AWE Capítulo 6: Intoxicado de energía espiritual

AWE Capítulo 6: Intoxicado de energía espiritual
(tambien podría ser borracho o ebrio de energía espiritual pero me parecio mejor intoxicado)

El sonido
de los gritos de Bai Xiaochun onduló por el aire debajo del tercer pico,
captando la atención asombrada de numerosos sirvientes. Todos
ellos podían ver claramente a Bai Xiaochun, con el wok negro en la
espalda, vistiendo varias capas de ropa, corriendo a velocidad
vertiginosa por el distrito de los sirvientes. Parecía una bola redonda y gorda.

Desde
la distancia, era difícil distinguir realmente a Bai Xiaochun, pero
definitivamente verías el wok negro, que lo hacía parecer casi un
escarabajo mientras volaba.

Luego estaban los ocho cuchillos de carne que colgaban de su cinturón, que chocaron y tintinearon mientras huía.

“¡Asesinato!” Gritó mientras corría, ganando velocidad. “¡Alguien me salve! No quiero morir … “

Xu Baocai tenía la cola caliente, la cara cenicienta, los ojos brillando ferozmente y el corazón lleno de ansiedad y rabia.






Perseguir a
Bai Xiaochun de esta manera atraía bastante la atención de los sirvientes,
y a Xu Baocai le preocupaba que la guardia de honor lo notara. El nerviosismo en su corazón continuó creciendo.

“¡Deja de chillar, maldición!”, Gritó Xu Baocai. “¡Tranquilízate! ¿Por qué estás gritando? ¡Cállate!
“Apretando los dientes, realizó un gesto de encantamiento a dos manos,
causando que la espada de madera parpadeara con luz y luego disparara
hacia el Bai Xiaochun que huía.

Sonó un ruido metálico cuando la espada de madera se estrelló contra el wok negro de Bai Xiaochun. Cuando el ruido se hizo eco, Bai Xiaochun continuó corriendo como si nada hubiera pasado.

Xu Baocai rechinó los dientes. El gran wok en la espalda de Bai Xiaochun cubría casi la mitad de su cuerpo, por lo que era muy difícil golpearlo. Sin embargo, sintiendo que no tenía otra opción, Xu Baocai continuó persiguiéndolo.

Y así corrieron por el distrito de los sirvientes, Bai Xiaochun liderando el camino, Xu Baocai corriendo detrás de él.








“¡Este
tipo es bastante rápido, incluso con ese wok en la espalda!”, Pensó Xu
Baocai, jadeando y resoplando mientras se quedaba atrás en la
persecución.
Su base de cultivo estaba en el segundo nivel de Condensación de Qi, y corría tan fuerte como podía. Sin embargo, Bai Xiaochun corría con la pasión de un conejo cuya cola había sido pisoteada. No importaba lo que hiciera Xu Baocai, no podía alcanzarlo.


Más espeluznante era que empezaba a cansarse y, sin embargo, ni siquiera había puesto un dedo sobre su oponente. Por el contrario, Bai Xiaochun no parecía estar un poco cansado y gritaba como un cerdo en el matadero.


Pronto, Bai Xiaochun divisó el pequeño sendero que conducía a los Hornos, y sus ojos brillaban de emoción. De repente sintió como si llegara a casa, y la sensación fue tan conmovedora que casi lloró.


“Hermano mayor, ¡sálvame!”, Exclamó. “¡Está
intentando asesinarme!” Un rastro de polvo se elevó en el aire detrás
de él mientras corría hacia los Hornos a una velocidad vertiginosa. Gran Gordo 
Zhang y los demás escucharon sus gritos y se apresuraron a salir, expresiones de asombro en sus caras.







“Hermano mayor, sálvame! ¡Xu Baocai está tratando de matarme! ¡Mi pobre pequeña vida está en peligro! “Bai Xiaochun rápidamente se apresuró detrás de Gran Gordo Zhang.

Los ojos de Gran Gordo Zhang brillaron con una luz feroz mientras miraba a su alrededor vigilante, pero no vio a nadie.

“¿Xu Baocai?”, Preguntó. Fue en este punto que Xu Baocai finalmente apareció, jadeando y resoplando mientras corría por el camino hacia los Hornos.

Cuando Bai Xiaochun se dio cuenta de lo lejos que estaba Xu Baocai, una expresión burlona apareció en su rostro.

“Eee? ¿Por qué está corriendo tan lento?”

Gran Gordo Zhang miró a Bai Xiaochun, y luego de vuelta al jadeante Xu Baocai. El movimiento hizo que la grasa de su rostro se estremeciera un poco.








Xu Baocai
había hecho un gran esfuerzo en la persecución, por lo que cuando se
acercaba a los Hornos y luego escuchó lo que dijo Bai Xiaochun, estaba
tan furioso que sintió que estaba a punto de explotar. Con un rugido, agitó su mano derecha y lanzó su espada de madera hacia un árbol cercano.

Se oyó un golpe y el árbol se estremeció cuando la espada lo atravesó, dejando atrás un enorme agujero.

“Bai
Xiaochun”, gritó, “¡nuestras diferencias son irreconciliables!” Sus
ojos estaban completamente inyectados de sangre mientras miraba a Bai
Xiaochun, y luego al enorme Gran Gordo Zhang. Finalmente, se volvió enojado y comenzó a caminar de nuevo por el camino.

El corazón de Bai Xiaochun latía con fuerza mientras miraba el agujero en el árbol. Luego miró hacia atrás al furioso Xu Baocai, y tragó saliva cuando una sensación de inquietud se elevó en su corazón.

Gran Gordo Zhang miró la figura en retirada de Xu Baocai, y sus ojos parpadearon con un brillo siniestro. Luego le dio unas palmaditas a Bai Xiaochun en el hombro.








“No te preocupes, noveno hermano menor. Xu
Baocai podría tener buenas conexiones en la secta, pero si se atreve a
mostrar su rostro aquí otra vez, ¡el Hermano Mayor le cortará una de sus
piernas! “Casi tan pronto como las palabras salieron de su boca, su
tono cambió.
“Aunque, probablemente sería mejor si no abandonaras los Hornos, Noveno hermano menor. Te ves un poco delgado, creo que deberías engordar un poco. Después de todo, el anciano Zhou está celebrando su cumpleaños de la década en unos días “.


Bai Xiaochun asintió distraídamente mientras miraba el agujero que la espada de madera de Xu Baocai había dejado en el árbol.


Luego siguió a sus Hermanos mayores de vuelta a los Hornos. Más tarde, se sentó en su habitación, meditando y sintiéndose más incómodo que nunca. El hecho de que su oponente pudiera enviar una espada de madera a
través de un árbol significaba que si lo hubiera golpeado,
definitivamente sería un cadáver ahora.


“Esto no va a funcionar, a menos que planee permanecer dentro de los Hornos por el resto de mi vida. ¿Qué
pasa si me atrapa la próxima vez que salgo …? “Bai Xiaochun
simplemente no podía dejar de pensar en la mirada venenosa que Xu Baocai
le había lanzado antes de irse.









“Vine
aquí para vivir para siempre, no para morir …”. La sensación de
inseguridad y ansiedad hizo que los ojos de Bai Xiaochun se volvieran
lentamente inyectados de sangre.
Después de un largo momento, apretó los dientes.


“¡Sin rodeos! ¡Voy a hacerlo! ¡Voy a ir a por todas! ¡Voy a ir tan lejos que me aterrorizaré a mi mismo, y ni hablar de a todos los demás! “Sus ojos estaban completamente inyectados en sangre. En
lugar de decir que Bai Xiaochun era el tipo de persona que tenía miedo a
morir, sería más exacto decir que simplemente era inseguro.
La odisea por la que acababa de pasar solo había servido para alimentar su determinación.


“¡Voy a practicar la cultivación! ¡Voy a ser más fuerte! “El aliento de Bai Xiaochun llegó con jadeos raídos mientras tomaba su decisión. Sacó el pergamino de bambú Arte de Control del Caldero de Qi Violeta, lo abrió
hasta la segunda ilustración y luego comenzó a practicar la cultivación.


Tenía miedo de morir, pero también era cruelmente persistente. Si
no fuera así, nunca habría podido encender ese palo de incienso trece
veces a lo largo de los años, a pesar de la amenaza del rayo.









Sonriendo con una determinación cruel, asumió la postura en la segunda ilustración, manteniendo tenazmente la pose. Antes, solo había podido durar unas diez respiraciones, pero esta vez, en realidad, duró quince.

Terminó atormentado por el dolor, la frente goteando con grandes gotas de sudor. Sin embargo, el brillo despiadado en sus ojos no se desvaneció. Pronto, pudo durar veinte respiraciones, luego treinta. La pequeña corriente que era el recipiente de Qi en su cuerpo ahora estaba diez por ciento completa. Jadeando por la respiración, con la vista oscureciéndose, finalmente
descansó por un momento, luego comenzó a cultivar nuevamente.


La noche pasó relativamente sin incidentes. Pronto fue el día siguiente. Y el día después de eso. Y un día más … Finalmente pasaron quince días. Además de comer y visitar el baño, Bai Xiaochun nunca salió de su habitación. Para alguien que acababa de comenzar la práctica de la cultivación, esa tediosidad solía ser difícil de soportar. Sin embargo, Bai Xiaochun ni siquiera estuvo cerca de darse por vencido.









Gran Gordo Zhang y los demás se sorprendieron por su implacable práctica de cultivación. Debe decirse que cultivar el arte de control del caldero de Qi violeta no fue una tarea fácil. En principio, era relativamente simple. Sin
embargo, las posturas que tuvieron que mantenerse para alcanzar los
diversos niveles condujeron a un dolor inimaginable, y por lo tanto
requirieron una perseverancia increíble.
En términos normales, los sirvientes de la secta se rendirían después de solo unos pocos días de tratar de cultivarlo.


Por lo tanto, cuando Gran Gordo Zhang y los demás vieron a Bai Xiaochun
continuar cultivándolo durante más de medio mes, sintieron que estaban
observando a una persona completamente diferente a la que habían
conocido hace unos meses.


Su ropa se arrugó, su cabello se despeinó, sus ojos estaban completamente inyectados en sangre. Parecía completamente desaliñado, y al mismo tiempo, completamente concentrado. 
Independientemente del dolor que sentía, nunca se dio por vencido.

Otra cosa que sucedió fue que comenzó a perder parte de la grasa que había acumulado. Al mismo tiempo, la presión espiritual que irradiaba aumentó en más del cincuenta por ciento. Ahora estaba muy cerca del gran círculo del primer nivel de Condensación de Qi.
(gran circulo quiere decir el pico de ese nivel)




Aparentemente, todos los materiales preciosos que había comido se habían acumulado en su grasa. Al
practicar la cultivación en la forma en que él lo hizo, estaba obligando a
esos elementos a materializarse como parte de su base de cultivo.
También terminó haciendo que su cuerpo sea más duro que la persona promedio.


“Noveno hermano menor, ¿por qué no te tomas un descanso? Has
estado practicando la cultivación sin parar durante más de medio mes.
“Gran Gordo  Zhang y los demás trataron de persuadirlo para que se
detuviera.
Sin embargo, cuando los miró, vieron un brillo de determinación en sus ojos que los dejó conmocionados.


El tiempo pasó. Pronto, Bai Xiaochun había practicado la cultivación como loco por un mes completo. Gran Gordo Zhang y los demás se sorprendieron. De hecho, Gran Gordo Zhang incluso dijo: “¡Él no se está cultivando, se está matando!”


En
este momento de su cultivación, Bai Xiaochun podría sostener la pose en
la segunda ilustración por más de 100 respiraciones de tiempo.
Pronto, llegó a 150 respiraciones de tiempo. La energía espiritual dentro de él ya no era una pequeña corriente. Era mucho, mucho más grande que eso.









Otro mes pasó. Gran Gordo Zhang y los demás temblaban de miedo, preocupados porque Bai
Xiaochun realmente se estaba matando de trabajar demasiado duro. Incluso
mientras elaboraban un plan para deshacerse de Xu Baocai, se escuchó un
gran estruendo proveniente de la choza de Bai Xiaochun.

A
medida que el sonido hizo eco, la presión del segundo nivel de
condensación de Qi brotó de la choza, extendiéndose por docenas de
metros en todas las direcciones. Tan pronto como Gran Gordo Zhang y los demás lo sintieron, levantaron la vista con expresiones de sorpresa.

“¡Pequeño Hermano menor ha roto!”

“¡El segundo nivel de condensación de Qi! ¡Ni
siquiera ha participado del arreglo de bocadillos de los Hornos durante
más de medio año, y ya ha alcanzado el segundo nivel de Condensación de
Qi! ¡Eso es bastante raro! “








“Me llevó
todo un año alcanzar el segundo nivel de condensación de Qi …”.
Incluso mientras estaban haciendo exclamaciones de sorpresa, se escuchó
un ruido al abrirse la puerta de Bai Xiaochun, y él estalló, luciendo
exhausto y despeinado. Sin embargo, sus ojos brillaban intensamente.

Gran Gordo Zhang y los demás estaban a punto de apresurarse para
felicitarlos cuando Bai Xiaochun brilló en el aire y aterrizó ágilmente
en la cerca de bambú que rodeaba a los Hornos. Se llevó las manos a la espalda e inclinó la cabeza con orgullo, mirando a lo lejos con un brillo profundo en los ojos. Parecía un héroe orgulloso y solitario.

Gran Gordo Zhang y los demás intercambiaron miradas de consternación.

“¿Para qué está parado allí? Se ve tan raro … “








“¿El pequeño hermano menor … fue poseído o algo así?”

Casi tan pronto como miraron a Bai Xiaochun y su extraña apariencia, escucharon su voz haciendo eco, sonando orgullosa y sabia.


“Xu
Baocai es un Elegido consumado entre los sirvientes de la Secta de la Corriente Espiritual, indescriptiblemente vicioso y famoso a lo
largo y ancho.
Su base de cultivo está incluso en el aterrador segundo nivel de Condensación de Qi. Sin embargo, mi base de cultivo también está en el segundo nivel de Condensación de Qi. Una pelea entre nosotros será pareja. Es probable que se debata una pelea en todas las tierras, una batalla que sacudirá a toda la secta. Sin
embargo, debe combatirse, no importa la cantidad de sangre y entrañas derramadas, sin importar cuántos huesos estén destrozados y tendones …
espere un segundo.
No, esta batalla es demasiado, demasiado importante. ¡Tengo que seguir practicando la cultivación!”


Después
de haber terminado de hablar, Bai Xiaochun miró alrededor por un
momento, luego sacudió su manga y regresó a su habitación.
La puerta se cerró de golpe detrás de él cuando comenzó otra sesión de meditación aislada. Gran Gordo Zhang y los demás tragaron con dificultad e intercambiaron miradas. Finalmente, Tercer Gordo Hei dijo: “¿No me digas que le dimos a Hermano menor algo de comida en mal estado?”


Segundo Gordo Huang se estremeció y respondió: “¡Oh, no! ¡Esto es malo! ¡Hermano menor está intoxicado de energía espiritual! Se ha vuelto loco por el cultivo … ¡No debemos provocarlo ahora!”

AWE Capítulo 5: ¿Qué pasa si pierdo mi pobre pequeña vida?
AWE Capítulo 7: Vinculado al Wok de Tortuga