ATG Capitulo 157 Amor, Promesa

Capitulo 157 : Amor, Promesa

La brisa de la noche era fresca conforme la noche caía. Todo el Palacio Interior estaba tranquilo; incluso los gritos de los insectos no se oían. Yun Che estaba sentado en el techo del Pabellón de Turismo en la parte trasera del Profundo Salón Supremo y estaba silenciosamente sumergido en sus pensamientos mientras se bañaba en la luz de la luna.

Ya había pasado un año desde que había dejado Ciudad Nube flotante. Su plan original de vida era bastante simple; él quería restaurar sus profundas venas, lograr algo dentro de tres años, volver a ciudad Nube Flotante para liberar a su abuelo y pequeña tía, y también recuperar su

dignidad. Después de eso, él se encontró con Jazmín y a causa de ella, le fue dada una nueva oportunidad de vida. Su destino, también se había entrelazado con la de ella, y su trayectoria de vida fue entonces destinada a girar al revés a causa de Jazmín.

Pero ahora, había una adicional Lan Xueruo en su vida.

Gustar de Lan Xueruo era algo de lo que él estaba realmente seguro. Él fue profundamente atraído por su hermosa apariencia y su refinado temperamento la primera vez que la vio. Habiendo estado en contacto por medio año, especialmente debido a que habían experimentado una calamidad de vida y muerte juntos, los sentimientos que tenían el uno al otro habían madurado lentamente.

Y fue solo hasta ayer que, él descubrió la verdadera identidad de Lan Xueruo y también se enteró de las cosas que ella tenía que cargar, así como también lo que él tendría que enfrentar si quería permanecer junto con ella.

Lo que Qin Wuyou dijo ayer fue extremadamente cruel. Sin embargo, Yun Che fue incapaz de negar que todas y cada palabra que decía fuera la verdad indiscutible. Su capacidad era demasiado minúscula; mientras que él podría encargarse de cualquier rencor personal, hacia las disputas de la familia imperial que incluso involucraba dos enormes sectas, si él fuera a forzar su camino dentro, entonces, como la arena utilizada para llenar el mar, él sería inmediatamente engullido y desaparecería sin dejar rastro.

“Hermano menor Yun, así que aquí es dónde estás.”

La voz suave de Lan Xueruo sonó atrás de Yun Che. Subsecuentemente, un viento fragante pasó y Lan Xueruo ya había saltado encima del techo del pabellón. Ella sonrió a Yun Che. “Acabó de ir a buscarte en tu alojamiento, solo para descubrir que no estabas. No esperaba que estés en realidad interesado en sentarte aquí para admirar la luna. ¿Hay algo que te molesta?”

“Yo no lo considero como ser molestado.” Yun Che continuó mirando adelante. “Solo estoy reflexionando acerca de una decisión que puede ser muy importante en mi vida.”

Lan Xueruo se sentó junto a Yun Che. Ella vaciló por un poco, y luego cuidadosamente preguntó. “Hermano menor Yun, escuché que has recibido invitaciones de ambos el príncipe heredero y el tercer príncipe al mismo tiempo. Además, los tiempos de las invitaciones eran exactamente la misma. Es… ¿Estás dudando sobre qué invitación debes aceptar?”

Yun Che no respondió, en cambio, él preguntó. “¿Hermana mayor, qué invitación crees que deba aceptar? Uno es el príncipe heredero y el otro es del tercer príncipe; ninguno de ellos parecen ser alguien a quién podría negarme.”

Una profunda y complicada expresión destelló a través del rostro de Lan Xueruo a medida que decía indecisamente. “Yo, yo quiero oír acerca de tu decisión. Yo… No tengo autoridad para interferir en tus asuntos.”

“… Oí que el actual Palacio Profundo Viento Azul está en confusión con movimientos desde las sombras. El Emperador está actualmente postrado en cama; él no tiene mucho tiempo de vida. Si fuese a morir un día, todos los movimientos inestables y ocultos estallarían inmediatamente…

Hermana mayor, quiero saber, ¿quieres que yo entre en la disputa de esta Familia Imperial?” Yun Che preguntó con una expresión tranquila e indiferente.

“¡No! ¡Yo no! Nunca querría eso.” Lan Xueruo rápidamente sacudió su cabeza. “Hermano menor Yun, sé que no eres el tipo de persona que codicia el poder, y tú ciertamente no harías eso,

¿verdad?”

“¿Qué si debo unirme a la disputa?” Yun Che preguntó débilmente.

Lan Xueruo se puso rígida a medida que su gran par de ojos nerviosamente miraba a Yun Che. “¿Por qué debes unirte a la disputa? No estás claro de cuán peligroso y horrible la inestabilidad y la corriente subterránea de la Familia Imperial son. Una vez que estés involucrado, es posible que nunca seas capaz de escapar. No puedes imaginar cuán complicado y peligroso

  1. Hermano menor Yun, no deberías ser una persona que codicia por poder, o es aficionado de los conflictos, ¿qué exactamente estás planeando? ¿Podría ser que realmente estás planeando someterte al príncipe heredero o al tercer príncipe?”

“Tienes razón. No tengo interés de poder y tengo aún menos interés en los conflictos. Pero en este mundo, hay muchas cosas que no puedo simplemente no hacer sólo debido no estoy interesado en ellos.” Yun Che se dio la vuelta para mirar a Lan Xueruo; él la miró afectuosamente. “Hermana mayor…. Debo llamarte Hermana mayor Xueruo o…. ¿Princesa Cang Yue?”

Los hermosos ojos de Lan Xueruo de inmediato se ampliaron a medida que la agitación y el nerviosismo al instante aparecieron en sus ojos. Ella bajó su cabeza y balbuceó. “Tú… ¿Sabías? ¿El Instructor Qin te dijo al respecto? Yo… Yo realmente no lo oculté deliberadamente de ti. Yo solo… Solo…”

Yun Che no esperó a que ella terminara y continuó. “Desde la primera vez que te vi, fui cautivado por tu apariencia suave, elegante y agradable. Después, cuando la Secta Rama de la Secta Xiao lanzó un ataque, te arriesgaste a los peligros de estar involucrada para salvarme. Siguiendo eso, tú incluso personalmente saliste a la Secta Rama y terminamos huyendo por nuestras vidas juntos… Luego, llegamos a Ciudad Imperial Viento Azul y entramos al Palacio Profundo Viento Azul, siempre estabas arreglando cuidadosamente y cuidando todo. Si no fuera por ti, ya habría sido asesinado por Xiao Zaihe, o tal vez me habría vuelto un vagabundo, o quizás todavía estaría huyendo por mi vida mientras tengo el viento como comida y el rocío como agua. ¿Cómo posiblemente tendría semejante lugar estable para quedarme?”

“Habías hecho tanto por mí, y pensé que era debido a que yo te gustaba. Yo, también, disfruté de cada momento que pasé contigo…. Hasta ayer, cuando recibí las cartas de invitación, el Instructor Qin me dijo todo. Solo entonces fui consiente que la razón por la que me tratabas especialmente bien, la razón de por qué fuiste personalmente a la Secta Rama de la Secta Xiao, la razón de por qué me trajiste a Ciudad Imperial Viento Azul, fue todo, debido a que te tenías un gusto por mi aptitud y potencial; todo fue hecho para completar el sencillo deseo de tu padre imperial para que yo represente a la Familia Imperial en el Torneo de Clasificación Viento Azul. Todo lo que había pensado antes, eran meramente mi propia imaginación de tu afecto por mi…”

Las palabras de Yun Che débilmente contenían una sensación de pérdida y dolor. Ello hizo que la mente de Lan Xueruo se vuelva desordenadamente caótica y la última frase que él había dicho no pudo dejar de apuñalar su corazón. Ella nerviosamente gritó. “Eso no lo es…. ¡Eso no lo es! Fue de hecho a causa de mi padre imperial que te elegí, pero no oculté deliberadamente la verdad de ti por eso, ni quería aprovecharme de ti. Sólo quería encontrar un momento adecuado para decirte todo. Debido a que cuanto más tiempo estaba contigo, más angustiada me volvía… Temía que si supieras todo, entonces tú pensarías que te estaba engañando y utilizando. Pero la razón por qué estaba tan asustada fue debido a que…. Debido a que…”

“Hermana mayor…” Yun Che otra vez la interrumpió. Él dijo con una voz triste. “Quiero… Tener un momento en paz…”

Tras decir eso, Yun Che se deslizó bajo el techo y silenciosamente desapareció en la noche. “Hermano menor Yun… ¡Hermano menor Yun!!”

La luz de la luna estaba brillante e iluminaba los alrededores. Sin embargo, Lan Xueruo fue incapaz de encontrar la silueta de Yun Che.

“No es así, en realidad no es así…. Yo en verdad no lo oculté deliberadamente de ti. Nunca quise aprovecharme de ti….” El corazón de Lan Xueruo se dejó caer en un abismo sin fondo. Su cuerpo impotentemente se acurrucó y sus brazos abrazaron sus rodillas a medida que ella comenzó a llorar.

Cuando su padre estaba gravemente enfermo, ella no lloró…. Cuando la Familia Imperial entró en una calamidad, ella no lloró…. Cuando Feng Juecheng del Clan Cielo Abrasador continuamente la presionaba, ella no lloró… Ella tranquilamente tomó todo. Sin embargo, en este momento, con Yun Che marchándose, sintió que su mente y espíritu se habían vuelto absolutamente vacíos.

Era como si perdiera alguna clase de cosa importante de su vida; como si su corazón estaba siendo apuñalado por agujas. Ella era incapaz de controlar sus lágrimas y ellas frenéticamente corrían bajo su rostro. Ella estaba tan indefensa como una hoja caída que había sido abandonada por el mundo.

“Hermana mayor, tus lágrimas son demasiado preciosas. Tan preciosas que… Yo no tengo opción más que cambiar mi vida por ellas.”

Una suave voz de ensueño sonó cerca de sus orejas. Ella de inmediato levantó su cabeza y vio a Yun Che justo en frente de ella a través de sus ojos opacos por las lágrimas. Él extendió sus manos y suavemente frotó sus mejillas para limpiar sus brillantes lágrimas.

“Hermano menor Yun, no… ¡No me dejes!”

Las palabras vinieron con un profundo ruido de sollozo e incontrolablemente salieron de la boca de Lan Xueruo. Debido a que esas palabras habían sido enterradas profundo dentro su corazón por un largo tiempo; incluso ella misma no se dio cuenta que dijo esas palabras. El dolor que punzaba su corazón antes era como una hoja afilada que cortó su corazón y alma; ello liberó las emociones enterradas profundamente dentro de ella y permitió que ella esté completamente consciente de qué tan profundo sus sentimientos por este ‘Hermano menor Yun’ se habían vuelto.

Ella se arrojó en el pecho de Yun Che y comenzó a llorar de todo corazón. Ella nunca intencionalmente había llorado de esta manera antes, pero estando al lado de Yun Che y apoyándose contra su pecho, sintió que no necesitaba fingir más y ya no necesitaba retener sus emociones. La preocupación, presión, dolor y remordimiento que acumuló en su corazón a través de los años… Inundaba y corría tercamente, como un dique roto.

“Hermana mayor, lo siento….” Yun Che suavemente se disculpó conforme la abrazaba. “No quise decir ninguna de las palabras que dije antes. Te he conocido por todo este tiempo, así que cómo podría no saber sobre qué chica de corazón blando eres; cómo podrías posiblemente estar dispuesta a ocultar la verdad de mí y usarme. La razón de por qué dije esas palabras fue debido a que estaba aprensivo y asustado… No sabía si en realidad había entrado en el corazón de hermana mayor, debido a que hermana mayor era tan buena hacia mí y también era una princesa. Yo, por el contrario, no tengo poder y soy un plebeyo. Aparte de mi orgullo, impulsividad, y mis sentimientos por ti, no tengo nada más. Por lo tanto, estaba realmente aprensivo y asustado… Egoístamente quería ver si tú derramarías lagrimas por mí…”

“Un hombre que hace llorar a su mujer es el hombre más repulsivo en todo el mundo… Hermana mayor, por favor perdona mi egoísmo revoltoso. Atesoraré adecuadamente tus lágrimas en mi corazón para siempre; ellas serán el tesoro más valioso de mi vida y también se convertirán en mi más grande motivación…”

“No es tu culpa. Tú no necesitas disculparte conmigo… Es mi culpa, todo es culpa mía. Fui yo quien ocultó la verdad de ti, fui yo quien siempre había poseído esa clase de intención hacia ti…” Lan Xueruo enérgicamente sacudió su cabeza dentro del abrazo de Yun Che y tristemente lloró. “Siempre había pensado que todas mis preocupaciones, ansias e impulsos para verte eran solo debido a que tú poseías el potencial para lograr los deseos de mi padre… Fue solo justo ahora cuando desapareciste de mi lado que me di cuenta que no puedo separarme yo misma de ti nunca más…. Uuu…. No me dejes. No quiero ser una princesa…. Ni siquiera haré que participes en el Torneo de Clasificación Viento Azul. Solo quiero que… Te quedes conmigo de modo que siempre pueda verte… No me dejes…”

Lan Xueruo por fin había revelado completamente cada último pedacito de sus verdaderos sentimientos sin restricción. Yun Che sonrió débilmente. Sostuvo Lan Xueruo más cerca y dijo suavemente. “Los sentimientos que tengo por hermana mayor son exactamente los mismos que tienes por mí. Ya que nuestros sentimientos son los mismos, entonces, compartamos nuestras cargas juntos. Los asuntos de hermana mayor son ahora también mis asuntos. Si fuera a ser incapaz de siquiera lograr tal deseo menor que hermana mayor tiene, entonces, ¿cómo puedo ser digno del amor de hermana mayor?… Entraré al Torneo De Clasificación Viento Azul y también participaré en las complicaciones de la Familia Imperial Viento Azul… No me detengas todavía. Yo anteriormente había indicado que estaba haciendo una decisión realmente importante en mi vida… Y esta es mi decisión.”

“A pesar de que actualmente soy una mera cría de águila, dame tiempo, y un día obtendré alas. Por favor, dame la oportunidad de usar mis alas para protegerte de la lluvia… Incluso si el tiempo es demasiado inestable y no puedo abrigarte, aún podría tomar a hermana mayor y volar lejos. Podemos dejar esta tierra de climas inestables para siempre hasta otra vez, buscar un lugar que solo pertenezca a nosotros. Este es el privilegio que tengo debido a que me gusta hermana mayor… Incluso si es hermana mayor, tú aún no puedes alejarla de mi.”

Lan Xueruo no respondió. Ella solo intentó su mejor esfuerzo para mantener presionado sus sollozantes y violentamente temblorosos hombros. El hombro del hombre contra el que estaba acurrucada no era grande o amplio, pero le dada una inmensa sensación de calidez y alivio. Ella sintió como si fuera una lenteja de agua a la deriva y sin hogar que finalmente había encontrado su hogar más cálido.

Los dos se sentaron y acurrucaron arriba del techo del pabellón y se bañaron en la luz de la luna juntos. Por un largo tiempo, ninguno de ellos habló. Las lágrimas, acusaciones y promesas que hacían la capa final que separaba a los dos desaparecieron por completo. Sus corazones estaban inseparables y estrechamente conectado conforme escuchaban los deseos sinceros del otro.

“Llévame a ver a tu padre imperial mañana, ¿de acuerdo? No olvides, tu hombre es en realidad un médico genio y no hay enfermedades que no pueda curar.”

“Mn…” Lan Xueruo suavemente respondió mientras se apoyaba sobre el hombro de Yun Che. Ella cerró sus ojos con la esquina de su boca ligeramente elevada. Con lágrimas en la esquina de sus ojos, su belleza era incomparable.

Bookmark(0)
ATG Capitulo 156 Conspiración
ATG Capitulo 158 "Medico Santo"