ATG Capitulo 119 Quemando la Maldición

Capitulo 119 : Quemando la Maldición

“¡Alto! ¡No lo hieras! Te prometeré cualquier cosa siempre que dejes ir a Zu’er.” La vitalidad de Feng Zu’er ya era insoportablemente débil, y ahora, él había aterrizado en las garras demoníacas del villano; Feng Baichuan ya no pudo recobrar su anterior calma. Con un rostro pálido, él levantó su mano y gritó en pánico.

“¡Entonces, por qué no de inmediato entregar el tesoro que están protegiendo!” El mercenario rugió en una manera casi trastornada y con una mirada siniestra sobre su rostro.

“Pero… Pero realmente no tenemos algún tesoro…”

“¡Aún intentas engañarme, parece que ya no quieres la vida de tu hijo!” El mercenario reveló una siniestra sonrisa, y la palma que estaba agarrando el cuello de Feng Zu’er de repente se apretó. A pesar que Feng Zu’er estaba inconsciente, su pequeño y pálido rostro aún mostró una expresión adolorida.

“¡Alto!” Lan Xueruo tomó un paso adelante, apuntando su espada al mercenario a medida que todo su cuerpo tembló con furia, y aún ella simplemente no tenía algún método para ayudar. Su corazón estaba lleno con odio y lamento; si ella hubiera escuchado a Yun Che y los hubiera ejecutado, la actual situación nunca hubiera ocurrido y no habría alguna preocupación por el futuro. Sin embargo, ya que las cosas se habían tornado de esta manera, qué uso había para los lamentos.

Detrás de ella, Yun Che sin expresión levantó su mano con su palma enfrentando a ese mercenario, y con indiferencia escupió una palabra: “¡Explota!”

¡¡Fwoooosh!!

Con un sonido apagado, una enorme bola de fuego resplandeciente explotó desde la nuca y espalda del mercenario. En solo dos respiros de tiempo, las llamas color escarlata habían quemado a través de los puntos vitales en su cuello, causando que sus ojos salieran de órbita y sin poder soltara a Feng Zu’er. Su cuerpo colapsó sobre el suelo como si fuera una hoja caída a medida que su vida expiró.

Con la naturaleza de Yun Che, él, sin duda, no dejaría esos peligrosos ‘peces que se deslizaron a través de la red’ aparecieran. Esos mercenarios que habían afortunadamente mantenido sus vidas, fueron hecho tan deliberadamente por Yun Che. A pesar que el Loto Demoníaco de la Estrella Abrasadora no los había herido, había vertido energía profundo sin encender dentro de sus cuerpos. Bajo el inmenso shock, incluso si ellos habían sentido la energía profunda que fue vertida dentro de sus cuerpos desde afuera, definitivamente no estarían lo suficientemente calmados para forzar esta profunda energía extraña afuera. Bajo la apropiada coordinación, Yun Che entonces encendería esta energía profunda, y las llamas del fénix harían erupción desde dentro del cuerpo.

La razón como por qué él dejó estas dos personas vivas, fue para darle una esencial ‘lección’ a Lan Xueruo, y podría también ser considerado como su buena intención y pensamiento. Fue debido a que él no quería ver a Lan Xueruoser herida en el futuro de su propia demasiada gentileza y amabilidad.

Feng Baichuan miró en blanco al principio, luego se apresuró hacia adelante a toda velocidad y sostuvo a Feng Zu’er en su abrazo. Al ver la actual situación, la expresión del otro mercenario cambió grandemente, y huyó frenéticamente mientras soltaba un chillido.

Yun Che bajó su brazo y lentamente se agachó sobre el piso de sobre-agotamiento. Un urgente grito bajo vino desde su boca: “¡Hermana mayor Xueruo!”

Observando al mercenario que estaba escapando más y más lejos, la mano derecha de Lan Xueruo la cual tenía la Espada Alma de Tigre en su agarre, comenzó a débilmente temblar. Cada palabra de Yun Che apuñaló su corazón como agujas, y la escena anterior que la hizo lamentar ásperamente destelló a través de su mente. Ella finalmente levantó su brazo derecho, condensó su energía profunda, a medida que la Espada Alma de Tigre se disparó hacia la espalda del del corazón del mercenario… El instante que la Espada Alma de Tigre escapó de su mano, ella giró su cabeza y cerró sus ojos.

¡Psssh!

La Espada Alma de Tigre cruelmente perforó en la espalda del corazón del mercenario a través de su cuerpo, voló fuera desde el frente de su pecho, y luego se clavó en una pieza de roca con un ‘clang’. El mercenario colapsó sobre el suelo, nunca otro respiro vino otra vez.

El sonido de la hoja de la espada entrando en el cuerpo claramente viajó de vuelta, y causó que Lan Xueruo de repente tiemble. Ella cerró sus ojos con fuerza y no se atrevió a abrirlos por un largo tiempo. Mirando al cadáver del último mercenario caído a lo lejos, Yun Che dio un silencioso suspiro en su corazón, y dijo suavemente: “Esta debe ser la primera vez que Hermana mayor ha asesinado a una persona, ¿cierto? El sentimiento de matar a alguien por primera vez será muy terrible, y muy doloroso. Si hermana mayor fuera solo una ordinaria chica, no le habría dejado hacer tal cosa dolorosa. Sin embargo… A pesar que no sé la verdadera identidad de hermana mayor, con la disposición, maneras, fuerza profunda como también bestia profunda contratada de hermana mayor… Muchos signos me dicen que el historial de hermana mayor no debe ser nada sino extraordinario. Hermana mayor es de alguna gran secta o de una familia noble de una posición extremadamente alta.

“Ya que estás situada en ese tipo de nivel entonces debe estar lleno con luchas por poder y posición, también como luchar y maquinar. El corazón suave y la amable naturaleza de hermana mayor podría traerle daño una y otra vez a hermana mayor, tanto que puede ser fatal. No quiero ver a hermana mayor sufrir este tipo de herida. Y así, hermana mayor necesita al menos aprender cómo tratar a amigos y enemigos con diferencia. Esta sentencia, puede sonar muy cruel para hermana mayor, pero creo que alrededor de hermana mayor, incluyendo a hermana mayor, debe haber algunos que han sufrido irreparable daño debido al corazón suave de hermana mayor.”

Las palabras de Yun Che hicieron que Lan Xueruo cayera en silencio. Y como él terminó de decir la última oración, todo el cuerpo de Lan Xueruo se agitó de repente comenzando a temblar continuamente por un largo tiempo: una expresión adolorida también había aparecido sobre su rostro.

Después de un largo tiempo, cuando ella abrió sus ojos, Yun Che ya se había alejado caminando con el apoyo de dos jóvenes hombres del resto del clan fénix. Su mirada se balanceó por un poco, y un débil susurro se filtró desde las esquinas de su boca: “Yun Che… Gracias…”

El incidente con los mercenarios había ligeramente herido la vitalidad de los miembros del clan fénix que quedaban. Pero afortunadamente, a pesar que ellos hizo los cuerpos de muchas personas débiles por un tiempo, y algunas incluso se enfermaron seriamente, la vida de nadie había sido puesta en peligro con Yun Che alrededor. Yun Che había pasado la Prueba del Fénix, adquirido la impresión del fénix, eliminado la crisis del clan del fénix y también mostrado tales habilidades médicas místicas para curar a muchas decenas de hombres del clan que estaban en inminente peligro. Esos pasados pocos días, todos en el clan del fénix casi trataron a Yun Che como si fuera un dios y le dieron el más extremo respeto y reverencia.

Y hoy, el águila gigante de nieve finalmente había despertado. Era ahora tiempo para que Yun Che y Lan Xueruo partieran.

Cuando se estaban despidiendo de Feng Baichuan, su rostro estaba lleno con reluctancia. Él preocupadamente dijo mientras observaba a Yun Che: “La razón de por qué nuestro clan había evitado el mundo por un largo tiempo y escondido en este lugar que está cortado del resto de mundo, es debido a que a pesar que tenemos la impresión del fénix, solo poseemos un poder extremadamente débil. Si todo nuestro clan no se hubiera escondido, esta impresión de fénix, la cual no puede ser escondida de otros, nos traería incontables problemas. Sin embargo, ni siquiera podemos manejar algún practicante profundo del Profundo Reino Naciente, y solo puede dejar que ellos tomen ventaja de nosotros. Afortunadamente, ustedes estuvieron aquí para este incidente o más nuestro decrépito clan ya habría sido acabado. A pesar que esta crisis se acabó, estoy extremadamente asustado; desde que nuestro clan es muy débil, no seremos capaces de prevenir que algo similar pase en el futuro, y si una persona de honor como tú no aparece la próxima vez… *Sigh*.”

Yun Che en cambio rió y dijo a Feng Baichuan: “Líder del Clan Feng, además de despedirme de tu, hay otra razón de por qué te busqué esta vez… Y esa es para ayudarte a remover la maldición en tu línea de sangre.”

Esta corta oración de Yun Che era como un trueno que sonó justo al costado de los oídos de Feng Baichuan. Su cuerpo tembló y los rasgos de todo su rostro se congelaron en el lugar. Siguiendo eso, su mirada tembló a medida que se apresuró al frente de Yun Che en un instante, fuertemente agarró ambos ambos de Yun Che con ambos de sus manos, y preguntó con temblorosa emoción: “¿Qué dijiste? Qué dijiste… Puedes… ¿Puedes repetir eso?”

La reacción de Feng Baichuan estaba completamente dentro de las expectativas de Yun Che. Él observó directamente a los ojos de Feng Baichuan, y respondió con sinceridad: “En realidad, la maldición en tu línea de sangre es muy fácil de remover; puede ser removida solo por quemarla con llama de fénix. Mi energía profunda estaba sobre-agotada ese día, así que no me atreví a usar mi energía profunda imprudentemente. Solo estoy informándole sobre esto ahora debido a que acabo de hacer una recuperación completa hoy.”

Mientras hablaba, Yun Che de repente levantó su mano y presionó la impresión de fénix roja oscura sobre la frente de Feng Baichuan con el dedo índice de su mano derecha. Un pequeño punto de llama de fénix rápidamente se encendió sobre la punta de su dedo, y luego instantáneamente se apresuró hacia la impresión de fénix de Feng Baichuan.

El rostro de Feng Baichuan reveló un rastro de dolor, pero eso solo apareció por ese instante. Subsecuentemente se tornó más y más animada, hasta volverse de un color escarlata que estaba completamente devota de tenebrosidad.

Yun Che retrocedió su dedo, a medida que observó a Feng Baichuan con una ligera sonrisa. Feng Baichuan luego estiró su mano temblorosa para acariciar la impresión de fénix sobre su frente que se había vuelto caliente. Él estaba tan emocionado y tan conmovida que no sabía qué hacer. Él habló en una voz llorosa: “La maldición… Ha desaparecido… Realmente ha desaparecido…

”Yun Che sonrió y dijo: “Después de esos pasados días de cuidados, el cuerpo de todo el mundo debe también haberse recuperado más o menos. Tomemos esta oportunidad y reunamos a todos en un lugar; erradicaré la impresión maldita sobre todos desde su raíz.”

“Okay… ¡Okay!” Feng Baichuan asintió su cabeza a medida que sus ojos se llenaron con lágrimas. A medida que él observó a Yun Che, la gratitud en su corazón era tan fuerte que no podía ser descrita con algún lenguaje. ¡Yun Che había aniquilado al Grupo Mercenario Demonio Negro, salvado sus vidas, y removido la maldición en su línea de sangre; esencialmente salvando a cientos de los hombres del clan de sus futuras generaciones! Con el poder de protegerse a sí mismos, después de la siguiente generación, ellos ya no tendrían que esconderse furtivamente en esta desolada cordillera.

ATG Capitulo 118 Loto Demoníaco de la Estrella Abrasadora
ATG Capitulo 120 Rumbo a la Ciudad Imperial Viento Azul