ATG Capitulo 114 Al Final del Ingenio

Capitulo 114 : Al Final del Ingenio

“¿Que estás tratando de hacer?”

De repente, Jazmín sintió la energía profunda en el cuerpo de Yun Che comenzar a circular anormalmente, y de inmediato se alertó. Ella le preguntó solemnemente: “¿Estás tratando de comprender por la fuerza las etapas quinta y sexta de este [ Oda mundial del Fénix]? ¡Te has vuelto loco!”

“La oportunidad de una vida ha sido puesta justo en frente de mí. ¡Si no lo intento, lo lamentaré para siempre!” Yun Che respondió con sus ojos cerrados. Su conciencia estaba completamente sumergida en la impresión de alma dentro la roca de jade. Este [Oda mundial del Fénix] fue grabado usando una impresión de alma, de modo que uno debe usar el poder del alma para leerlo. Si uno lograba comprenderlo exitosamente, entonces ello sería genuinamente grabado dentro de la propia alma de uno. Y si uno era incapaz de comprenderlo, después de salir del terreno de prueba, las palabras, imágenes y los métodos para circular la energía profunda que fueron registrados en la piedra de jade serían completamente borrados de su memoria. Por lo tanto, para Yun Che, quien sólo tenía un mes de comprender la porción restante de este fragmento, era básicamente imposible para él cometer las etapas quinta y sexta en la memoria como una solución temporal y luego encontrar las primeras cuatro etapas para comprenderlas en el futuro.

“Sin las primeras cuatro etapas, ¿cómo vas a comprender las etapas quinta y sexta? ¿Estás tratando de ir directo a la fruta cuando ni siquiera tienes las raíces? Si intentas esforzarte a ti mismo para ir en el camino opuesto, el resultado más probable será la distorsión de tus venas profundas, arruinando tus canales, e incluso las entradas profundas que habías abierto totalmente se cerrarían una tras otra.”

“¡Dado que no tengo la fundación de las primeras cuatro etapas, construiré mi propia fundación!” Yun Che contestó serenamente.

“¿Construir tu propia fundación? ¿Sabes cuántas decenas de miles de años, el Clan Fénix Primordial pasó para finalmente obtener este [Oda Mundial del Fénix]? ¿Y te das cuenta de cuántas revisiones, cambios y evoluciones experimentó después de su creación? Sólo tienes un mes a lo mucho, y aún, ¿tú todavía quieres construir tu propia fundación para comprender las etapas quinta y sexta?” Jazmín sacudió su cabeza, “¡incluso si realmente eres un genio incomparable, aún sería imposible hacerlo!”

“¡Al menos déjame intentarlo!” Yun Che respondió obstinadamente en una voz baja. Luego, él cortó todas las otras partes de su conciencia, y se sumergió completamente dentro de la impresión de alma del [ Oda mundial del Fénix]…

Sin embargo, en este momento, ni Yun Che ni Jazmín se dieron cuenta que debajo de las ropas exteriores de Yun Che, un resplandor excéntrico de repente brilló desde el colgante que había llevado puesto desde su nacimiento… El cual se apagó en un instante.

Fuera de la formación de sello, Lan Xueruo esperaba ansiosamente. Una hora pasó… Dos horas pasaron… Doce horas pasaron… Un día y noche pasaron… Su expresión hace mucho que se había oscurecido. El interior del corazón de Feng Baichuan estaba completamente silencioso también.

“¿La gente realmente muere en este entrenamiento?” Mirando a Feng Baichuan quien había caminado por allí de nuevo, Lan Xueruo giró al lado y preguntó con los ojos sin vida. Ella ya había preguntado esta misma pregunta más de una docena de veces.

Feng Baichuan suspiró profundamente en su corazón y sólo podía intentar su mejor esfuerzo para consolarla: “Algunos de los miembros del clan de hecho han muerto en esta prueba. Pero… No debemos ser tan pesimistas; no se puede decir con seguridad, pero quizás pequeño hermano Yun pasó el entrenamiento. Nuestros ancestros que pasaron esta prueba, se habían quedado dentro por más de una docena de días antes de salir. Así que… Vamos a esperar un poco más. Tal vez él saldrá en cualquier momento.”

Mientras decía esto, Feng Baichuan, quien había experimentado la prueba del Fénix a primera mano, comprendía claramente que era imposible pasar las pruebas con sólo un poder del primer nivel del Profundo Reino Naciente. Ya que Yun Che no había salido todavía, el único resultado posible era que él ya había muerto en los terrenos de prueba. Sin embargo, en este momento, él sólo podía usar estas palabras para consolar a Lan Xueruo, y dejarla aferrarse a los rastros de la esperanza.

“Líder de Clan Feng, ¿tiene alguna forma de dejarme entrar?”

Feng Baichuan sacudió su cabeza: “Solamente una persona puede entrar en el terreno de prueba cada mes, no tengo ninguna forma de dejarte entrar.”

Lan Xueruo mordió su labio y no dijo otra palabra conforme en silencio se quedó en frente de la entrada de la prueba, inexpresiva mirando adelante; su corazón frenéticamente suspiraba por la aparición de esa cifra… Ella no sabía qué estaba pasando con ella, para en realidad estar secretamente ansiosa y preocupada a este punto. Cada vez que pensaba sobre la posibilidad de él muriendo en los terrenos de prueba, su corazón experimentaría un dolor desgarrador.

La barricada afuera hecha por el Grupo Mercenario Demonio Negro, el Talismán de Transmisión de Sonido de Mil Metros consumida, el Águila de Nieve Gigante todavía en reposo… Ninguno de estos problemas le causaba estar en una pérdida. Sin embargo, cuando Yun Che no había salido por todo un día, ella estaba en un frenesí, y era incapaz de calmarse en absoluto.

Dos días pasaron… Tres días pasaron… Diez días pasaron… Quince días pasaron… Yun Che aún no había aparecido.

De modo que Lan Xueruo fue incapaz de aferrarse a más engaños, y no tuvo más opción que aceptar dolorosamente el hecho de que Yun Che ya había muerto en el terreno de prueba y nunca saldría.

Ella había estado viviendo en la oscuridad estos últimos días, y el dolor punzante en su corazón no se detendría, día o noche. Originalmente, ella creía que la razón para su dolor era la pérdida de una ‘esperanza’ que finalmente había encontrado, pero fue incapaz de suprimir este tipo de dolor no importa qué, y su corazón se apretaba cada vez que recordaba el rostro de Yun Che. Ella gradualmente se volvió perpleja, porque podía sentir que este tipo de sufrimiento desde hace mucho había superado la categoría de sentir compasión. Pero ella no tenía idea de cual parte había excedido, porque este tipo de sentimiento era muy escurridizo, y sumamente ajeno.

“Maldición. ¡Ya ha pasado medio mes y ellos todavía no han salido! ¡La comida claramente fue preparada dentro de esta cueva!”

“¡De qué estás preocupado! No importa cuánta comida y agua tengan, habrá un momento cuando sus recursos se terminen. Hmph, vamos a ver cuánto más pueden aguantar.”

El Grupo Mercenario Demonio Negro aún no se había marchado, debido a que a este punto, ellos estaban seguros que allí debe haber un gran tesoro oculto dentro. Ellos estacionaron dos escuadrones de personas para vigilar en turnos diario, y nunca dejaron la cueva sin vigilancia ni siquiera por un momento.

Bajo la distribución frugal de Feng Baichuan, sólo un tercio de las raciones y agua que Yun Che inicialmente había dejado quedaba después de medio mes. Él fruncía su frente cada día a medida que vigorosamente pensaba en formas de escapar. Sin embargo, al frente del absoluto poder presionando desde afuera, él estaba en el fin de su ingenio e incluso si fuera a pensar hasta que su cerebro se apagara, todos ellos lo único que podían hacer era aferrarse dolorosamente.

Veinte días pasaron… Veinticinco días pasaron… Pasó un mes.

Bajo la protección de la formación de sello, el desconsolado clan Fénix finalmente había alcanzado el final de la línea después de resistir con dificultad por todo un mes.

El anillo espacial que Yun Che le entregó a Feng Baichuan había sido completamente vaciado dos días antes, y ni un solo grano de comida o gota de agua quedaba. Un adulto tenía un bajo nivel de energía profunda, lo cual le permitía durar un poco más, mientras que las personas de edad avanzada y niños colapsaban uno tras otro desde el horror de su hambre inquebrantable. Una vez que perdían la conciencia, era imposible despertarlos.

Los ojos de Feng Baichuan estaban profundamente hundidos y se sentó en una esquina fría de la cueva conforme se asfixiaba en el profundo abismo de impotencia y desesperación. En este punto, él ya no tenía idea de lo que debe hacer después… Si fueran a seguir quedándose aquí, todo su clan se moriría de hambre hasta la muerte; mientras que si salen, los viciosos y crueles bandidos los matarían a todos… Tal vez ellos incluso podrían destrozarlos y torturarlos en cada manera posible porque no entregaron el tan llamado tesoro, lo cual sería una muerte incluso más miserable.

“Todos ustedes dentro, escuchan cuidadosamente. Solo necesitan salir obedientemente, luego entreguen el tesoro y a esa mujer, y podemos asegurarles que no tocaremos a ninguno de ustedes. Además, no entraremos en esta área una segunda vez.”

“Ellos realmente son un puñado de sujetos estúpidos. ¿Qué esperan lograr por ocultarse así? Incluso si no te preocupas por tu vida, ¿no te preocupas por las vidas de tu familia y niños? Ustedes morirán tarde o temprano quedándose dentro. Salgan y entréguense obedientemente, y, después de que satisfagan nuestras condiciones, prometemos que ni uno solo de ustedes morirá. ¡Incluso le dejaremos tener una buena comida primero!”

Al borde de la desesperación, los gritos del Grupo Mercenario Demonio Negro se volvían más y más difíciles de resistir en los oídos de todos. En este momento, un anciano de edad avanzada se tambaleó  y dijo: “Líder del Clan, lo que dicen también es cierto; tarde o temprano todos moriremos de hambre aquí. En este punto, simplemente no hay significado en ocultarse más. Mejor salimos y nos entregamos; tal vez ellos harán como dicen y no nos lastimarían.”

“¡Fuera de  cuestión!” Feng Baichuan en realidad sacudió su cabeza y débilmente respondió: “Debes haberlo sentido anteriormente también, todos ellos llevaban diferentes grados de hostilidad hacia nosotros en sus cuerpos. Esta es una banda de viciosos y crueles bandidos que no tienen respeto por las vidas humanas. Si salimos, sólo moriremos más miserablemente e incluso sufriremos de humillación. Vamos a quedarnos por un tiempo más… La Señorita Xueruo dijo que su bestia espiritual contratada está a punto de despertar; cuando ese momento llegue, tendremos alguna esperanza de ser salvados. Incluso si todos acabamos muriendo… ¡Preferiría morir de hambre que ser humillado hasta la muerte!”

“¡¡¡Zu’er~~ Xian’er!!!”

Justo cuando Feng Baichuan terminó de hablar, el desgarrador grito de Feng Caiyun sonó. Feng Baichuan de pronto se levantó y saltó al frente de su esposa, Feng Caiyun… Feng Zu’er y Feng Xian’er habían perdido la conciencia en el pecho de Feng Caiyun. Sus rostros estaban pálidos con un tono amarillo, y no importaba cómo Feng Caiyun gritó, ellos no respondieron nada en absoluto.

“Zu’er, Xian’er…” La sangre brotó desde la punta de los dedos de Feng Baichuan, y sus ojos se llenaron con lágrimas. Él luego levantó su mano para golpear enérgicamente su cabeza y casi se desmayó de la desesperación.

Lan Xueruo, quien había estado acurrucada en la esquina todo el tiempo, lentamente se puso de pie. Tal vez estaba demasiado exhausta, pues el Águila de Nieve gigante todavía no había despertado después de que un mes había pasado. En este momento, ella sabía que si ellos no pueden idear otro plan, no serían capaces de resistir ni siquiera un día más.

“¿Lider del clan Feng, puedo molestarlo para abrir temporalmente la formación de sello exterior? Iré afuera y conseguiré algo de comida.”

Escuchando las palabras de Lan Xueruo, Feng Baichuan quedó aturdido antes de sacudir rápidamente su cabeza: “¡No! Es demasiado peligroso; con tanta gente afuera, ¿cómo vas a ir a arrebatar la comida justo debajo de sus narices?”

Lan Xueruo respondió con una mirada decidida: “Después de todo, tengo la fuerza profunda del Profundo Reino Verdad. Mientras que los líderes en el Profundo Reino Verdad no estén presentes, es improbable que sea peligroso para mí. Ahora mismo, todos estos niños ya son incapaces de resistir. Si aun así no voy y obtengo algo de comida, ellos podrían…”

Los labios de Feng Baichuan temblaban. Mirando a Feng Zu’er y Feng Xian’er quienes habían perdido la conciencia, él finalmente asintió con su cabeza y dijo amargamente: “Señorita Lan, entonces debes ser cuidadosa… Todos nosotros los grandes hombres aquí estamos impotentes, pero, solo podemos molestar a una chica como tú para que arriesgue su vida por nosotros.

Realmente es…”

“No necesita ponerlo de esa manera, Líder del Clan Feng. Creo que si Líder del Clan Feng tuviera el poder suficiente, usted sin duda sería el primero en ir afuera… Desactive de inmediato el sello de formación, luego inmediatamente actívelo de nuevo después de que haya salido. Una vez que consiga la comida, le avisaré a través de voz para desactivar la formación de sello de nuevo.”

A pesar de que su plan estaba acompañado por un riesgo extremadamente alto, parecía ser la única solución temporal plausible para aliviarlos de su crisis actual. Feng Baichuan de pie en la entrada de la cueva, abrió un poco su boca, chorreó su sangre en el sello y dijo con preocupación: “Debes ser cuidadosa.”

Dentro de la voz de Feng Baichuan, la formación de sello escarlata destelló antes de desaparecer lentamente. Con su larga espada en la mano, el cuerpo de Lan Xueruo de golpe se disparó volando hacia el exterior a medida que dejaba atrás un destello de fantasma blanco.

Bookmark(0)
ATG Capitulo 113 Oda Mundial del Fénix - Fragmentos (8)
ATG Capitulo 115 Lo Siento, Llegué Tarde