda del lujo con innumerables elixires y frutos legendarios, el Emperador no debe parecer viejo a esa edad, pero la persona sobre la cama parecía marchita con una complexión de cera amarillenta, cabello blanco canoso, y expresión apagada. Él parecía como un anciano de ochenta años que ha pasado su plenitud.

Las cejas de Yun Che abruptamente se alzaron. Esto es…

“¡Padre!” Viendo cuán malo se veía Cang Wanhe, el corazón de Lan Xueruo dolía. Ella apresuradamente se precipitó hacia la cama y preguntó preocupadamente. “Justo hace un momento, delante de las puertas de la cámara, nos topamos con el Maestro Gu. Él dijo que cogió otro resfrío  anoche… ¿Cómo se siente ahora? ¿Está un poco mejor?”

“Je je,” Cang Wanhe miró a Lan Xueruo afectuosamente. Hoy en día, él solo podía sentir el afecto de ser un padre de esta hija, “ya no es un problema. Nosotros24 Estábamos asustados de que estarías demasiada preocupada de nuevo, así que Nosotros no te dijimos. Yue’er, la persona que trajiste contigo, ¿no deberías Presentárnoslo?”

Yun Che caminó hacia adelante y junto sus manos: “Discípulo Yun Che del Palacio Interior del Palacio Profundo Viento Azul, paga sus respetos a Su Majestad.”

“¿Oh? ¿Eres Yun Che?” Cang Wanhe reveló una mirada asombrada, y luego comenzó a reír: “Aunque Nosotros hemos residido en esta cámara por un largo tiempo, Nosotros también, hemos oído que un joven con un talento incomparablemente impresionante había surgido del Palacio Profundo Viento Azul. Él derrotó a un discípulo del Palacio Interior siete niveles por encima de él a tan joven edad y también blandió con éxito la Espada Colosal del Overlord que nadie había sido capaz de usar por varios cientos de años. Simplemente fabuloso.”

Yun Che sonrió ligeramente y dijo modestamente: “Su Majestad me halaga. Este es solo un discípulo ordinario del palacio profundo que es indigno del elogio de su alteza.”

Las palabras de Yun Che hicieron que Lan Xueruo sea incapaz de aguantar su risa: “Pfft. Hermano menor Yun, normalmente eres prepotente y siempre tienes un aire de arrogancia dondequiera que vas. ¿Por qué eres de repente tan modesto delante de mi padre hoy?”

Cuando Cang Wanhe oyó el nombre Yun Che antes, él solo tuvo una ligera admiración por él. Sin embargo, tan pronto como las palabras de Lan Xueruo salieron de su boca, la forma en que Cang Wanhe miraba a Yun Che inmediatamente cambió; él conoce a su hija extremadamente bien, esta era la primera vez que él había incluso visto que su propia hija bromeaba con un hombre tan naturalmente.

Como el Emperador Viento Azul, sus ojos eran extremadamente astutos. Cuando Lan Xueruo habló, desde la forma en que miraba a Yun Che, Cang Wanhe podía ver que algo no estaba bien…

La expresión de Cang Wanhe no vaciló a medida que él amablemente preguntó: “Yue’er, este ‘hermano menor Yun’ tuyo, ¿debe ser la persona por la que pasaste dos años buscando?”

Anoche, ella había revelado completamente todos sus secretos y desatado los nudos en su corazón. Lan Xueruo ya no necesitaba evitar el tema del torneo de Clasificación Viento Azul en frente a Yun Che. Ella calmadamente asintió y respondió: “Sí. En lo que respecta al talento de hermano menor Yun, Padre debe ya haber oído al respecto; creo que después de tres años, hermano menor Yun puede alcanzar un nivel muy alto. Él definitivamente tiene la posibilidad de entrar en los cien primeros… Pero la razón por la que traje a hermano menor Yun aquí hoy, no es solo para presentarlo a usted. En realidad, hermano menor Yun no es únicamente muy talentoso en el profunda cultivación. Él también está versado en las artes médicas e incluso frecuentemente ha clamado ser un médico genio.”

“¿Oh?” El rostro de Cang Wanhe reveló su creciente interés, “¿estás también versado en las artes médicas? ¿Podría ser que intentas curar Nuestra enfermedad?

“Haré mi mejor esfuerzo.” Yun Che respondió un tanto conservador… Desde el momento que entró por la puerta, él había estado observando la complexión de Cang Wanhe, y poco a poco comenzó a tener una mala premonición.

“Je Je, bueno.”

Incluso Gu Qiuhong no pudo hacer nada, así que era imposible para alguien más en el Imperio Viento Azul ser capaz de curarlo, y aún menos un joven de diecisiete años. Pero Cang Wanhe no se rehusó y respondió con cuidado, “es raro para alguien tener semejante compasión, y ya que eres también la persona que Yue’er trajo aquí, naturalmente Nosotros no tenemos ninguna razón para rehusarnos. Solo, Nosotros tenemos que decirte primero, que según el Maestro Gu, lo que Nosotros tenemos no es una enfermedad, sino más bien un daño permanente a Nuestras venas de vida debido al trabajo acumulado; por eso, no hay necesidad de que te esfuerces si no sabes qué hacer.”

ATG Capitulo 157 Amor, Promesa
ATG Capitulo 159 Parásito Vinculado al Alma Devoradora de Vida