ATG Capitulo 145 Espíritu de Veneno

Capitulo 145 : Espíritu de Veneno

“C-cómo… ¿Cómo entraste aquí?” El cerebro de Yun Che se atrasó por un segundo, e incluso tartamudeó conforme hablaba.

“¿No fuiste tú el que me dijo que viniera?” Los encantadores ojos de la diosa vestida de blanco giraron conforme respondía sin emoción.

“Pero, no eres demasiado… ¡Rápida!” Yun Che silenciosamente tragó un bocado de saliva…. ¡Santo cielo! No era raro para ella ser capaz de entrar silenciosamente en el Palacio Medio. Sin embargo, la entrada del Palacio Interior tenía un sello de protección extremadamente fuerte, así como también viejas figuras clasificadas del Palacio Profundo vigilando todo el día y noche. Ella fue en realidad capaz de ingresar justo así, e incluso fue más rápida que él, ¡él mismo!

El Palacio Profundo Viento Azul pertenecía exclusivamente a la Familia Imperial, y había existido por miles de años. Aparte de Qin Wushang, también debe haber otros maestros del Profundo Reino Cielo que están de guardia; pero, ella evadió los ojos y oídos de todos en el Palacio Profundo, y vino aquí como si entrara en un lugar desprovisto de cualquiera…. ¿Podría la diferencia entre alguien medio paso del Profundo Reino Emperador y alguien del Profundo Reino Cielo en realidad ser tan grande?

“¿Cuándo empezarás la desintoxicación?” La diosa vestida de blanco, obviamente, no quería hablar con él mucho, y habló fríamente.

Yun Che entró y cerró la puerta. Pensó por un poco entonces dijo: “Podemos comenzar ahora mismo. Sin embargo, también has experimentado de primera mano cuán poderoso es este Veneno de Origen de Hielo. No puede ser desintoxicado incluso con tu fuerza profunda; seguramente, también entiendes que desintoxicarlo es definitivamente no una tarea fácil sencilla. Tú y yo somos extraños, si fuera solo a desintoxicar el veneno para ti sin cualquier razón así, confío que no te sentirías aliviada tampoco. Y en cuanto a mí, yo igualmente no soy desinteresado hasta ese punto.”

“He dicho antes, te pagaré enormemente.” “¿Qué clase de gran pago?”

“… ¿Qué necesitas?” A medida que la diosa vestida de blanco hablaba, su mirada reveló una especie de frío que perforaba los huesos de principio a fin. Era como el hielo profundo en lo alto de una montaña nevosa de diez mil años que nunca se derrite.

“¡Quiero que estés de acuerdo con tres de mis peticiones!” Yun Che dijo sin rodeos. No esperando que la diosa revele un semblante serio, él continuó explicando de inmediato: “Pero no te preocupes, definitivamente no soy una persona que obligaría a alguien a hacer algo que no quiera hacer. Estas tres peticiones que tengo nunca violarían cualquiera de tus principios o conciencia. Ellas especialmente no estarían mezcladas con cualquier actividad criminal, codicia y similares, y nunca dañaría cualquiera de tus intereses. No sólo eso, si alguna vez sientes como que cualquier petición es demasiada, puedes rechazarla inmediatamente.

“¿Estás seguro de que puedes desintoxicar completamente el veneno en mi cuerpo?” Cuando la diosa vestida de blanco le escuchó decir ‘tres peticiones’, sus ojos hermosos distintivamente se volvieron todavía más fríamente penetrantes. Sólo después de oír sus siguientes palabras, finalmente se tranquilizó un poco.

“No muy confiado”, Yun Che dijo: “Probablemente alrededor del 99,999%. Debido a que durante el proceso, no puedo garantizar que un rayo no vendría de repente de los cielos y me impacte hasta la muerte.”7

Fue una broma de mal gusto repentina, pero no suscitó algún rastro de emoción de la diosa en frente de él. Lo que le respondió fue solamente una plana, palabra fría como el hielo: “Habla.”

“Entonces voy a decirlo…” Yun Che silenciosamente se puso en un comportamiento apagado, y secretamente pensó en su corazón: A pesar de que Qingyue mi esposa también tiene una personalidad fría como el hielo, ella todavía es una niña de dieciséis años al final, y por lo menos tendría algún tipo de reacción cuando bromeo. Esta pequeña hada… ¡Es simplemente solo un trozo de profundo hielo! La dificultad para derretir su apertura es anormalmente alta…

“La primera petición es para que me digas tu nombre”, Yun Che dijo con toda seriedad: “Esto debe ser algo que no puede ser más fácil, ¿verdad?”

La diosa se quedó en silencio por un momento, luego sacudió su cabeza: “No.”

“¡Oye oye! Aun cuando tu apariencia es tan hermosa como una diosa, todavía no puedes ser tan mezquina. ¡Si desintoxico el veneno en tu cuerpo, seré considerado como tu medio salvador, pero tú en realidad ni siquiera me dirías tu nombre! Ya te he dicho mi nombre hace mucho tiempo. Si nada más, tú ni siquiera me dirías tu nombre, ¿cómo se supone que debo llamarte?” Yun Che clamó disgustado.

“Llámame lo que sea que quieras.” La diosa habló fríamente.

“Está bien.” Yun Che revelaba renuencia: “Si ese es el caso, entonces déjame cambiar mi primera petición un poco. No preguntaré por tu nombre nunca más, así que sólo déjame llamarte Pequeña Hada desde ahora; esto tiene que estar bien, ¿verdad?”

“¿Pequeña Hada?” Las cejas elegantes de la diosa ligeramente se alzaron un poco, y dijo fríamente: “¡Absurdo! ¡Con mi edad, es suficiente para ser tu mayor!”

Yun Che ferozmente se sobresaltó, y dijo con un rostro rebosando con furia: “¡Incluso si  fueras una diosa real, no eres un poco demasiado prepotente así! ¡Soy alguien que desintoxicará el aterrador Veneno de Origen de Hielo para ti y salvará la mitad de tu vida! No demando nada de ti en lo absoluto, y solamente quería saber tu nombre, pero te negaste… Bien, soporté eso, y también me habías dicho que te llame lo que sea que quisiera de tus propios labios. ¡¡Ahora yo solo quería llamarte Pequeña Hada, y todavía te negaste de nuevo! ¡¡Eres demasiado razonable!!”

“¡E incluso mentiste acerca de tu antigüedad a propósito para tomar ventaja de mí! ¡Tengo casi diecisiete, y tú también pareces ser a lo mucho de veinte; en qué manera puedes ser considerada mi mayor! ¡Es demasiado injusto! Olvídalo, no voy a desintoxicar este veneno nunca más, no voy a hacerlo.”

Como un niño pequeño que había sido tratado injustamente, Yun Che sentó su trasero en el suelo, con su espalda a la diosa y una expresión malhumorada en su rostro.

La diosa se quedó en silencio. Entonces, como si ella también sintiera que estaba siendo un poco demasiado irrazonable, ella suavemente hablo: “En ese caso, solo llámame lo que sea que desees.”

Yun Che se dio la vuelta con un ‘woosh’, y todo el enojo en su rostro había desaparecido sin dejar rastro. Él dijo con una sonrisa: “Ahora eso es una buena chica. Pequeña Hada, estoy a punto de decir la segunda petición… Quítate el velo que está cubriendo tu rostro, quiero ver tu verdadera apariencia.”

“Me niego.” La diosa inmediatamente se negó sin vacilación.

“¡Oye! Sólo había querido saber tu nombre, esto también no es ir demasiado lejos, ¿no?” Yun Che dijo con insatisfacción.

La diosa habló en un tono frío: “Tú y yo sólo nos encontramos por casualidad. Si fueras realmente capaz de desintoxicar el veneno en mi cuerpo, naturalmente te pagaré enormemente. Después de eso, no nos deberemos el uno al otro y volveremos a nuestros respectivos caminos, quizá nunca nos encontraremos de nuevo. No es necesario para ti saber mi nombre, y más así mi apariencia.”

Mientras claramente pide un favor de los demás, su voz todavía era tan inquebrantable y fría como el hielo; su comportamiento y aura también repelían a otros miles de millas de distancia. Si no fuera por la aterradora fuerza y belleza de esta pequeña hada, Yun Che definitivamente se habría lavado sus manos fuera de este asunto. Él dijo impotentemente: “Bien bien. Puesto que es así, entonces cambiaré mi segunda petición un poco también… Si fuera a desintoxicar perfectamente el veneno de hielo en ti, deseo que me puedas proteger por un tiempo después de dos meses. El lapso de tiempo de la protección no necesita ser demasiado largo tampoco; sólo tres o cuatro meses es bastante bueno… ¿Algún problema con esto?”

La mitad de la altanería de la diosa venía de su naturaleza, y la otra mitad era debido a que su posición era ya tan alta que era inalcanzable. Sin embargo, cuanto más alguien fuese así, más no querían deber nada a los demás. A esta petición de Yun Che, ella sólo pensó por un corto período de tiempo antes de asentir directamente: “Está bien. Esto, aceptaré. Después de dos meses, empezaré a protegerte en secreto por un período de tres meses.”

“¡Entonces está arreglado!” Yun Che asintió con una expresión de felicidad: “En cuanto a la tercera petición… No lo he decidido todavía, y te la diré después que haya decidido. Por supuesto, todavía tienes el derecho de decidir si lo aceptas o no. Ahora bien, vamos a empezar a desintoxicar el veneno.”

Yun Che se puso de pie justo ante la diosa, extendió su mano hacia ella, y dijo muy seriamente: “Pequeña Hada, extiende tu mano primero. Primero debo determinar la condición del veneno de hielo en tu cuerpo.”

Hacia el nombre de ‘Pequeña Hada’, la diosa estaba sumamente incómoda; pero desde que ella había prometido de mala gana a Yun Che, ella solamente podía aceptarlo con el ceño fruncido. Sin embargo, lo que Yun Che dijo después, así como también el movimiento que él hizo, causó que su rostro se torne tan frío como el hielo condensado: “Jamás había y nunca permitiré que cualquier hombre toque mi cuerpo.”

Yun Che dijo radiante: “No te preocupes, como un auténtico médico genio, cómo no podría saber cómo se siente el pulso sin el tacto. Prometo que no tocaré cualquier parte de tu cuerpo en lo absoluto.”

La mirada fría como el hielo de la diosa barrió sobre él una vez, y ella finalmente extendió su mano derecha. Su palma era excesivamente blanca como la nieve, y también revelaba débilmente el resplandor de hielo. Ello hizo que Yun Che, quien captó la vista de ello, se maree por un instante y le causara un tanto no atreverse a creer que este era en realidad la mano de una mujer… Él estaba más dispuesto a creer, que este era un trabajo impecable de arte meticulosamente tallado y pulido por los cielos.

Yun Che calmó su estado de ánimo, extendió su palma e hizo una extraña postura de mano que se suspendía encima de la mano de jade de la diosa. Su energía profunda se liberaba suavemente, tocó en la muñeca de la diosa, y luego lentamente se arrastró a lo largo de la muñeca, esparciéndose a los meridianos en todo su cuerpo…. Por supuesto, incluso si tuviera diez veces las agallas, él todavía no se atrevería a portarse mal de ninguna manera con su profunda energía en el cuerpo de la diosa, o de otra manera esta diosa podría acabar con su vida con solo un sencillo golpe de palma.

A media que exploraba dentro, Yun Che se sorprendió secretamente en su corazón.

Debido a que la gravedad del Veneno de Origen de Hielo con la que estaba herida, había excedido de lejos sus expectativas.

Semejante Veneno de Origen aterrador…. ¡Al parecer, lo que esta pequeña hada había matado, era al menos una Bestia Profundo Cielo!

El corazón de Yun Che ligeramente se acalambro por un poco… Matar una Bestia Profundo Cielo sola, ¡cuán aterradora era esta pequeña hada!

La profunda energía de Yun Che siguió esparciéndose. A medida que llegaba a la inmediación cercana de las venas profundas, las cejas de Yun Che de repente se apretaron, a medida que su expresión inmediatamente cambió justo después… Debido a que en el corazón de sus venas profundas, había una bola muy pequeña de una cosa como neblina que se retorcía continuamente a medida que emanaba un frío glacial y horroroso hacia afuera. Yun Che solamente lo estaba tocando con profunda energía, pero, él todavía podía sentir cuan sorprendentemente aterrador el frío emitido por esa cosa era.

Esto es…

¡¡Un Espíritu de Veneno!!

¡Este Veneno de Origen que vino de una poderosa bestia venenosa de atributo hielo, era en realidad aterrador hasta el punto de ganar conciencia, y se formó en un Espíritu de Veneno! Claramente, este pequeño pedazo de conciencia debe haber sido inyectado en el Veneno de Origen por esa bestia venenosa de atributo hielo antes de que muriera.

Originalmente, sería muy sencillo para Yun Che desintoxicar el intenso veneno para ella, ya que él sólo necesitaba purificar usando la Perla de Veneno del Cielo. Sin embargo, tras sorprendentemente descubrir la existencia del Espíritu de Veneno, era ya demasiado tarde para simplemente ser purificado con la Perla de Veneno del Cielo. Debido a que un Espíritu de Veneno era un intenso veneno que crece consumiendo la energía profunda del huésped, vive dentro de las profundas venas, y hasta cierto punto, ya se había fusionado con la vena profunda en uno. Si uno fuese a purificarlo drásticamente, entonces, junto con la eliminación del Espíritu de Veneno y el intenso veneno, la vena profunda recibiría daño permanente.

A medida que la energía profunda de Yun Che tocaba el Espíritu de Veneno, la diosa también había notado como su expresión inmediatamente se tambaleó un poco.

Yun Che retractó su palma de la mano, y dijo solemnemente: “Pequeña Hada, debes haberlo sentido también justo ahora. ¡El veneno intenso en tu cuerpo en realidad produjo un Espíritu de Veneno! ¡Para deshacerse de este tipo de veneno intenso, el Espíritu de Veneno debe ser eliminado primero! Y para destruir este Espíritu de Veneno de atributo hielo, el vínculo entre el Espíritu de Veneno y las profundas venas debe ser cortado por la energía de llama que es bastante pura. El Espíritu de Veneno entonces necesita ser forzado a salir de las profundas venas y succionado por la fuerza usando la energía de llama… Este Espíritu de Veneno no ha tomado completamente forma aún, y mi energía de llama apenas puede lograrlo. Pero si esperamos para que se siga desarrollando, entonces se volvería extremadamente peligroso… ¡No te muevas!”

Yun Che gritó en un tono casi de mando. Su mirada se concentró conforme la sangre del Fénix en su cuerpo hirvió, y las llamas de color rojo escarlata comenzaron a quemar encima de su palma.

“¿Llama del Fénix? ¿Eres alguien de la Secta Fénix Divino?”

Como un ser incomparablemente fuerte que estaba medio paso dentro del Profundo Reino Emperador, ¡cuán extensiva era su experiencia! Ella había intercambiado movimientos con los discípulos de la Secta Fénix Divino antes, y poseía alguna comprensión hacia los atributos especiales de la llama del Fénix. A medida que la llama se encendía encima de las manos de Yun Che, ella inmediatamente reconoció que esta era claramente la llama del Fénix. Además, era incluso varias veces más pura que la llama del Fénix que había visto antes.

“Esto es en efecto la llama del Fénix, pero definitivamente no soy alguien de la Secta Fénix Divino.” El Imperio Viento Azul poseía extremadamente gran reverencia y miedo a la Secta Fénix Divino; Yun Che claramente sabía esto, así que él casualmente arrojó una explicación. Desde una distancia de unos pocos centímetros, su palma se dirigió en el centro del pecho de la diosa, y la llama del Fénix viajó a través del aire y lentamente se extendió dentro de su cuerpo.

Todo el atributo de hielo le teme al fuego, y el frágil atributo de hielo del Espíritu de Veneno era todavía más así, sin mencionar que este era una Llama del Fénix extremadamente de alto grado. En el instante que la llama del Fénix quemó en el cuerpo de la diosa, el vínculo entre el Espíritu de Veneno y sus profundas venas fue enérgicamente cortado y la energía de la llama envolvió directamente al Espíritu de Veneno.

Siguiente, fue forzar al Espíritu de Veneno a salir de las profundas venas… Yun Che cerró sus ojos completamente. Debido a que con el fin de ahuyentar el Espíritu de Veneno, él debe concentrar completamente su mente. Pequeña Hada cerró los ojos también y sentía como la energía de llama del Fénix de Yun Che se movía dentro de sus profundas venas, la sorpresa ondulaba a través de su corazón… Ella ahora estaba incluso más segura, que este era sin lugar a dudas, de hecho, la llama del Fénix.

Él dijo que no era alguien de la Secta Fénix Divino… Pero si él no es, ¿cómo podría él poseer la llama del Fénix?

El Espíritu de Veneno forcejeó y huyó en el medio de su miedo…. En solo pocas respiraciones cortas de tiempo, ya había sido forzado a salir de las profundas venas por las llamas del Fénix.

Muy bien… Yun Che dejó escapar un largo suspiro de alivio. La velocidad de la llama del Fénix de repente se aceleró, y envolvió completamente el Espíritu de Veneno huyó de su interior en solo un instante.

Bueno, sal por mí… Yun Che hizo un grito bajo en su corazón. Las llamas del Fénix abruptamente volaron, y su mano derecha que estaba controlando la llama rápidamente agarró hacia su frente… En el momento que su palma tocó el Espíritu de Veneno, también agarró de lleno una colina sobresaliente de suavidad a medida que sus dedos abiertos profundamente se hundieron en…

Bookmark(0)
ATG Capitulo 144 Diosa, Diosa
ATG Capitulo 146 Partida